sHOOTORI

El futuro del Rico Pérez, en manos de la Generalitat

Tres empresas pugnan por la transformación del estadio en un espacio multiusos: 'El Arena Alicante'

Alejandro Hernández
ALEJANDRO HERNÁNDEZ Alicante

A la Generalitat se le acumulan las labores en Alicante. El Instituto Valenciano de Finanzas, propietario del estadio, ha licitado un contrato para precisar la magnitud urbanística y el modelo de negocio del proyecto que anhela transformar el Rico Pérez en el 'Arena Alicante', un espacio multiusos para albergar nuevos servicios inmobiliarios, culturales o comerciales.

Por este proyecto compiten tres empresas: Lidera Sport Consulting, de Almería; Eguesan Energ, domiciliada en Las Palmas y la UTE alicantina formada por Arram Consultores y UTE Subarquitectura. Esta última ya se impuso en 2007, junto a Estudio Lamela, en el concurso de ideas de remodelación del estadio convocado por el Hércules. Las tres compañías han publicado una memoria de cómo intregararían el recinto deportivo a la trama urbana.

Desde la Generalitat, a través del director general del IVF, Manuel Illueca, aclaran que el objetivo es transformar el inmueble en un espacio multiusos para que puedan disfrutar todos los alicantinos y a la vez solucionar las carencias en materia de mantenimiento y conservación que sufren estas instalaciones «actualmente infrautilizadas».

Este dossier debe contemplar un análisis urbanístico del inmueble y las zonas contiguas, así como un proyecto de viabilidad económica y el nuevo modelo de negocio propuesto para este espacio.

El pliego de condiciones para las empresas

  1. 1

    Presentar un estudio urbanístico del área en la que se encuentra ubicado el estadio, que incluya sus posibilidades urbanísticas, en atención a las ordenanzas municipales, teniendo en cuenta las necesidades y zonas limítrofes, y la rentabilidad que se podría obtener incorporando los espacios colindantes al proyecto de remodelación del estadio.

  2. 2

    Realizar un análisis arquitectónico y urbanístico, incluyendo una recreación de cómo quedaría el estadio para abrirlo a los nuevos usos.

  3. 3

    Redactar un estudio de viabilidad económica y modelo de negocio del recinto deportivo, en el que se analice su adecuación arquitectónica o transformación en un espacio multiusos donde desarrollar nuevos servicios inmobiliarios, culturales o comerciales.

  4. 4

    Elaborar el material gráfico y audiovisual que muestre el futuro encaje del estadio con el aprovechamiento urbanístico de la zona.

  5. 5

    Concretar el reparto de uso y los metros cuadrados del estadio entre la Generalitat y el club.

  6. 6

    Conocer, tras realizar una comparación con otros estadios municipales, el espacio que en su caso pudiere necesitar el Hércules para sus labores administrativas, venta de merchandising, taquillas o utillaje en su calidad de club decano de la ciudad de Alicante, para compartir el uso del recinto deportivo.

  7. 7

    Contemplar la posibilidad de que la Generalitat o, en su caso, un hipotético promotor de naturaleza privada pueda desarrollar en el estadio otro tipo de actividades, deportivas y culturales.

  8. 8

    Concretar detalles más técnicos como la redacción de la documentación necesaria para sacar a licitación el posterior contrato para la adecuación de las instalaciones, en función de los análisis urbanísticos, económicos y jurídicos llevados a cabo anteriormente; incluyendo el cálculo del presupuesto base de licitación, la redacción de prescripciones técnicas y el establecimiento de los criterios de valoración.

La licitación, publicada el pasado 18 de octubre, cuenta con un presupuesto base de 85.102,49 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 80 días hábiles no prorrogables y a contar desde el día siguiente a la formalización del contrato. Su finalidad es la consecución de un informe a partir del cual se comenzará un nuevo proyecto de espacio multiusos en estas instalaciones.

Illueca destaca la importancia de contemplar la forma de compatibilizar los nuevos usos culturales y de ocio en este espacio con el uso como estadio deportivo para el Hércules, «porque queremos que el equipo siga jugando en este campo y esto tiene que ser compatible con el resto de usos», sentencia el director general del IVF. Además, certifica que es fundamental que el Rico Pérez tenga usos, que un estadio de fútbol parado 15 días «no nos renta a ninguno».

El objetivo de la Generalitat es esclarecer la utilización que podría explotar la empresa encargada de transformar el estadio en el «Arena Alicante», para rebajar el coste para las arcas públicas.