Borrar
Un transeúnte paseando por los aledaños del Rico Pérez ante sábanas y un colchón T.A
Hércules CF | El Rico Pérez de Alicante, que pertenece al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), se ha convertido en un refugio para personas sin hogar

El Rico Pérez, de estadio mundialista a tercermundista

El campo del Hércules, que pertenece al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), se ha convertido en un refugio para personas sin hogar

Martes, 22 de noviembre 2022, 07:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En el año del centenario del Hércules de Alicante C.F quizá habría que replantearse cambiar el nombre del estadio José Rico Pérez , porque de 'rico' tiene poco, más bien pobre.

El campo, con 48 años de historia, vive en un síndrome de Diógenes constante; entre semana hay gente sin hogar que se refugia en los aledaños, las pintadas llevan años sin quitarse, los asientos necesitan una limpieza y los aseos son la casa de la infección. La deriva del estadio va de la mano de lo deportivo. Ya no hay nadie que tema su coraje y cualquiera le resiste.  

La dejación genera una herida que no se ve, pero que late a diario. El abandono no solo se produce por una ausencia física, el más común es aquel en el que desaparece la autenticidad emocional, donde aparece el desinterés y la apatía. Es lo que está pasando en Alicante con su equipo.

El recinto que acoge a los aficionados herculanos cada dos semanas y que ha disfrutado de jugadores históricos a lo largo de los años (Maradona, Cristiano Ronaldo, Kempes, Iniesta, Messi...) se encuentra en un estado de abandono, en ruinas. Cómo es lógico, esta vez no será sede de la candidatura ibérica de España y Portugal del Mundial 2030, como sí que lo fue en el 82, cuando fue uno de los 17 elegidos. 

La puerta 24 de acceso al Rico Pérez Mercedes martínez

40 años después del torneo del famoso 'Naranjito', el feudo herculano lo visitan equipos humildes como: el Terrasa, el Formentera, el C.D Ebro o los filiales del Zaragoza, Espanyol y Valencia. De vez en cuando aparece la selección española para vestir de gala y dar notoriedad al estadio, en concreto, nueve veces; cinco amistosos y cuatro partidos oficiales.

El Rico Pérez es un estadio de primera división. Con un aforo de 29.500 espectadores es más grande que diez campos de la LaLiga, pero ya ni luce ni ruge como antaño. El recinto deportivo solo se adecenta cuando llega algo especial, como por ejemplo el partido del centenario que enfrentó el pasado 19 de octubre a leyendas del club alicantino y de la selección española.

Los aficionados están cansados de que un club con la historia del Hercules esté tan abandonado por parte de la gerencia y las instituciones. Jorge González, seguidor del equipo alicantino, cree que la situación es el espejo de la gestión actual y lamenta que una ciudad como Alicante permita esto. «La política valenciana debería actuar ya y solucionarlo de inmediato», sentencia.

Carlos Hernández, seguidor y padre de dos herculanos se define como un «sufridor» y comenta que le sabe mal por la gente sin hogar, «pero hay sitios en la ciudad donde les pueden ayudar mejor». Admite que impresiona y entristece ver los colchones en las puertas de acceso al estadio los días de partido.

Al menos estos dos abonados han podido ver al Hércules en la categoría que se merece, otros no han podido correr la misma suerte, como es el caso de Mercedes Martínez, aficionada que se está preparando la EBAU y lamenta haber conocido al club en estado crítico: «Yo solo he vivido esto, nunca he visto al Hércules en el fútbol profesional, y cada día tengo menos esperanza de verlo».

«La política valenciana debería actuar ya y solucionarlo de inmediato»

Jorge gonzález

Aficionado del Hércules

No solo es el recinto deportivo lo que está abandonado, el club se encuentra en la categoría más baja de su historia (Segunda RFEF). Ha pasado en poco más de una década de ser el referente en el fútbol de la provincia a ser el sexto equipo provincial y el noveno de la Comunitat por detrás de Villareal, Valencia y Elche (primera división), Levante (segunda división) y los equipos de 1RFEF: Castellón, Alcoyano, Eldense, La Nucía e Intercity.

El estadio ya no impone en cada partido, hay que esperar a un encuentro importante para oír al Rico Pérez rugir recordando viejos y grandes momentos, pero la tónica habitual es que alrededor de 3.000 aficionados animen al equipo, quienes menguan con el paso de las temporadas en el pozo.

Desde 2017, el Rico Pérez es propiedad del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), entidad de derecho público de carácter empresarial cuya finalidad es actuar como principal instrumento de la política financiera del Consell y que dirige Manuel Illueca. El ente financiero autonómico pagó 1,2 millones de euros por el 15,07% de las acciones del club y el estadio, que pasó a manos de la Generalitat. 

El IVF considera que la propiedad está libre de cargas y el Hércules se aferra al contrato de arrendamiento del que fuera su campo. El juicio entre ambos por el alquiler del Rico Pérez fue aplazado en junio tras haber recusado ambas partes la designación del perito que debía realizar un informe.

El «Arena Alicante»

El juguete no vale para nada y ahora la Generalitat quiere darle valor. Ha impulsado un estudio para convertir el Rico Pérez de Alicante en un recinto multiusos: el «Arena Alicante».

El Instituto Valenciano de Finanzas ha licitado un contrato para concretar la dimensión urbanística y el modelo de negocio del proyecto que pretende transformar la infraestructura para albergar nuevos servicios inmobiliarios, culturales o comerciales. El informe, que se espera que esté preparado antes de finalizar el año, tiene un presupuesto máximo de 85.000 euros.

En el Foro de Alicante, organizado a finales de octubre, Manuel Illueca comentó que el objetivo que tienen es transformar el recinto en un espacio multiusos del que puedan disfrutar todos los alicantinos y a su vez solucionar «las carencias en materia de mantenimiento y conservación que sufren estas instalaciones, actualmente infrautilizadas».

«Creo que todos los que estamos aquí convenimos en que un estadio de fútbol parado 15 días no nos renta a ninguno, es fundamental que el estadio tenga usos, como pasa ya en todas partes», aseguró el director general del IVF.

Illueca sabe la importancia del equipo en la ciudad, y dejó claro que el equipo alicantino seguirá jugando sus partidos en el Rico Pérez y que siempre será la «casa» del Hércules. Lo sabe él y cualquier persona que conozca la ciudad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios