Borrar
El sospechoso de la muerte de Audrey Fang, detenido en el hotel de Alicante, durante el registro de la Guardia Civil. GC
Así resolvió en diez días la Guardia Civil el asesinato de una mujer desaparecida en Xàbia

Así resolvió en diez días la Guardia Civil el asesinato de una mujer desaparecida en Xàbia

El seguimiento al vehículo que la recogió en su hotel el día anterior a su fallecimiento fue clave

Viernes, 19 de abril 2024, 13:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presunto asesino de una mujer singapurense desaparecida en Xàbia ya está detenido y prestando declaración ante el juez. Desde el momento del crimen hasta la puesta a disposición judicial del sospechoso han pasado apenas diez días en los que la Guardia Civil ha esclarecido un salvaje asesinato, en el que el autor asestó varias cuchilladas mortales a la víctima. ¿Los motivos? Aún desconocidos, por lo que los agentes continúan con la investigación.

Todo comenzó el pasado 10 de abril, cuando se descubrió el cuerpo sin vida de una mujer en una explanada próxima al estacionamiento de un establecimiento de hostelería ubicado en el municipio murciano de Abanilla. En un principio, no existía dato alguno sobre la identidad de la víctima.

En el cadáver no se encontró ningún tipo de documentación, por lo que los agentes comenzaron sus pesquisas en torno a las poblaciones del hallazgo del cuerpo, extendiéndola posteriormente al resto del territorio nacional. La labor del personal de laboratorio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Murcia permitió identificar a la fallecida: una mujer, de nacionalidad singapurense y de 39 años. La desaparición de Audrey Fang en la localidad alicantina de Xàbia, una persona con las mismas características del cuerpo hallado en Abanilla ya había sido comunicada por sus familiares, por lo que se cruzaron ambos casos.

La envergadura, el tamaño y la forma de las luces del coche del sospechoso dieron la pista

Audrey llegó a España el pasado día 4 de abril y, previo a su desaparición, se encontraba alojada en un hotel de Xàbia, donde comenzó la segunda parte de la investigación. Los agentes recabaron entonces información e imágenes de las cámaras de videovigilancia del citado alojamiento hasta averiguar que la mujer fue recogida por un vehículo a la salida del hotel el día anterior a su fallecimiento.

Pese a que la oscuridad del momento no permitía obtener información precisa, la Guardia Civil concretó la marca y el modelo del vehículo. Para ello, analizaron su envergadura, el tamaño y la forma de sus luces delanteras y traseras «y otra serie de exiguos detalles», indican fuentes de la investigación.

Imagen principal - Así resolvió en diez días la Guardia Civil el asesinato de una mujer desaparecida en Xàbia
Imagen secundaria 1 - Así resolvió en diez días la Guardia Civil el asesinato de una mujer desaparecida en Xàbia
Imagen secundaria 2 - Así resolvió en diez días la Guardia Civil el asesinato de una mujer desaparecida en Xàbia

Una vez averiguado qué coche era le siguieron la pista. La Guardia Civil indagó el camino de ida y vuelta del vehículo, lo que les permitió conocer el punto de partida del turismo: un parking cercano a un hotel de Alicante, desde donde se desplazó hasta el hotel de Xàbia y, más tarde, al municipio de Abanilla. Una vez ubicado el vehículo y el hotel, se estableció un dispositivo de vigilancia.

El juzgado de Instrucción número 3 de Cieza otorgó entonces el correspondiente mandamiento de entrada y registro en la habitación de hotel de Alicante donde se alojaba el sospechoso. Apenas habían transcurrido cinco días ya la Guardia Civil ya tenía un sospechoso: un hombre, de 43 años y natural de Singapur, al igual que la víctima.

Fotografía facilitada por el entorno de la familia de Audrey Fang, la turista singapurense de 39 años, buscada desde que desapareció el pasado nueve de abril de un hotel de Jávea y que murió acuchillada en Murcia un día después de su desaparición.
Fotografía facilitada por el entorno de la familia de Audrey Fang, la turista singapurense de 39 años, buscada desde que desapareció el pasado nueve de abril de un hotel de Jávea y que murió acuchillada en Murcia un día después de su desaparición. EFE/Entorno de la familia de Audrey Fang

El martes 16 de abril, seis días después del crimen, guardias civiles de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Murcia, especialistas en investigaciones de desaparecidos y homicidios, llevaron a cabo el registro del alojamiento y detuvieron al sospechoso en el hotel donde se alojaba como presunto autor de delito de homicidio. En el registro se hallaron elementos probatorios de la participación del detenido en el crimen, según indican desde la Guardia Civil.

El detenido y las diligencias instruidas ya ha pasado este viernes a disposición del juzgado de Instrucción número 3 de Cieza (Murcia). La investigación se encuentra en una primera fase por lo que, hasta el momento, no se descarta ninguna hipótesis sobre el móvil del crimen.

La Guardia Civil de Murcia ha mantenido un contacto continuo y fluido con el Consulado de Signapur en España, en cuanto a la atención y asesoramiento de la familia de la víctima, desplazada a Murcia. Por otra parte, también se han mantenido contactos con la Singapore Police Force.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios