Borrar
Efectivos de los bomberos acudieron al lugar del siniestro del helicóptero cerca de Robledo de Chavela (Madrid). UniónGC
Imputado el piloto del helicóptero de la DGT estrellado que dio positivo en drogas

Imputado el piloto del helicóptero de la DGT estrellado que dio positivo en drogas

Tras ser detenido por la Guardia Civil después de huir del lugar del accidente en Robledo de Chavela (Madrid), el juez le dejó en libertad acusado de un delito contra la seguridad aérea

Lunes, 6 de marzo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Juzgado de Instrucción número tres de San Lorenzo del Escorial (Madrid) ha abierto una causa al piloto del helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT) que se estrelló el domingo por la mañana cerca de la localidad madrileña de Robledo de Chavela, según confirmaron fuentes judiciales. Le investigan por un delito contra la seguridad aérea, aunque no se descarta que le atribuyan otro por abandonar el lugar del accidente habiendo al menos un herido: el operador de cámara que le acompañaba, que se fracturó un brazo, y un tercero de lesiones por imprudencia.

El piloto, Luis V. y de 60 años, compareció ante el juzgado este lunes y quedó en libertad provisional. Fue detenido horas después del siniestro en Villanueva del Pardillo, a unos 30 kilómetros de distancia por la carretera M-521, donde al parecer se había refugiado en casa de un familiar para evitar encontrarse con la Guardia Civil. Hasta allí habría llegado en un vehículo, aunque se desconoce si por sus propios medios -en Robledo de Chavela hay un helipuerto con aparcamiento-, tras hacer autoestop o después de avisar a una tercera persona.

Tras conocer su paradero, los agentes acudieron a Villanueva para tomarle declaración sobre el siniestro, conocer los motivos de su fuga y realizarle un doble control de alcoholemia y droga como es pertinente. En el primero dio negativo, pero en el segundo saltó la sorpresa: positivo en cocaína y metanfetamina (MDMA, una droga sintética), según confirmaron fuentes policiales. Fue arrestado en ese mismo momento. El acusado es un bombero de la Comunidad de Madrid en excedencia que trabaja desde 2019 como empleado público para la DGT.

Según fuentes de la investigación, la mañana del domingo, sobre las 13:00 horas, el aparato Airbus Helicopter AS355 que pilotaba, dedicado a la vigilancia de las carreteras, se encontraba siguiendo a un grupo de motoristas por el puerto de la Cruz Verde cuando entró en anillos turbillonarios tras un descenso brusco, lo que supuso una pérdida de sustentación del rotor principal. El aparato se descontroló y el piloto trató de hacer un aterrizaje de emergencia en una ladera a las afueras de Robledo de Chavela, impactó con el suelo y el llamado Pegasus de la DGT quedó volcado. El operador de cámara, de 58 años, resultó herido.

Vista general del paraje donde cayó el domingo el helicóptero de la Dirección General de Tráfico.
Vista general del paraje donde cayó el domingo el helicóptero de la Dirección General de Tráfico. UniónGC

Sin embargo, tras ser atendido por los facultativos y comprobar que no presentaba ninguna herida, el piloto se mostró visiblemente «nervioso», según relatan fuentes del caso. De hecho, sin que nadie se percatase en el momento de ello, desapareció de la escena del siniestro antes de que llegara la Guarda Civil, lo que levantó las primeras sospechosas sobre su estado.

En paralelo a la actuación judicial, será la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC), dependiente del Ministerio de Transportes, la encargada de averiguar por qué motivos se estrelló este helicóptero Pegasus el pasado domingo: si hubo un error humano, técnico o alguna influencia meteorológica. El positivo por drogas, no obstante, marcará cualquier pesquisa técnica o judicial.

Fuentes policiales consultadas recuerdan que en los helicópteros de la DGT suelen volar un solo piloto y el operador de cámara, encargado entre otros cometidos de levantar sanciones en caso de incumplimiento del reglamento vial. Tienen en la actualidad 23 pilotos en plantilla. Por su parte, en la Policía Nacional siempre van dos pilotos, una circunstancia que incrementa la seguridad ante cualquier contratiempo, pero sobre todo cuando están en un seguimiento para no perder al infractor y el helicóptero se mete en anillos tras un descenso brusco sin que el piloto principal se dé cuenta.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios