Borrar
Imagen del narcopiso. PN

Detenido el cabecilla de un narcopiso de Elche tras una vertiginosa persecución por los tejados de Carrús

En total han sido cuatro los detenidos en la operación | La vivienda se encontraba al lado de un colegio y por ella pasaba una gran cantidad de personas para comprar cocaína

Martes, 23 de abril 2024, 10:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

De película. Así ha sido la persecución de un cabecilla de un narcopiso del barrio de Carrús. La Policía Nacional logró detener al presunto criminal tras perseguirlo por los tejados de la zona, ya que este escapó por la azotea cuando los agentes entraron a la vivienda. Dos de los efectivos siguieron al líder por los tejados aledaños, alcanzándole en el patio de luces de otra vivienda, arrestándolo en la cocina de la misma.

Según informa el cuerpo de seguridad nacional en un comunicado, fueron cuatro las personas detenidas durante la fase de explotación de la operación. El grupo se dedicaba a la venta de droga al menudeo desde el piso, y cada miembro tenía distintas funciones.

Todo arrancó cuando los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de esta vivienda de la droga. Tras establecer un dispositivo de vigilancia constaron que a este piso acudían las 24 horas del día un gran trasiego de personas, por lo que la vivienda podría estar además habilitada para el consumo directo tras la compra.

El gran número de personas que acudían y la tipología del narcopiso provocaba numerosas riñas, robos y peleas en la zona del barrio, hechos que se asocian a este tipo de narcopisos. Es por ello que la policía identificó a cuatro personas como los posibles responsables del punto de venta ilegal.

La investigación, especialmente durante la fase de vigilancia, se dificultó, ya que a escasos metros se encontraba un colegio, por lo que los efectivos trataban de evitar que se produjesen altercados «que pudieran afectar a la sensibilidad de los menores». Sin embargo, debido a la gran cantidad de personas que acudían a la vivienda, los efectivos veían necesario intervenir cuanto antes, ya que llegaron a contar hasta 30 personas durante las vigilancias.

Uno de los investigados, a quienes pagaban sus servicios con droga, se encargaba de reconocer y vigilar el terreno para alertar de la presencia policial. Los efectivos constaron además quien era el responsable del negocio ilícito, ya que cuando este hombre llegaba a la casa comenzaba el trasiego de 'clientes'. De hecho, este varón ya había sido detenido hace unos meses por encabezar otro grupo criminal que actuaba de la misma manera en Elche.

Fase de explotación

Durante la fase de explotación, los agentes entraron en la vivienda mientras los cuatro investigados se encontraban dentro. Fue ahí cuando el líder emprendió la huída por los tejados del barrio hasta colarse en la cocina de una casa, donde fue arrestado, sumándosele un delito de allanamiento de morada al historial.

En cuanto al interior de la vivienda, habían también otras siete personas quienes estaban consumiendo droga. Se llegaron a intervenir unos 1.315 euros en efectivo y unos 16 gramos de cocaína, así como útiles para su venta y el cocinado rudimentario de la sustancia.

«La poca cantidad de sustancia aprehendida en la operación no refleja la magnitud de la venta diaria que se produce, puesto que los regentes de estos pisos no suelen acumular grandes cantidades de sustancia estupefaciente, al contrario, se nutren de pequeñas dosis que permitan el abastecimiento diario para sus 'clientes'», destacan desde la policía ilicitana.

Los detenidos son cuatro varones de entre 18 y 59 años de edad, quienes han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Elche.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios