Borrar
Manifestación del 8 M en Alicante. Shootori
De Daniela a Rocío: 70 mujeres asesinadas en la provincia de Alicante desde 2003

De Daniela a Rocío: 70 mujeres asesinadas en la provincia de Alicante desde 2003

Estos datos colocan a la demarcación alicantina como la tercera con más crímenes machistas desde que comenzaron a registrarse los casos de violencia de género

Lunes, 3 de junio 2024, 07:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Daniela tan solo tenía 16 años cuando su pareja decidió estrangularla con el cable de la ducha en un domicilio de Los Montesinos en abril de 2003. Uno de los dos hermanos de la joven ecuatoriana encontró su cadáver en la bañera con evidentes signos de violencia. Daniela fue la primera víctima mortal en la provincia de Alicante desde que comenzaron a registrarse los casos de violencia de género en 2003.

Más de dos décadas después no se vislumbra un cambio de tendencia. La violencia machista presenta derivaciones inabarcables, golpea un cuerpo herido de muerte y sigue dejando cadáveres en un cementerio henchido. Apremia frenar esta ola de salvajismo y crueldad que ya ha arrebatado la vida a 1.247 mujeres -y ha destrozado a otras tantas familias- en toda España desde 2003.

En la provincia de Alicante han sido asesinadas 70 mujeres, quienes no detectaron que el monstruo estaba -o estuvo- en casa. Los años más negros fueron 2015 y 2007, con siete y seis asesinadas respectivamente. Con estos datos, la demarcación alicantina se posiciona como la tercera provincia de España con más víctimas mortales por violencia de género desde hace más de dos décadas, solo por detrás de Madrid y Barcelona.

Los años más negros: 2015 y 2007, con siete y seis asesinadas

La última vida arrebatada por esta lacra social fue la de Rocío, (la Guardia Civil aún investiga si una mujer alemana hallada muerta este mismo mes junto a su marido en Xixona fue también víctima de la violencia machista) una algecireña de 44 años presuntamente asesinada de diez puñaladas por su pareja el pasado febrero en L'Alfàs del Pi. La Guardia Civil encontró el cuerpo sin vida de la víctima, quien, según se desprende de las pesquisas, llevaba muerta ya varios días en el interior de la vivienda que compartía con su pareja y presunto autor de los hechos, un hombre de 53 años, quien fue arrestado en un club de alterne de Cox al día siguiente de hallar el cadáver.

El crimen más macabro

El crimen más macabro se registró en abril de 2005 en Elche. Teresa, de 34 años, y sus dos hijos de 6 y 2 años fueron brutalmente asesinados a martillazos por el padre de familia. Con una frialdad espeluznante, digna de un embajador del mal, el asesesino se fue con unos compañeros de trabajo a un club de alterne tras cometer el triple parricidio. Horas después fue detenido en una zapatería de Torrellano.

José María Maciá, de 36 años de edad, confesó ser el autor del triple crimen en sus declaraciones ante la Policía Nacional y aseguró que consumió alcohol y cocaína horas antes de perpetrar los asesinatos. La Audiencia de Alicante le impuso 54 años de prisión.

José María Maciá, el triple parricida de Elche.
José María Maciá, el triple parricida de Elche. EFE/Morell

En los hechos probados, el Ministerio Público reflejó que el reo salió de su trabajo en una obra del barrio alicantino de Villafranqueza, y que a la una de la madrugada se dirigió a su domicilio provisto de una maza metálica que utilizaba para sus labores.

Subió hasta casa y accedió a la habitación de matrimonio. En la cama dormían su esposa y su hijo Vicente, y en la cuna el pequeño José María. Tras encender la luz del baño contiguo para no despertarlos, golpeó con fuerza en la cabeza a los tres. Comenzó por la pareja y terminó por el bebé. El 21 de enero de 2017, el condenado murió en la prisión leonesa Mansillas de las Mulás.

Calp, golpeada por la violencia machista

Calp ha sido uno de los municipios de la provincia de Alicante que más asesinatos machistas ha registrado, con un denominador común: tanto los asesinos -excepto uno- como las víctimas eran extranjeros. La primera víctima mortal se llamaba Karen Durrell, una británica de 41 años que fue asesinada y descuartizada por su pareja en febrero de 2004. Era la primera vez desde 1983 que se juzgaba a una persona por un asesinato sin que el cadáver fuese localizado.

En noviembre de ese mismo año, un hombre de nacionalidad belga mataba de un disparo a su mujer para luego suicidarse. Sobre el asesino, de 60 años, pesaba una orden judicial de alejamiento desde ese mismo mes que le impedía acercarse a su pareja.

En octubre de 2011 otro belga de 80 años confesaba el asesinato de su mujer, de 78, en una urbanización del municipio del Peñón de Ifach. El propio homicida telefoneó a su hijo para avisarle del crimen que acababa de cometer.

En enero de 2013, Larisa, de 35 años y nacionalidad moldava, fue asesinada a puñaladas por su pareja y localizada envuelta en una alfombra. Poco después, también fue hallado el cuerpo sin vida de su compañero sentimental, vecino de la localidad, que se había ahorcado en el interior de una vivienda familiar ubicada a unos dos kilómetros de distancia.

El cuerpo sin vida de la mujer de 75 años asesinada en Calp.
El cuerpo sin vida de la mujer de 75 años asesinada en Calp. Natxo Francés / EFE

Cinco años después, un belga de 75 años mataba a su esposa a golpes con una tabla de cortar queso y después se lanzaba al vacío desde un noveno piso. La Benemérita halló a la víctima en una habitación de su casa, repleta de sangre. En julio de 2019, otro compatriota acababa con la vida de su mujer -de 57 años- a puñaladas después de una fiesta. Fue la hija de la víctima la que encontró el cuerpo sin vida.

Más datos

El pasado año se cerró con 368 presos en los centros penitenciarios de Villena y Alicante para cumplir condenas por delitos de violencia de género. Los mismos datos exponen que 140 mujeres que viven en la provincia de Alicante tenían, a fecha del pasado 31 de diciembre, dispositivos electrónicos de seguimiento para protegerse de sus maltratadores.

También se solicitaron 1.915 órdenes de protección para mujeres denunciantes de violencia de género y los juzgados de la provincia de Alicante resolvieron a favor 1.692, mientras que el resto fueron denegadas.

  • Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios