Borrar
Un agente de la Guardia Civil y otro de la Policía Local de Santa Pola en la plantación de marihuana. G.C
Cámaras de seguridad, alarmas y un perro guardián: así protegían una casa de Santa Pola donde se cultivaba marihuana

Cámaras de seguridad, alarmas y un perro guardián: así protegían una casa de Santa Pola donde se cultivaba marihuana

La Guardia Civil ha decomisado 259 plantas de 'maría' y han detenido a una pareja de 18 y 19 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública

Jueves, 29 de febrero 2024, 14:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cámaras de videovigilancia, sistemas de alarmas e incluso un perro considerado potencialmente peligroso que hacía las funciones de guardián. Así protegía una pareja de 18 y 19 años una casa de campo de Santa Pola donde se cultivaba marihuana indoor, según ha informado la Benemérita.

La Policía Local de Santa Pola utilizó un dron para realizar labores de vigilancia aérea y detectar la plantación. Durante el registro, los agentes han decomisado 259 plantas de 'maría', material para su cultivo y mantenimiento, equipos de pesaje y envasado, así como dos vehículos. Además, la pareja ha sido detenida como presuntos autores de un delito contra la salud pública. El Juzgado de Instrucción nº 1 de Elche ha decretado su puesta en libertad bajo medidas cautelares.

Las 'Operación Miller' se inició en enero tras recibir información sobre la posible existencia de una plantación de marihuana en una casa de campo en el término municipal de Santa Pola. El Área de Investigación del Puesto Principal de la Guardia Civil de Santa Pola, en colaboración con la Policía Local de este municipio, emprendió acciones para esclarecer la situación.

En la primera fase de la operación, los agentes observaron medidas de seguridad en la vivienda. Además, descubrieron un enganche ilegal al suministro eléctrico a través de un poste de luz en la parcela. Tras confirmar la presencia de una plantación de marihuana tipo indoor y la venta de dosis a consumidores locales, se estableció un dispositivo de vigilancia. Gracias a diversas gestiones, incluido el empleo de la Unidad de Medios Aéreos de la Policía Local, se identificó a dos jóvenes como los responsables de la actividad ilícita.

El 13 de febrero se llevó a cabo un registro en la parcela, resultando en la incautación de 259 plantas de marihuana, material para su cultivo y mantenimiento, equipos de pesaje y envasado, así como dos vehículos. Durante el operativo, ambos sospechosos, una pareja de 19 y 18 años, fueron detenidos y acusados de delitos contra la salud pública por la elaboración y cultivo de marihuana y defraudación de fluido eléctrico, produciendo un perjuicio económico de 15.421 euros a una compañía eléctrica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios