Borrar
Urgente Desconvocan 'in extremis' la huelga de taxis prevista para este miércoles
Uno de los embalses de la cuenca del Júcar. CHJ
Las lluvias de Semana Santa dan tregua a las cuencas del Júcar y del Segura

Las lluvias de Semana Santa dan tregua a las cuencas del Júcar y del Segura

Ambas ven como suben su capacidad en 64,28 hm3 y 22 hm3 respectivamente | La situación es negativa en los embalses de la Marina Baja, donde disminuye el agua

Martes, 2 de abril 2024, 18:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las lluvias, aunque no han saciado la sed de la provincia, sí que la han contenido. Tanto la cuenca del Júcar como la del Segura han experiemntado en la última semana una subida de sus reservas. Una subida que llega en un momento delicado para la zona del Mediterráneo.

Y es que, hace apenas unos días, la Confederación Hidrográfica del Júcar anunciaba la declaración de la situación excepcional por sequía extraordinaria en toda la demarcación. Situación que vive de cerca la cuenca del Segura.

Parece ser que las lluvias, que han caído con cuentagotas, en la provincia y la zona del Levante, han aireado las reservas de ambas cuencas, que ven como aumenta su capacidad. Así pues, la del Júcar cierra la semana del 25 de marzo al 1 de abril con 1.554 hectómetros cúbicos embalsados, un 55% de su capacidad total. Supone una mejora de 64,28 hm3 respecto a la anterior semana, según datos de la confederación de esta cuenca.

En cuanto a la cuenca del Segura, la zona sigue con números bajos, pero mejora su capacidad también. Actualmente sus embalses están al 22,6% y las reservas han subido 22 hm3 respecto a la anterior semana. El embalse de La Pedrera, en orihuela, acumila 49 hm3 de agua, un 20% de su capacidad, tal y como publica la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).

A pesar de la subida de la capacidad de la cuenca del Júcar, el sistema de la Marina Baja no ha experimentado buena semana: sus reservas bajan mínimamente, en un 0,07% y un 0,12% en sus embalses de Amadorio y Guadalest. Peor situación vive el primero de ambos, cuya capacidad está al 17,85%.

Mal momento del Mediterráneo

Mientras que los embalses del norte están por encima del 85%, los de la zona sur y las cuencas mediterráneas se encuentran, exceptuando el Júcar y Guadalquivir, por debajo del 30%. Ahora mismo la peor parte de la sequía la está viviendo la zona del Levante, aunque el agua para consumo urbano sigue garantizada.

Ambas cuencas de las que se abastece la provincia se encuentran por debajo de los niveles del pasado año y de la media de la última década. Así pues, en el caso del Júcar, lo acumulado este año difiere tan solo en 28 hm3 respecto a la media de los últimos diez años.

Sin embargo, el caso del Segura es más alarmante. Con 260 hm3 de los 1.140 hm3 disponibles en sus reservas, son 139 hm3 menos que las cifras del pasado año y 235 hm3 por debajo de la media de la ltima década.

En lo que va de año hidrológica las lluvias no han sido bondadosas con el Mediterráneo. Según los datos recopilados por el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), el de este 2023-24 está siendo el más seco de los últimos 33 años, con 115 mm de precipitación media acumulada por los 216 de la serie histórica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios