Borrar
El covid podría tener consecuencias irreversibles en el feto, según el estudio. TA
Estudio de la UMH: la transmisión de la covid al feto afecta al desarrollo cerebral y la memoria

Estudio de la UMH: la transmisión de la covid al feto afecta al desarrollo cerebral y la memoria

Los investigadores alertan de que el virus «va mucho más allá» del sistema respiratorio

TodoAlicante

Elche

Jueves, 18 de mayo 2023, 17:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un estudio en el que ha colaborado la Universidad Miguel Hernández de Elche ha comprobado que la transmisión de la covid de la madre al feto podría afectar al desarrollo del cerebro y la memoria de este último.

Según la investigación del Instituto de Neurociencias UMH-CSIC -centro mixto de la universidad ilicitana y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-, cuando el virus pasa de la madre al feto podría dejar secuelas para toda una vida. De hecho, el estudio ha revelado que la proteína que deja entrar al SARS-CoV-2 en el organismo, ACE2, se expresa durante el desarrollo de la parte del cerebro que permite generar los recuerdos y formas de aprendizaje.

El estudio revela que la proteína que deja entrar al virus en el organismo, ACE2, se expresa durante el desarrollo de la parte del cerebro que permite generar los recuerdos y formas de aprendizaje

Este descubrimiento ha venido derivado de la investigación llevada a cabo por un estudiante de Biotecnología de la Universidad de Murcia durante la realización de su Trabajo de Fin de Grado.

El catedrático de la UMH Salvador Martínez, líder del estudio publicado en la revista 'Cellular and Molecular Life Sciences' explica la importancia de entender cómo afecta la covid-19 a un cerebro en desarrollo, ya que «este virus va mucho más allá del sistema respiratorio».

La puerta de entrada al virus

Sus experimentos se han centrado en localizar la expresión de la proteína que expone a las células humanas a la infección del coronavirus, la enzima ACE2.

«La enzima ACE2, localizada en la parte exterior de las células, es una especie de 'puerta de entrada' del virus. De hecho, durante la infección de SARS-CoV-2, esta enzima se activa», explicó Martínez, quien dirige el grupo de investigación de Embriología Experimental del Instituto de Neurociencias en el campus de Sant Joan d'Alacant de la UMH.

Por lo tanto, «es urgente saber cómo se comporta esta enzima en el cerebro humano en desarrollo para poder a prevenir la infección durante el embarazo, a monitorizar la maduración del sistema nervioso del feto y, también, poder evaluar los posibles efectos para la salud mental de los niños que nazcan después de una exposición al virus», puntualizó.

La labor del hipocampo

El hipocampo es la región de la corteza cerebral que contiene las neuronas y circuitos necesarios para crear nuevas memorias. Además, la zona del hipocampo denominada 'giro dentado' es una de las dos zonas del cerebro en las que se generan nuevas neuronas incluso durante la edad adulta.

Éste se forma de la semana 12 a la semana 25 del embarazo, cuando proliferan y migran los conocidos como precursores neuronales, que darán lugar a otros tipos de células del sistema nervioso como las neuronas, la glia y los oligodendrocitos.

«Es imposible determinar qué secuelas a largo plazo puede tener una infección en el seno materno por eso debemos estudiar qué células y qué tejidos del sistema nervioso se pueden ver afectados»

Investigadores del proyecto

Estas nuevas neuronas son el sustrato para conectarse y generar los circuitos necesarios para procesar nueva información y, por lo tanto, son cruciales para el desarrollo cognitivo.

«Por motivos obvios, es imposible determinar qué secuelas a largo plazo puede tener una infección en el seno materno pero, precisamente por eso, es importante que ahora hagamos un esfuerzo por estudiar en el laboratorio qué células y qué tejidos del sistema nervioso se pueden ver afectados», advirtieron los investigadores.

Nuevas variantes del covid

Las nuevas variantes del coronavirus son menos agresivas, pero también 'más transmisibles', explicaron los investigadores en la publicación científica. Precisamente, las variantes Delta y Ómicron infectan más fácilmente a los humanos porque tienen más afinidad con esa enzima ACE2.

Esto aumenta el riesgo de contagio, particularmente entre la población no vacunada, que supone una gran proporción de personas jóvenes en edad fértil y, también, de aquellas con menos recursos sanitarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios