Borrar
Las torceduras y las infecciones por hongos son unas de las afecciones más comunes por usar un calzado inapropiado. TA
¿Cómo ha de ser el calzado de los niños para a los campamentos de verano?

¿Cómo ha de ser el calzado de los niños para a los campamentos de verano?

El Colegio Podología de la Comunidad ha elaborado una guía con 9 consejos para proteger la salud de los pies de los más pequeños

Todo Alicante

Alicante

Domingo, 30 de junio 2024, 14:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con el fin del curso escolar, comienza la experiencia en campamentos para muchos niños y, en relación a esto, muchos padres se preguntan cuál es el calzado más adecuado que han de llevar. Desde el Ilustre Colegio Oficial de Podología de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) se ha elaborado una guía con 9 consejos para escoger el calzado más adecuado a cada tipo de campamento y así proteger la salud de los pies de los más pequeños.

«Lo primero que tenemos que conocer es por dónde va a desarrollarse el campamento y si tiene combinación de diversas actividades puesto que, si es así, se debe utilizar un calzado diferente que se adapte a las necesidades de cada actividad y evitar las lesiones en los pies», ha declarado Jorge Escoto, podólogo y miembro de la junta directiva del ICOPCV.

Los 9 consejos

1. Si la zona es de montaña, lo aconsejable es llevar botas de caña media para proteger los tobillos y evitar los esguinces por torcedura, que son la lesión más común. Las botas tienen que ser de un material impermeable y transpirable a la vez, puesto que en las zonas montañosas el tiempo cambia rápidamente y el día puede empezar soleado y caluroso y de repente puede ponerse a llover. También hay que tener en cuenta el agarre de la suela al terreno sea óptimo para minimizar el riesgo de resbalones y caídas. Además, desde el ICOPCV se ha señalado que este tipo de calzado protege la punta de los dedos, por lo que evitará la aparición de hematomas subungueales.

2. Los calcetines que se utilicen han de sobrepasar la altura de la bota y estar confeccionados con materiales que mantengan el pie libre de humedad, lleven refuerzos en puntera y en talón junto con sujeción del arco plantar. «Los calcetines son una prenda especialmente importante ya que si las fibras son las adecuadas se evitará las ampollas por fricción. Es muy importante recordar que no se debe estrenar una bota ni otro tipo de calzado directamente en una marcha o caminata por la montaña. Lo aconsejable es haberlas usado antes en periodos cortos de tiempo», ha afirmado Jorge Escoto.

3. Es recomendable alternar el uso de las botas con otro tipo de calzado como deportivas o sandalias cómodas con buena sujeción, para los momentos en los que el terreno lo permita.

4. Si en el campamento la mayoría de actividades se desarrollan de forma acuática, lo ideal es llevar sandalias que vayan sujetas a tobillo y empeine para que el pie no tenga que trabajar en exceso intentando que no se pierda el calzado durante la realización de las actividades. Además, estas sandalias protegerán la planta del pie de posibles laceraciones provocadas por el entorno.

5. Proteger los pies del sol.- Desde el ICOPCV se ha enfatizado que es fundamental proteger los pies con protector solar en todas las actividades que se realicen al aire libre con calzado abierto. La protección se repetirá cada dos horas aproximadamente para evitar las quemaduras en el empeine.

6. Utilizar en todos los campamentos sandalias o chanclas en las zonas húmedas comunes como piscinas o duchas comunitarias para protegerse frente a contagios por hongos o virus del papiloma humano.

7. Los podólogos aconsejan para cualquier otro tipo de terreno utilizar zapatillas deportivas que sean transpirables, por el calor que hace en esta época, con calcetines que mantengan el pie seco y que sean cómodas y con buena capacidad de amortiguación, ya que los más pequeños estarán todo el día moviéndose.

8. Al finalizar las actividades diarias es importante lavar los pies con agua y jabón, secarlos minuciosamente prestando especial atención a los espacios interdigitales y aplicar, si fuera posible, una crema hidratante y desfatigante.

9. Realizar una revisión previa en el podólogo.- «Algo que también es aconsejable es antes del campamento realizar una revisión de los pies de los niños en el podólogo para confirmar que no hay ningún tipo de infección en las uñas o en los pies y evitar contagios, cortar de forma correcta las uñas y fresarlas para que, en caso de utilizar de nuevo un calzado cerrado, no aparezcan uñas encarnadas porque son muy doloras e incapacitantes y podrían arruinar el campamento», ha concluido Jorge Escoto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios