Borrar
Los expertos abogan por superar el «estigma» que pesa sobre la psicofarmacología. TodoAlicante
Salud mental | «La ansiedad y la depresión son difíciles de separar. La mayoría de pacientes presentan casos mixtos»

«La ansiedad y la depresión son difíciles de separar. La mayoría de pacientes presentan casos mixtos»

Psiquiatras apuntan que los problemas de salud mental entre los jóvenes suponen una «avalancha» en las consultas alicantinas | El consumo de antidepresivos ha subido un 10 % tras la pandemia

Pau Sellés

Alicante

Lunes, 28 de noviembre 2022, 07:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No se sabe dónde empieza una y acaba la otra; son las dos caras de una misma moneda. La depresión y la ansiedad se han convertido en compañeros de viaje para muchas personas tras la pandemia. El problema es especialmente notorio entre la población joven, y es que casi el 81% de la juventud valenciana afirma haber sufrido estrés en algún momento de su vida, y más del 73% ansiedad.

Estos datos, recogidos en un estudio del Consell Valencià de la Juventud, son reafirmados por los profesionales. «Estamos sufriendo una avalancha de problemas de salud mental entre la población infantojuvenil», reconoce el doctor Miguel Alfonso García Escudero, psiquiatra de la Unidad de Salud Mental del Hospital General Universitario de Elche.

Esta situación tiene especial incidencia en aquello que los expertos llaman 'trastornos adaptativos', donde se enmarcan tanto la depresión como la ansiedad. «Son trastornos difíciles de separar. En la mayoría de pacientes nos encontramos casos mixtos», asegura el psiquiatra.

Estos diagnósticos están estrechamente relacionados con la experiencia vivida durante la pandemia; motivados por el sentimiento de pérdida, la incertidumbre o el miedo al futuro. «Estamos atendiendo a muchos pacientes que nunca antes habían tenido problemas de salud mental. La situación vivida tras la pandemia les ha desbordado».

«Estamos atendiendo a muchos pacientes que nunca antes habían presentado problemas de salud mental. La situación vivida tras la pandemia les ha desbordado»

Miguel Alfonso García, psiquiatra del hospital de elche

El doctor García Escudero reconoce que lo más frecuente es que los pacientes empiecen por presentar síntomas de ansiedad, y que eso acabe derivando en una depresión. Semejante coyuntura ha tensionado la atención en las unidades de salud mental de los hospitales alicantinos, mucho más de lo que estaban hace apenas cuatro años.

El psiquiatra puntualiza que este repunte de casos se da fundamentalmente en trastornos adaptativos, y no tanto en enfermedades mentales graves con mayor base biológica (como la bipolaridad o la esquizofrenia).

¿Farmacología o psicoterapia?

García Escudero se muestra crítico con el «estigma» que pesa sobre los tratamientos psicofarmacológicos: «Se consideran distintos a los del resto de la medicina, y no debería ser así. Por ejemplo, nadie cuestiona que un diabético debe tomar antidiabéticos».

Al respecto de qué abordaje debería ser preponderante para tratar la salud mental, el psiquiatra considera que la mayoría de cuadros se deben abordar de manera conjunta, y aunque admite la carencia de profesionales de la psicología en el sistema público de salud, «es una falacia decir que se prescriben más fármacos por que hay una falta de psicólogos».

En ese sentido, apunta que ambas terapias actúan modificando el funcionamiento del cerebro, y que, «en ningún caso la psicoterapia es inocua si está mal aplicada». De sus palabras se desprende que no hay una metodología idónea 'per se', sino que se debe aplicar con relación a la situación de cada paciente. «Por ejemplo, hay personas con dolencias crónicas que requerirán tratamientos farmacológicos más prolongados; mientras que en los pacientes jóvenes resulta conveniente que sean sometidos a una psicoterapia».

Al margen de este debate, no hay duda de que el consumo de antidepresivos ha subido en nuestro país tras la pandemia: un 10% concretamente, según el Observatorio del Medicamento. A este respecto, el doctor García Escudero alerta sobre la «trampa» del término 'antidepresivo': «Son antimuchas cosas. No solo sirven para tratar la depresión, sino que también se recetan para trastornos de ansiedad».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios