Borrar
Urgente Evacúan un edificio en Crevillent por el hundimiento de un techo provocado por las tormentas
El príncipe Harry, en una visita a Londres. Afp
La visita del príncipe Harry a su padre, a debate

La visita del príncipe Harry a su padre, a debate

Los 45 minutos que duró el encuentro con Carlos III después de recorrer más de 8.000 kilómetros siguen dando que hablar

Joaquina Dueñas

Lunes, 12 de febrero 2024, 16:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuando se hizo público que el rey Carlos III padecía un cáncer, los ojos se pusieron inmediatamente en sus hijos, el príncipe Guillermo, que se había retirado unos días de la agenda pública para poder acompañar a su mujer recién operada, y el príncipe Harry, que vive junto a su esposa y sus dos hijos en Estados Unidos. Mientras al primogénito le tocaba retomar los actos oficiales, el duque de Sussex tomaba un avión para visitar a su padre. La inmediatez del viaje llamó la atención ya que la relación entre ambos lleva años deteriorándose y la fractura familiar se había profundizado en los últimos meses. Ahora, una semana después, aquel encuentro sigue dando que hablar.

La periodista británica experta en realeza Emily Nash ha puesto en valor la determinación del hijo pequeño de Lady Di en la revista 'Hello!'. «Aunque apenas han pasado tiempo juntos durante los últimos años, algo como esto te hace dejar los problemas a un lado y pensar solo en el momento», ha reflexionado, por lo que espera que, a pesar de lo difícil de la situación, «allane el camino para un mayor contacto». En este sentido, parece que el monarca quedó «profundamente conmovido» con la visita del duque de Sussex y en su ánimo está lograr una reconciliación definitiva con su hijo. «Está muy dispuesto y le gustaría para que las cosas volvieran a su cauce», ha apuntado la periodista.

Sin embargo, la relación con el hermano es harina de otro costal. El marido de Meghan Markle pasó en apenas 24 horas en suelo británico y en ese periodo mantuvo un encuentro con su padre que solo duró 45 minutos. Para lo que parece que no tuvo tiempo es para encontrarse con su hermano o para visitar a su cuñada, Kate Middleton, convaleciente de una cirugía abdominal.

También llamó la atención que en su escapada relámpago, el duque de Sussex optara por pasar la noche en un hotel en lugar de en alguna de las residencias de la familia real británica. En este sentido, Grant Harrold, que fue mayordomo del rey Carlos III cuando todavía era príncipe de Gales, ha hablado con 'The Post' donde ha valorado que podría deberse a que el hijo menor de Lady Di quisiera demostrar «que ha crecido lo suficiente como para financiarse a sí mismo». También contempla que no le hubieran dado la opción. Concretamente ha puntualizado que «es muy posible que Guillermo no le haya ofrecido quedarse en su residencia». En todo caso, ha señalado que fue una decisión sin «sentido» por motivos de seguridad. «Si se alojaba en una de las residencias reales, la seguridad ya estaba allí. Al hospedarse en un hotel, necesita su propio equipo de seguridad», ha precisado.

Además, ha apostillado que «al rey le hubiera gustado que Harry permanecerá en Londres por más tiempo», aunque entiende que la brevedad de la estancia podría deberse a «evitar encuentros incómodos».

Otra de las teorías sobre la visita es la que la desliga de las cuestiones familiares. Fue la periodista Concha Calleja la que contó en el programa 'Fiesta' que la razón del apresurado viaje de Harry fue «institucional». «Hay una crisis de salud grave donde dos de sus miembros de alto rango están ahora mismo fuera de circulación y se tiene que poner en marcha la maquinaria que se tiene que poner», expresó. El argumento de la colaboradora de Mediaset se basa en que, de ser coronado Guillermo, «necesitan un príncipe de Gales que no podría ser George, con diez años, y no pueden tampoco Charlotte ni Louis. Con quien tienen que hablar es con Harry».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios