Borrar
Limones en el suelo de un cultivo. Asaja
Un plan de choque para salvar al limón alicantino de la «ruina»
Agricultura

Un plan de choque para salvar al limón alicantino de la «ruina»

Asaja Alicante pide a la Conselleria de Agricultura una línea de financiación bonificada específica para este cultivo | La nefasta campaña de la variedad Fino está haciendo que cientos de agricultores de la Vega Baja abandonen sus explotaciones

Martes, 26 de marzo 2024, 13:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La nefasta campaña del limón está llevando a la ruina a los productores alicantinos. Así lo denuncia la Asociación de Jóvenes Agricultores de Alicante (Asaja), que asegura que muchos agricultores están teniendo que abandonar sus cultivos debido a que no pueden dar salida comercial a sus limones por los bajos costes de compra en campo.

El problema se ha agravado en un cultivo esencial para la provincia, pues el 40% de los limones se cultivan en la Vega Baja. «Ni siquiera podemos cortarlos del árbol pues nos supone un coste imposible de asumir», denuncia a viva voz el presidente de la asociación agraria, José Vicente Andreu, quien resalta la »grave crisis« que atraviesa el sector.

Es por ello que desde la asociación reclaman a la Conselleria de Agricultura un plan de choque que salve este cítrico y a sus productores. La entidad pide a la Generalitat una línea de financiación bonificada específica para estos cultivos.

Desde Asaja critican duramente al Estado y a Bruselas por «legislar contra el sector» e instan a Agricultura a lanzar de manera «urgente» un plan de choque excepcional y exclusivo para el limón, ya que «está en riesgo un cultivo que representa el 50% de la renta agraria de la provincia de Alicante y es un auténtico motor para su economía», anuncian desde Asaja.

«No podemos cortar los limones de los árboles porque nos supone un coste inasumible»

José Vicente Andreu

Presidente de Asaja Alicante

El plan propuesto por la asociación agraria pide contemplar medidas directas a los productores que han perdido las cosechas, líneas de financiación ad hoc y ayudas fiscales. «Como poco este plan debería contribuir a que los agricultores que han perdido miles de euros puedan tener la capacidad de aguantar sin tener que abandonar sus huertos», insiste Andreu, quien pide garantizar »el cumplimiento de contratos más justos para evitar abusos«.

Medidas propuestas

Desde Asaja lanzan cinco puntos a tener en cuenta en este plan de choque. En primer lugar piden ayudas directas a los productores a través de un decreto ley específico fijado en los daños por adversidades climatológicas ocasionadas y que «no cubre el seguro agrario». La idea es compensar costes de producción no recuperados por los agricultores y limitar las pérdidas, siguiendo un modelo similar a la cereza.

Además, piden medidas que garanticen «el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria» mediante un contrato homologado por Conselleria y Ministerio de Agircultura que fije precios mínimos de costes para evitar las prácticas desleales.

En cuanto a las líneas de financiación Ad Hoc, piden préstamos bonificados para productores a través del Instituto Valenciano de Finanzas y la Generalitat, con tipos de interés 0% y alguna proporción del crédito subvencionada.

Por último se centran en dos puntos como son las ventajas fiscales, con rebaja de módulos con índice cero para el ejercicio de IRPF 2024 y condonación de la Seguridad Social durante un año, y ayudas de la UE para productores afectados por conflictos internacionales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios