Borrar
Ep
El tren se come al avión por la guerra de precios con Iryo y Ouigo

El tren se come al avión por la guerra de precios con Iryo y Ouigo

La competencia del AVE ha disparado los viajeros un 76%, destacando la ruta Madrid-Barcelona donde cuatro de cada cinco prefieren el tren

Martes, 15 de agosto 2023, 00:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La liberalización de la alta velocidad ha disparado los viajes en tren por España. La competencia ha traído al sector mejores precios y más flexibilidad horaria para los millones de viajeros que diariamente se mueven por el país, ya sea por trabajo o por ocio, y que prefieren en su mayoría el tren al avión. Así lo constata la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que en su informe anual de 2022 señala que la entrada de nuevos operadores (Ouigo e Iryo) en el sector ferroviario impulsó la cuota del tren frente al transporte aéreo.

En total, 23,7 millones de viajeros utilizaron los trenes de alta velocidad en 2022, un 76% más que el año anterior e incluso un 6% por encima de los 22,4 millones de pasajeros de tren de 2019, año récord para el turismo antes de que estallara la pandemia.

El corredor que más se está beneficiando de esta liberalización ferroviaria es el Madrid-Barcelona, donde cuatro de cada cinco pasajeros prefiere ir en tren (78%) que en avión, pese a la facilidad del puente aéreo que opera Iberia. Respecto a 2019, el incremento ha sido muy fuerte, ya que entonces solo el 64% de los pasajeros elegían el tren frente al avión.

De los viajeros que fueron en tren de Madrid a Barcelona el año pasado, el 58% cogieron un AVE, el 26% lo hizo con Ouigo y el 14,2% con Avlo, los trenes 'low cost' de Renfe. Es decir, en poco más de año y medio que comenzó a operar Ouigo en este corredor, casi la mitad de los pasajeros de AVE se han cambiado a trenes de otras operadoras, sobre todo por la reducción de precios.

Datos proporcionados por la plataforma Trainline confirman que los precios para el trayecto Madrid-Barcelona se desplomaron casi a la mitad (-43%) en el último trimestre de 2022 respecto al mismo periodo de 2019 por la entrada de la competencia, pese a que en este mismo trimestre las reservas crecieron casi un 70%. Según la agencia especializada en venta y comparación de billetes de tren, el precio medio de esta ruta ha pasado de 81 euros en 2019 a 46 euros en 2022.

En otros trayectos donde los nuevos operadores ya están presentes, como el corredor Madrid-Valencia, ha aumentado la preferencia de los viajeros por el tren frente al avión, hasta situarse en el 90% en 2022 desde el 86% de 2021, según los datos de la CNMC. En total fueron 2,9 millones de personas las que viajaron en tren el año pasado entre estas dos ciudades, más del doble (108%) que en 2021 por la entrada de los nuevos competidores de Renfe.

La conquista del sur

En cambio, en los destinos donde en 2022 aún no habían llegado dichas compañías, la cuota de tren frente al avión se mantuvo estable o bajó ligeramente. Así, mientras que el trayecto Madrid-Sevilla contaba en 2015 con una cuota del 90% favorable al tren, fue descendiendo hasta situarse en 2022 en el 85%. Algo similar ocurre en la ruta Madrid-Málaga, que desde el 84% de preferencia por el tren en 2015 ha ido cayendo hasta el 78% de 2022.

Habrá que esperar al informe de la CNMC de 2023 para descubrir si la entrada de los nuevos operadores en estas rutas (Iryo se estrenó en el corredor Madrid-Sur el pasado marzo y Avlo lo hizo en junio) con la consecuente bajada de precios logra aumentar aquí la cuota de preferencia por el tren frente al avión como en Barcelona y Valencia.

En este sentido, el sector aéreo ha argumentado en reiteradas ocasiones que no ven al sector ferroviario como su principal competidor y, de hecho, consideran que es necesaria una «mayor intermodalidad» entre ambos modos de transporte que permita que los pasajeros que llegan de cualquier punto de España en tren a Madrid puedan coger un avión fácilmente a sus destinos europeos o internacionales. La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) defendía esta intermodalidad cuando Francia prohibió hace tres meses los vuelos cortos, algo que desde el sector ven «innecesario» en España.

Turistas extranjeros

De cara a este verano, los viajes en tren por España han aumentado hasta once veces respecto al año pasado. Los datos preliminares de Trainline revelan que el turismo de costa ha experimentado un gran crecimiento gracias a la implantación de nuevos operadores de alta velocidad a ciudades como Málaga, donde los turistas que llegan en tren han crecido nada menos que un 540% en un año; y Valencia, con un 400% de subida.

Y estos viajes no se limitan solo a los turistas nacionales. Las cifras de la plataforma indican que los extranjeros también están cambiando su forma de desplazarse por nuestro país, con un aumento del 66% del tren respecto al verano de 2022. Destaca el incremento de estadounidenses que se mueven en tren por España, un 18% más, seguidos de los turistas británicos, franceses e italianos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios