Borrar
Sedes operativas en Madrid y Barcelona. EFE/Colpisa
Las claves del futuro gigante financiero BBVA-Sabadell y su encaje en Alicante

Las claves del futuro gigante financiero BBVA-Sabadell y su encaje en Alicante

La entidad sería el segundo banco de España y concentraría el 22% de los préstamos del país | Cuatro de cada diez oficinas bancarias de la capital alicantina pertenecerían a la nueva red, proporción que iría más allá en numerosos municipios de la provincia

Viernes, 10 de mayo 2024, 07:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El anuncio deOPA hostil del BBVA sobre el Banco Sabadell encamina el panorama financiero español a tener un nuevo gigante bancario. El monstruo resultante de la fusión de ambas entidades le colocaría como el segundo de España, tan solo por detrás de CaixaBank, con una importante cuota de mercado en zonas como el levante.

De hecho, en la ciudad de Alicantecuatro de cada diez oficinas pertenecerían a este gigante financiero, pues en la capital Sabadell y BBVA cuentan con 37 locales en total de los 95 que hay en el municipio. Otras localidades importantes de la provincia, como Benidorm o Torrevieja superarían el 40% de concentración.

Los planes del BBVA pasan por crear un gigante financiero que se presente como una de las opciones más sólidas de España y Europa en el panorama bancario. Con los datos de 2023 en la mano, la suma de Sabadell y BBVA representa unos 265.000 millones de euros de inversión crediticia.

Mientras que en el ámbito de los préstamos, dos de cada diez firmas que se concediesen en España pertenecerían a esta entidad, pues el BBVA mantiene un 13,8% de cuota de mercado y el Banco Sabadell un 8,1%, integrando juntas un 22%.

La OPA lanzada por BBVA pretende hacer una entidad con fuerte presencia en la península, conscientes de la rentabilidad que ofrece, a este banco, sus negocios en España, pues el pasado ejercicio la rentabilidad del BBVA alcanzó el 19%, con sendos beneficios, al igual que Sabadell. De hecho, ambos bancos batieron récords en el pasado ejercicio y en el primer trimestre de 2024 han dejado cifras más que positivas.

El gigante financieron mantendría la sede social en Bilbao, mientras que contaría con una doble sede operativa, tanto en la ciudad de Madrid, en la Castellana, como en Sant Cugat del Vallés, en Barcelona, olvidándose de esta manera de Alicante. Aunque, eso sí, desde la dirección del BBVA han asegurado que se tendrá un compromiso especial con la ciudad de la Costa Blanca.

En cuanto a la marca del Banco Sabadell, esta se mantendrá junto con la del BBVA en los territorios, como Alicante o Cataluña, donde los negocios son relevantes y tienen una fuerte presencia comercial. En el resto de casos la firma bilbaína se mantendrá como la cara visible del negocio.

El banco calcula que el proceso se alargará entre ocho y seis meses y ha ofrecido un canje de una acción por cada 4,83 del Banco Sabadell, es decir, una prima del 42% sobre las cotizaciones medias ponderadas que se llevan dando en el último mes. En el resto de casos BBVA mantiene la oferta de la fusión a excepción de la presencia del Sabadell en la cúpula, que tendrá menos poder que en la oferta de la fusión.

Plantillas y servicios

A pesar de que el presidente del BBVA, Carlos Torres, asegura que no afectaría de manera dramática a la plantilla, la realidad es que en muchas zonas se mantienen duplicidades de oficinas a escasos metros, por lo que lo más probable es que se reajusten estas localizaciones y las propias plantillas, que suman más de 40.850 empleados en España.

Torres ha anunciado que «habrá despidos» pero sin «medidas traumáticas». De hecho, el consejero delegado del BBVA, Onur Genç, asegura que «todos los grupos de interés se van a ver beneficiados» y califica de «propuesta de valor única» la entidad resultante.

De hecho, desde el BBVA sostienen que «la creación de una entidad más fuerte y rentable también se traducirá en más financiación para empresas y familias y en una mayor contribución a las arcas públicas vía impuestos», líneas que han criticado desde el Gobierno y Generalitat por la concentración de los servicios bancarios.

Por el momento, sobre el papel y a expensas de comprobar si se materializa la fusión, el gigante financiero superaría una cuota del 22% en depósitos y créditos y el volumen de activos que manejaría en todos sus mercados donde están presentes rebasaría el billón de euros, lo que permitiría a BBVA mirar a los ojos a Caixabank, siendo la segunda entidad bancaria de España.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios