Fábrica de la empresa Aludium situada en la carretera de Elche. / shootori

Aludium plantea un ERTE de hasta 55 días para los 350 empleados de la planta de Alicante

La empresa aduce una importante pérdida de pedidos para diciembre y el primer trimestre del año por el aumento del precio de los materiales

José Vicente Pérez Pardo
JOSÉ VICENTE PÉREZ PARDO Alicante

Atlas Holding, el fondo de capital riesgo propietario de Aludium, ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de hasta 55 días para la planta de Alicante a partir del 1 de enero. La parte de fundición se detendrá durante todo este tiempo, mientras que para el resto de áreas se propone un cierre patronal de 46 días. Los 350 empleados pasarán a cobrar de la Seguridad Social.

La empresa ha diseñado un ERTE conjunto para las plantas de Alicante y Amorebieta (Vizcaya), de tal forma que en caso de no llegar a acuerdos con los sindicatos deberá ser el Tribunal Supremo el que decida.

La empresa aduce una importante caída de pedidos para este mes de diciembre y, sobre todo, para el primer trimestre de 2023. Las causas productivas aparecen como uno de los motivos que la ley permite y que no reformó el Gobierno de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz de la anterior normativa laboral aprobada por el Partido Popular. Por tanto, de no haber negociación previa con los sindicatos, la autoridad laboral tendría que aceptarla sin mayor reparo.

El aumento de los materiales producido en los últimos meses a causa de la guerra de Ucrania y las tensiones inflacionistas a nivel mundial se encuentran entre las razones de este importante descenso de pedidos a la planta alicantina.

La entrada al mercado de metal chino, mucho más barato por el coste de la energía en el gigante asiático, y la incertidumbre en la construcción, también han provocado una fuga de clientes que ha repercutido en la previsión de producción para los próximos meses.

La empresa ya esperaba esta situación. Los clientes han adelantando pedidos ante el incremento de los costes de producción previstos a partir de enero. Por contra, para el primer trimestre de 2023 ya auguraban una pérdida de contrataciones precisamente por la anticipación en la compra. Esta previsión, ahora confirmada, es el principal argumento que usa la compañía para presentar este ERTE.

Los sindicatos, sin embargo, exigen el mantenimiento del empleo, como mínimo, un año. Entienden que, aunque se haya producido un descenso de los pedidos, la empresa ha cerrado un ejercicio muy positivo.

En Amorebieta la situación es más drástica. El ERTE en la planta vizcaína abarca todo un trimestre, desde el 1 de enero hasta casi Semana Santa. Además, la empresa también plantea una reducción de los 21 turnos actuales (trabajo todos los días de la semana) a 18.

La industria alicantina, sin embargo, no puede compararse con la vasca. Aludium pasa por ser la última gran industria de Alicante, por lo que la repercusión de este ERTE, de llevarse a la práctica en los términos anunciados, sería un duro golpe a la provincia.