Borrar
Iga Swiatek, con el trofeo de su cuarto título de Roland Garros. Reuters
Swiatek, sin oposición hacia la gloria de Roland Garros
Final femenina

Swiatek, sin oposición hacia la gloria de Roland Garros

La polaca conquista su cuarto título en París en otra exhibición de poderío sobre la arcilla de la capital francesa, esta vez ante Paolini

Enric Gardiner

Sábado, 8 de junio 2024, 16:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Iga Swiatek ha ganado sus últimos 21 partidos en Roland Garros, las cinco finales de Grand Slam que ha disputado, solo ha perdido dos encuentros en París, de 33 posibles, y desde que salvara un punto de partido ante Naomi Osaka en segunda ronda, ha ganado 64 de 81 juegos posibles. Su dominio sobre la tierra batida y en este torneo explica por qué la final de este sábado ante la italiana Jasmine Paolini (6-2 y 6-1) fue otro trámite en la hegemonía de la polaca.

Swiatek es la mejor jugadora del mundo, como indica su ventaja de más de 3.000 puntos en el ranking respecto a Aryna Sabalenka, y es la reina indiscutible de París, donde ha ganado los títulos de 2020, 2022, 2023 y 2024. La sorprendente Paolini, finalista a los 28 años tras no haber pasado nunca de octavos de final en un Grand Slam, no pudo hacer nada para frenar a la campeona.

La polaca comenzó 1-2 abajo y se apuntó desde ahí diez juegos seguidos, aplacando a los seguidores italianos en la grada y sellando una final que duró apenas una hora y cinco minutos. Ninguna sorpresa para Swiatek, que en sus cinco finales de Grand Slam solo ha cedido un set. Con cinco grandes ya en su palmarés -también conquistó el US Open en 2022-, Swiatek iguala, entre otras, a Maria Sharapova y Martina Hingis, y en Roland Garros ya lleva cuatro, los mismos que Justine Henin y a uno de Margaret Court, a dos de Steffi Graf y Suzanne Lenglen y a tres de Chris Evert.

Con 23 años recién cumplidos, la tenista de Varsovia rechaza las comparaciones con Rafa Nadal, 14 veces ganador en Roland Garros, pero, poco a poco, está creando un legado parecido al del español sobre el polvo de ladrillo francés. Nadie maneja esta superficie como Swiatek.

Conquistado una vez más el Grand Slam parisino, la polaca apunta ya en el horizonte a su gran reto, traspasar su superioridad en la arcilla a la hierba, su asignatura pendiente. En Wimbledon, donde ganó el título júnior en 2018, su tope son los cuartos de final del año pasado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios