Borrar
Alcaraz fulmina a Tsitsipas y vuelve a las semifinales de Roland Garros
Roland Garros | Cuartos

Alcaraz fulmina a Tsitsipas y vuelve a las semifinales de Roland Garros

El tenista murciano venció al griego en cuartos de final, ronda en la que se despidió Djokovic por un problema en la rodilla, y se medirá a Sinner por un puesto en la final

Enric Gardiner

Martes, 4 de junio 2024, 22:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La de Carlos Alcaraz y Stefanos Tsitsipas es una de las rivalidades menos competidas del tenis actual. El murciano domina el 'cara a cara' por 6-0 después de batir al griego (6-3, 7-6 (3) y 6-4) en los cuartos de final, para ganarse el derecho de jugar ante Jannik Sinner por un puesto en la final de Roland Garros.

Por segundo año consecutivo, Alcaraz está en las semifinales del torneo parisino; por segundo año consecutivo, lo está tras hacer pedazos a Tsistsipas, un hombre que en tres partidos solo le ha hecho tres sets, dos de ellos en 2021, cuando el murciano apenas era un pipiolo.

Alcaraz ha creado una brecha mental enorme con Tsitsipas, que se empequeñece y amilana cuando tiene al de El Palmar enfrente. Después de la paliza que se llevó el año pasado, cuando apenas pudo competir el tercer set, el griego parecía mejor preparado para este encuentro, con una buena gira de arcilla -título en Montecarlo y final en Barcelona-, además de un desgaste mínimo en el torneo -solo había perdido dos sets hasta estos cuartos-. Sin embargo, volvió a darse de frente con el muro de Alcaraz, que es quien mejor sabe explotar su gran debilidad, el revés.

Con este golpe, precioso, a una mano, el heleno cometió más de cuarenta errores, entre forzados y no forzados. Una barbaridad. Traducido a estadísticas, eso implica perder prácticamente dos sets. No fue capaz de hacer un golpe ganador con este golpe hasta el tercer juego del tercer set. Los efectos y la potencia que Alcaraz imprime a la pelota destrozan ese punto del juego de Tsitsipas, que en poco más de una hora iba 6-3 y 4-1 abajo.

El partido era tan cómodo que Alcaraz se gustó demasiado. Se sintió en una exhibición y se relajó, permitiendo que Tsitsipas volviera al partido y aguantara el ritmo hasta el 'tie break'. Lo curioso con el griego, inmerso en eternas conversaciones con su padre, sentado detrás de él en la grada, es que, pese a competir el set, siempre tenía un halo de inferioridad, como si supiera que hiciera lo que hiciera no iba a ganar.

Ni siquiera surgió su furia cuando se quejó ante la juez de silla de un grito demasiado alargado por Alcaraz que le molestó. El griego, entre ligeros abucheos del público, posiblemente tenía razón, pero no fue capaz de sacar un carácter que apoyase su argumento.

Con dos sets en contra, ventaja que Alcaraz nunca se ha dejado remontar, pero que Tsitsipas sí que sabe dar la vuelta, como demostró ante Rafael Nadal en el Abierto de Australia en 2021, Tsitsipas perdió ligeramente los nervios e intentó atizar a Alcaraz con un remate al cuerpo. La pelota pasó por debajo de las piernas del español, que echó una mirada desafiante al griego, quien acabó pidiendo perdón.

Pese a que el encuentro se iba calentando, con interminables olas desde la grada y una advertencia a Tsitsipas por sus conversaciones con su padre, esto no se trasladó al tenis, y el ateniense claudicó, como en sus cinco enfrentamientos anteriores con Alcaraz. Ni siquiera dio guerra cuando, con 5-4 en el último juego, dispuso de un 0-30 con el que volver al partido. Tiró tres reveses fuera y no corrió hacia una dejada del murciano para perder el juego y el encuentro.

Alcaraz se enfrentará en la siguiente ronda a Sinner, que venció a Grigor Dimitrov (6-2, 6-4 y 7-6 (3)) para jugar sus primeras semifinales en Roland Garros. El italiano lo hará, además, como nuevo número uno del mundo. Lo logró durante el partido ante el búlgaro, cuando Novak Djokovic comunicó su baja del torneo por una rotura de menisco.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios