Borrar
Carlos Sainz, tras el Gran Premio de Emilia-Romaña Reuters
Sainz: «Ha sido un fin de semana muy difícil»
GP de Emilia-Romaña

Sainz: «Ha sido un fin de semana muy difícil»

El madrileño, que finalizó quinto en Imola, no ocultaba su insatisfacción por el rendimiento general

David Sánchez de Castro

Madrid

Domingo, 19 de mayo 2024, 18:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aunque bien firmarían otros el quinto puesto, Carlos Sainz se tuvo que conformar con una posición peor de la que se clasificó y, según sus palabras, puede dar gracias. «Ha sido un fin de semana muy difícil para mí», admitía.

«Después de la clasificación vimos un par de problemas en el coche que seguramente nos hayan afectado. No es la carrera de casa delante de los 'tifosi' que me hubiese gustado tener, y sinceramente hemos sufrido toda la carrera con el balance, la aerodinámica y el motor también», resumía, sin poner muchos paños calientes, aunque confía en avanzar y «encontrar los problemas, resolverlos y tener todo nuevo de cara a Mónaco».

No cargó las tintas contra su equipo por el fallo en el planteamiento de las paradas que le hizo perder esa posición con Oscar Piastri ya que «cuando falta ritmo, la estrategia nunca va a ser fácil». Y es que tampoco acertaron aquí. «Hemos intentado alargar para ver si podíamos esperar para un coche de seguridad», relató, y tras ceder con Piastri estuvo a punto de hacer lo propio con Russell.

Alonso ejerció de escudero de Stroll

No se puede considerar un buen fin de semana el de Imola en el lado del garaje de Fernando Alonso, dado que acabó en una mejorable (a poco) penúltima posición. El asturiano se centró en obtener datos técnicos para el equipo y, además, ejercer de escudero para su compañero, Lance Stroll, que finalizó noveno y sumó dos puntos.

Noticia relacionada

«Hemos intentado darle al equipo más información, más datos con dos coches con dos configuraciones diferentes de reglajes. Hemos tenido un fin de semana un poco de altibajos, a ver si el equipo puede recoger todos estos datos y llegar más fuertes a Mónaco», relató, antes de insinuar una falta de comunicación con su equipo en las últimas vueltas. «Intentamos la vuelta rápida, pero no nos entendimos bien», resumió, sin entrar en más.

Tras bromear sobre la llamarada que le salió de los frenos en su primera parada en boxes («se me hizo largo el 'pitlane'», sonrió), destacó estar ya con Mónaco en la cabeza. «Es un circuito histórico, solo que allí toda la carrera es el sábado y luego es una procesión de coches el domingo. Tenemos que concentrar todo en la crono, hacer una vuelta perfecta el sábado y salir lo más arriba posible, a ver qué tal», finalizó.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios