Borrar
Max Verstappen en la carrera del año pasado en Montmeló EP
Barcelona se reivindica como escenario para el GP de España
GP de España

Barcelona se reivindica como escenario para el GP de España

Aunque su destino ya está sellado, la Ciudad Condal quiere agotar las posibilidades para que la Fórmula 1 no abandone la ciudad en dos años, como está previsto

David Sánchez de Castro

Jueves, 20 de junio 2024, 13:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hubo un tiempo, no tan lejano, que Montmeló era prácticamente la capital anual de la Fórmula 1. No solo para los aficionados españoles, sino también para buena parte de los europeos (el gran grueso de este deporte), la visita en mayo al GP de España era de obligado cumplimiento. La Ciudad Condal rebosaba de hinchas de todos los países, desde daneses a alemanes, pasando por británicos y, por supuesto, aficionados locales. No es casual que Fernando Alonso, que disputa este fin de semana su 21º gran premio nacional, recuerde con especial cariño los años 2005 y 2006, cuando la marea azul tiñó las gradas como jamás antes hubieran soñado los organizadores de la cita que no ha faltado en el calendario desde 1991.

Qué lejos quedan aquellos tiempos. Madrid ha adelantado por la izquierda a Barcelona. Y la Fórmula 1 no ha hecho nada para evitarlo, todo lo contrario, pues ha escuchado y potenciado la capitalidad española en la Villa y Corte. Salvo giro radical de los acontecimientos, España seguirá teniendo su gran premio en 2026, pero no será en tierras catalanas.

A los pilotos tanto les da. El Circuit, que antaño era el laboratorio perfecto, ya no es el estándar de la Fórmula 1. Son los trazados como Miami, Azerbaiyán, Arabia Saudí o Las Vegas los que poco a poco irán cubriendo los huecos que van dejando otros más veteranos. Madrid, y no es casual, también copia mucho de estos. El de Montmeló ya no es el circuito al que van los equipos en pretemporada, sino que eligen Baréin, donde además de ensayar los nuevos coches también prueban para la primera carrera. Así, los aficionados veteranos a la Fórmula 1 han visto cómo este histórico trazado se va borrando de la lista de intocables.

Quizá por eso, y en una señal de respeto a su historia y a la afición, la Fórmula 1 organizó un espectacular 'road show' en pleno Paseo de Gracia barcelonés. Varios monoplazas y deportivos hicieron las delicias de cientos de aficionados que acudieron a la convocatoria. El Circuit quiere agotar las posibilidades de, al menos, compartir calendario con Madrid, y para ello presionan con la fuerza que les da la afición: ¿qué mejor argumento que las imágenes de los fans haciéndose fotos con réplicas del Aston Martin de Alonso o del Ferrari de Sainz? La reivindicación como posible escenario, e incluso un intento de ser considerado un terreno histórico a la altura de los Monza, Silverstone o Montreal han copado la previa de una cita en la que habrá mucho en juego en la pista… y fuera de ella.

Sainz, un fichaje que no llega

Uno de los nombres propios de esta semana previa al GP de España ha sido, como es lógico, uno de los dos pilotos locales. Carlos Sainz ha hecho una ronda de entrevistas, que empezó por el televisivo 'Hormiguero', donde su futuro fue uno de los temas más repetidos. Aunque asegura que podría haber firmado con cualquier equipo que no tiene confirmados sus dos pilotos, esa confirmación no llega. Fuentes cercanas al piloto, no obstante, piden paciencia y aseguran que es cuestión de días, como mucho unas pocas semanas. El de España es el primero de tres grandes premios consecutivos, por lo que tendrá tiempo más que de sobra para asegurarse un contrato, que cada vez apunta más a Williams con todo lo que ello conlleva.

Mientras llega esa rúbrica, tendrá que asegurar un buen resultado con Ferrari, toda vez que no lo tendrá fácil frente a Verstappen (Pérez ni está ni se le espera), que recuperó la senda de la victoria en Canadá, pero no sin sufrimiento. Y es que no solo la Scuderia acecha el dominio claro de Red Bull: también McLaren, con un Norris y un Piastri en claro momento ascendente; o Mercedes, que cuenta con Russell cada vez más crecido y Hamilton, con ganas de reivindicarse tras un inicio de campaña un tanto dubitativo. Lo mejor que le podría pasar a Montmeló es que no se cumpla el guión previsto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios