Borrar
Vídeo: EP
Tribunales

El Madrid se siente «perjudicado» por el 'caso Negreira' y hace estallar a Laporta

El club blanco actúa en defensa de «sus legítimos intereses» y expresa «su profunda preocupación sobre la gravedad de los hechos», mientras el presidente azulgrana insiste en que el Barça es «víctima de una campaña»

Amador Gómez

Domingo, 12 de marzo 2023, 13:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

El 'caso Negreira', que amenaza al Barça con su exclusión de las competiciones europeas durante una temporada y la continuidad de Joan Laporta en la presidencia azulgrana, vivió este domingo un nuevo capítulo que también deja tocada la relación del club culé con el Real Madrid en su lucha conjunta por el proyecto de Superliga contra la UEFA. Al sentirse «perjudicado» el Real Madrid por supuestos favores arbitrales al Barcelona, la junta directiva de la entidad que preside Florentino Pérez acordó este domingo personarse como acusación particular en la causa, tal y como se anunció el día anterior, e hizo estallar a Laporta.

«Culés, estad tranquilos. El Barça es inocente de lo que se le acusa y víctima de una campaña contra su honorabilidad en la que ahora ya están todos», escribió Laporta en su cuenta de Twitter tras la decisión oficial del Real Madrid de pasar a la acción contra el eterno rival después de haberse demarcado de la postura de LaLiga. La patronal de clubes ya anunció el pasado mes que solicitaría personarse en el procedimiento judicial para intentar esclarecer el mayor escándalo en la historia del fútbol español.

También lo reclamarán el organismo federativo que preside Luis Rubiales y el Comité Técnico de Árbitros (CTA), para defender la limpieza del fútbol y la integridad de los colegiados, puestas en entredicho al desvelarse hace un mes que el Barcelona pagó entre 2001 y 2018 siete millones de euros a Enríquez Negreira. El Gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), también pudiera personarse como acusación particular, mientras Laporta, sin ofrecer aún las explicaciones que se le exigen, insiste en que todo forma parte de una operación para desprestigiar al Barcelona.

«Ninguna sorpresa, defenderemos al Barça y demostraremos la inocencia del club. Muchos tendrán que rectificar», aventuró Laporta, junto con el hashtag 'Tots Units Fem Força', el lema del club catalán ('Todos Unidos Hacemos Fuerza'). El máximo dirigente azulgrana, que será citado como testigo en el 'caso Negreira', reaccionó en las redes sociales una hora después de que el Real Madrid emitiese un comunicado en el que confirmó que «en defensa de sus legítimos intereses, se personará en el procedimiento en cuanto el juez lo abra a las partes perjudicadas».

El club que preside Florentino Pérez manifiesta «su profunda preocupación sobre la gravedad de los hechos» y reitera «su plena confianza en la acción de la justicia». Será el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona el que tendrá que decidir si admite o no a trámite la denuncia presentada el viernes por la Fiscalía que acusa al Barça como persona jurídica, a los expresidentes Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, a los exejecutivos del club Albert Soler y Óscar Grau y al propio Negreira.

«Potenciales delitos»

El Madrid hace alusión a «graves acusaciones formuladas por la Fiscalía de Barcelona sobre la base de potenciales delitos, entre otros, de corrupción en el ámbito deportivo, en el marco de las relaciones entabladas por dicho club con quien fuera vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, José María Enríquez Negreira».

El paso adelante que reclamaba la afición a Florentino Pérez también pudiera incluso provocar, aunque el Barça espera que no se llegue a tal extremo, una ruptura del aliado de Joan Laporta por la Superliga, cuando el 'caso Negreira' también está siendo investigado ya por la UEFA. Al contrario que las instituciones deportivas españolas -las infracciones muy graves prescriben a los tres años-, la UEFA sí tiene capacidad para sancionar al club azulgrana. Para participar en Europa, el máximo organismo continental exige que los clubes cumplan con el 'fair play' financiero y que no estén involucrados en casos de corrupción deportiva, por lo que a expensas del procedimiento que se siga en los tribunales de justicia ordinaria el peligro para el Barcelona es evidente.

El 'caso Negreira' también provocó este domingo la reacción pública de Diego Pablo Simeone y una enigmática frase del técnico del Atlético, al comentar que «cuando se abre una puerta, también se abre una ventana». «Tenemos la ilusión de que se resuelva el tema para que lo podamos entender y compitamos todos con las mismas herramientas», reclamó el entrenador argentino.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Noticia patrocinada

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios