Borrar
Vinicius celebra su segundo gol al Alavés junto a Güler. EP
Jornada 36

El Madrid más reconocible alarga la fiesta en Chamartín

Con un gran Courtois en la portería, otra versión estelar de Vinicius y los titulares, el campeón se recrea y endosa una manita al Alavés

Martes, 14 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La fiesta en el Real Madrid no tiene fin. En plena racha triunfal después de entonar el alirón, superar al Bayern de Múnich en las semifinales de la Champions y festejar el título de Liga junto a la diosa Cibeles, todo ello en apenas una semana, el conjunto blanco se recreó este martes por la noche ante el Alavés en el Santiago Bernabéu.

Tras mostrar el trofeo a los suyos, el conjunto de Carlo Ancelotti se puso manos a la obra con su versión más reconocible. Entre los gritos de «campeones» de sus aficionados vivió una noche plácida como pocas, que dejó otra versión estelar de Vinicius, autor de un doblete y un dolor de cabeza irresoluble para la zaga vitoriana. Junto al destacable rol de Courtois, que parece no haber pasado jamás por el trago de una grave lesión de rodilla, fue la mejor conclusión para la parroquia madridista.

La primera noticia del partido se produjo incluso antes del comienzo, con las alineaciones. Courtois estaba en el once blanco por tercera jornada consecutiva y con solo dos pruebas más antes de la final de la Champions contra el Borussia Dortmund, avivando el debate sobre la portería blanca. Lo cierto es que el belga hizo méritos desde el mismo inicio, sacando el primer intento alavesista, de Samu Omorodion, abajo, e imponiendo su jerarquía y tamaño en el área propia.

Real Madrid

Courtois, Carvajal, Militao (Rudiger, min. 72), Nacho, Mendy, Valverde (Mario Martín, min. 82), Camavinga (Güler, min. 62), Kroos (Ceballos, min. 72), Bellingham, Rodrygo y Vinicius.

5

-

0

Alavés

Owono, Gorosabel (Tenaglia, min. 62), Abqar, Rafa Marín, Duarte, Guevara (Guridi, min. 62), Blanco, Álex Sola (Alkain, min. 62), Hagi (Panichelli, min. 71), Rioja y Omorodion (Rebbach, min. 78).

  • Goles: 1-0: min. 10, Bellingham. 2-0: min. 27, Vinicius. 3-0: min. 45+1, Valverde. 4-0: min. 70, Vinicius. 5-0: min. 81, Güler.

  • Árbitro: Busquets Ferrer (Comité Balear). Amonestó a Duarte y Vinicius.

  • Incidencias: Partido de la jornada 36 de Liga disputado en el Santiago Bernabéu ante 68.954 espectadores.

El Alavés, con los deberes hechos en tiempo y forma como un buen alumno, aceptó el duelo alegre ante el Madrid y se mostró atrevido de partida, pero pagó la cara la valentía con un exquisito pase de Kroos, el enésimo, y un remate de Bellingham que parecía un centro pero se envenenó. El inglés sigue en la pelea por el Trofeo Pichichi y agradeció el servicio del alemán, consciente de que con su diana número 19 en el campeonato se ponía a un tanto de Dovbyk, el máximo artillero en Liga con 20.

Muy pronto se le puso de cara el duelo al Madrid, otra vez impulsado por el desborde de Vinicius, un hueso demasiado duro de roer para el esforzado Gorosabel. Asistido por las ayudas de sus compañeros, el lateral vasco hizo lo que pudo ante el atacante ahora mismo más temible para cualquier defensa, pero es que el brasileño lo mismo ejerce de regateador pegado a la banda que de rematador en el corazón del área, como en el segundo tanto del Madrid, el que sirvió Camavinga tras un despiste defensivo babazorro.

Máxima comodidad para el Madrid, dispuesto a alargar la fiesta con goles y una versión imperial de Vinicius, al que Chamartín cantó aquello de «Balón de Oro». La sensación de festejo blanco la incrementó un golpeo de Valverde marca de la casa. Al más puro estilo propio, el uruguayo la puso lejos del alcance de Owono antes del descanso, que el Alavés agradeció como tregua.

Güler y el gol

Bajo una sensación de total placidez, el Madrid debía decidir entre mantener el ritmo en pos de una contundente goleada o dosificar con otra victoria en el bolsillo y así evitar cualquier contratiempo físico, el mayor riesgo de un partido así. El conjunto de Ancelotti siguió rondando el área vasca, aunque cierta relajación permitió al Alavés testar la recuperación de Courtois. El belga se mostró plenamente preparado para una hipotética final de Champions, pues dejó momentos estelares como hacía antes de su grave lesión, con el desvío de un disparo lejano de Omorodion y especialmente una mano salvadora abajo ante Hagi.

Gran versión del belga y aún mejor de Vinicius, que rubricó su doblete descerrajado la puerta de Owono con un derechazo inapelable. El Alavés estaba ya abierto en canal, ofreciendo una oportunidad pintiparada en los últimos minutos para Arda Güler, que no desecha ninguna opción. El turco aprovechó otra media hora destacable para sumar su cuarto tanto del curso en Liga y puso la guinda a otra noche festiva en el Bernabéu.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios