Borrar
Marcos Acuña, en un lance del Getafe-Sevilla. EP
Clausura parcial del Coliseum durante tres partidos por los gritos racistas a Acuña
LaLiga EA Sports

Clausura parcial del Coliseum durante tres partidos por los gritos racistas a Acuña

El Comité de Competición ordena cerrar la zona de la grada del recinto del Getafe de la que partieron los insultos al lateral del Sevilla y le impone una multa de 27.000 euros al club azulón

Óscar Bellot

Madrid

Miércoles, 3 de abril 2024, 13:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Comité de Competición ha tomado cartas en el asunto tras los lamentables insultos racistas de los que fue objeto el argentino Marcos Acuña durante el transcurso del Getafe-Sevilla disputado el pasado sábado en el Coliseum. El órgano disciplinario ha decretado un cierre parcial de las gradas del recinto del Getafe por espacio de tres partidos y le impone además una multa de 27.000 euros al club que preside Ángel Torres, que ha mostrado su «rechazo absoluto a una sanción desproporcionada». De esta forma, en las tras próximas jornadas que el Getafe dispute como local no podrá haber espectadores en la zona desde la que se profirieron los cánticos contra el carrilero del Sevilla, situada en el lateral este del estadio.

«A tal efecto, en los tres próximos encuentros a disputar por el Getafe CF, SAD en sus instalaciones deportivas, se deberá cerrar el acceso al público en dicha zona, que quedará debidamente acotada, no pudiéndose reubicar a los espectadores que, en su caso, pudieran venir ocupando las mismas con carácter habitual. Además, durante la celebración de los partidos que abarca la sanción de cierre parcial, la zona clausurada deberá mostrar un mensaje visible de condena a los actos y conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el fútbol y apoyo al juego limpio», esgrime la resolución dada a conocer este miércoles.

Competición sigue de esta forma la misma línea sancionadora que adoptó la pasada temporada, cuando clausuró también de forma parcial durante tres encuentros las gradas de Mestalla a raíz de los gritos racistas de los que fue objeto Vinicius en el Valencia-Real Madrid correspondiente a la trigésimo quinta jornada de la Liga 2022-23.

Competición requiere al Getafe que, antes de las 16:00 horas de este miércoles, «identifique la estructura de las gradas del recinto deportivo a fin de determinar la zona del estadio objeto de cierre que, según el acta arbitral, afectaría al sector situado en la zona central del campo detrás de la posición del árbitro asistente nº2». Se trata del lugar desde el que partieron los gritos de «Acuña mono» y «Acuña vienes del mono», que el colegiado del Getafe-Sevilla, Iglesias Villanueva, reflejó en el acta del partido.

«En el minuto 68 tuve que detener el encuentro debido a que se produjeron insultos racistas sobre el dorsal 19 del equipo visitante, con palabras como 'Acuña mono' y 'Acuña vienes del mono', desde aficionados situados en la zona central del campo detrás de la posición de mi árbitro asistente nº2. Dicha incidencia, siguiendo el protocolo de actuación en estos casos, fue anunciada por megafonía, no reanudando el juego hasta dicho momento dos minutos y medio después y no produciéndose en ninguna ocasión más en el encuentro», anotó Iglesias Villanueva.

El acta no recogió los insultos a Quique Sánchez Flores

El acta del árbitro perteneciente al Comité Gallego se hacía así eco de otro episodio que volvió a manchar la imagen del fútbol español en un fin de semana que también estuvo marcado por los insultos racistas que le profirieron desde la grada del estadio Las Llanas de Sestao a Cheikh Kane Sarr, portero del Rayo Majadahonda, durante el encuentro de Primera Federación que enfrentó a ambos equipos.

Iglesias Villanueva recogió los insultos racistas que recibió Acuña y que motivaron la interrupción del encuentro, pero no se hizo eco de los efectuados contra Quique Sánchez Flores, actual técnico del Sevilla y ex del Getafe al que le llamaron «gitano». De ahí que el Comité de Competición, en una resolución que apela al artículo 69.2.d del Código Disciplinario de la Federación Española de Fútbol (FEF), donde se analizan los actos y conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el fútbol, solo use como base de la sanción los gritos contra Acuña. Dichos insultos dirigidos contra Quique Sánchez Flores sí fueron denunciados por LaLiga al Comité de Competición, pero este organismo no tiene potestad para sancionarlos al no constar en el acta arbitral del citado partido.

No ha salido por lo tanto muy mal parado el Getafe, ya que para este tipo de conductas, tipificadas muy graves, el Código contempla para los clubes cierres parciales o totales de los estadios por un período que oscila entre un partido y una temporada entera y multas que van desde 18.001 euros hasta 90.000.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios