Borrar
El trofeo de la Champions, junto a dos cabinas telefónicas rojas decoradas con camisetas del Dortmund y del Real Madrid en Regent Street. EP
La final de la Champions tiñe Londres de blanco y amarillo
Dortmund-Real Madrid

La final de la Champions tiñe Londres de blanco y amarillo

Los aficionados de Real Madrid y Borussia Dortmund toman la capital inglesa, blindada para evitar que se repita el caos experimentado hace dos años en París

Óscar Bellot

Enviado especial a Londres

Sábado, 1 de junio 2024, 09:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La final de la Champions domina por completo el escenario en Londres, que amanecía este sábado teñido de blanco y amarillo. Los aficionados de Real Madrid y Borussia Dortmund han tomado al asalto la capital inglesa para disfrutar del partido más trascendental de la temporada. En juego está la que podría ser la decimoquinta 'orejona' en la cuenta del club de Chamartín o la segunda para el bando borusser. Nadie quiere perderse la cita, por lo que en la urbe de Alfred Hitchcock se escucha hablar más estos días en español y alemán que parlamentar en inglés. El objetivo de las autoridades es evitar que se repita el caos vivido hace dos años en París o la tensión desatada en la final de la Eurocopa que acogió el estadio de Wembley en 2021 por la acción de 'hooligans' borrachos que arrojaron piedras y botellas a los transeúntes e intentaron colarse sin entradas mediante avalanchas.

Decenas de miles de hinchas de los dos finalistas han ido aterrizando a lo largo de las últimas horas en los diversos aeropuertos londinenses. Aunque el reparto de entradas fue equitativo, se prevé mayoría de seguidores alemanes en las calles londinenses, dispuestas a hacer negocio con un partido que concitará la atención de todos los futboleros. Dortmund respira fútbol por los cuatro costados ante un acontecimiento histórico y el desplazamiento de seguidores promete emociones fuertes. Algunos han viajado sin entrada y buscan desesperadamente un ticket a última hora pagando lo que les pidan en la reventa.

La 'fan zone' del Borussia Dortmund está situada en la parte noreste de Hyde Park, cerca del 'Speakers' Corner', donde los aficionados del conjunto aurinegro tienen preparadas una serie de actividades con las que calentar el ambiente antes de poner rumbo al estadio de Wembley, que abrirá sus puertas a las 16:00 hora local (17:00) en España.

El principal punto de encuentro para los hinchas del Real Madrid está situado en los jardines de Victoria Embankment, entre los puentes de Waterloo y Hungerford. Allí, desde las 11:00 hora local, tendrán oportunidad de dar rienda suelta a su pasión hacia el equipo de Chamartín con una serie de actividades y eventos que ha preparado la UEFA. Pese al reguero de 'orejonas' cosechadas en los últimos años, el desplazamiento a Londres ha sido masivo y la ilusión se mantiene intacta. Familias al completo, grupos de amigos... «Esta no se nos puede escapar», se escuchaba.

Veteranos de guerra

Aunque el grueso de madridistas aterrizará este mismo sábado, el viernes llegaban ya cientos de aficionados desde diversos puntos de España. Entre ellos, muchos veteranos de guerra que aliviaban el viaje recordando batallas del pasado en Ámsterdam, París o Glasgow. También conquistas más recientes como las de Lisboa, Cardiff o Kiev. Primaba el optimismo, mezclado con ciertas dosis de cautela y hasta un poco de miedo por la posibilidad de que termine escapándose una final en la que el Real Madrid parte como claro favorito. Algunos se desplazaron ya el viernes hasta Wembley para tomarle las medidas al estadio en el que su equipo aspira a alzar la Decimoquinta. Trafalgar Square, Regent Street, Potters Fields Park o Somerset House son otros de los puntos neurálgicos de la fiesta que se ha apoderado de Londres con motivo de la final de la Champions.

El tiempo deslucía un tanto la visita, con chubascos dispersos en la jornada del viernes y un cielo macilento que se repetía en las primeras horas de este sábado, si bien se prevé que los claros vayan abriéndose paso a medida que se aproxime el encuentro y las temperaturas van en ascenso. Se estima que habrá unos 16 grados cuando el esloveno Slavko Vincic decrete el inicio del choque, aunque el fragor de la batalla caldeará mucho más el ambiente en el gran templo del fútbol inglés.

Las autoridades han extremado las medidas de seguridad en torno a un evento cuyo impacto financiero para Londres se estima en unos 62,3 millones de euros. Las autoridades han invertido cerca de seis millones de euros en mejorar la seguridad de Wembley desde que los dantescos episodios de tensión experimentados durante la final de la Eurocopa celebrada en 2021 expusiesen déficits que avergonzaron a la UEFA y al Gobierno británico.

Se recomienda que los aficionados acudan al campo cuatro horas antes del partido para evitar aglomeraciones y se reforzarán los controles para impedir que se repitan los graves desórdenes acaecidos dos años atrás en París, que obligaron a retrasar el inicio de la final que midió a Real Madrid y Liverpool en el Stade de France y pusieron en riesgo la integridad de los aficionados de ambos equipos. Habrá una vigilancia especial sobre mochilas, cargadores y se revisarán exhaustivamente las identificaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios