Borrar
España bajo una ola de calor. EFE
El planeta encadena un año de récord y la ONU advierte: «Estamos jugando a la ruleta rusa»

El planeta encadena un año de récord y la ONU advierte: «Estamos jugando a la ruleta rusa»

ODS 13 | Acción por el clima ·

En un duro discurso, el secretario general de Naciones Unidas, Antònio Guterres, pide a los países dejar de financiar y publicitar los combustibles fósiles

Miércoles, 5 de junio 2024, 16:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Desde junio de 2023 a mayo de 2024. Uno tras otro, doce meses de récord históricos que han barrido todos los registros, al menos, desde el S.XIX. Estamos jugando a la ruleta rusa», advirtió el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Antònio Guterres. En un discurso titulado 'El momento de la verdad' y pronunciado en el Museo Americano de Historia Natural, el máximo mandatario de la ONU ha arremetido con firmeza contra la industria de los combustibles fósiles y con el resto de sectores que les ayudan.

«El planeta trata de decirnos algo, pero no le estamos escuchando», recordó Guterres. Este miércoles, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus confirmó que por duodécimo mes consecutivo las temperatura media del planeta ha vuelto a marcar un nuevo récord y por undécimo periodo la anomalía con respecto a la era preindustrial es mayor a los 1,5 grados pactados en el Acuerdo de París en 2015. «En 2015, la posibilidad de que se produjera una infracción de este tipo era casi nula», advirtió Guterres. Ahora, confirma la Organización Meteorológica Mundial, «existe un 80% de posibilidades de que se supere este límite en los próximos 5 años».

«Estamos jugando a la ruleta rusa con el planeta»

Sin embargo, Guterres en su discurso no se da por vencido. «Superar el umbral por un corto tiempo no significa que no se haya alcanzado el objetivo a largo plazo. Significa que tenemos que luchar más duro», destacó. Recordó que «esta batalla» se ganará en esta década y señala dónde hay que mirar: la industria de los combustibles fósiles. «La lógica económica hace inevitable el fin de la era de los combustibles fósiles», apostilló.

Y lo remarcó en el Día Mundial del Medioambiente alentando a todos los agentes de la sociedad. «Cada ciudad, región industria, institución financiera y empresa deben ser parte de la solución», aseveró. «Todo depende de las decisiones que tomen -o dejen de tomar- los líderes actuales», señaló. A ellos les ha dejado la responsabilidad de un planeta futuro y por primera vez les insta a ir más allá. «Muchos gobiernos restringen o prohíben la publicidad de productos que dañan la salud humana como el tabaco. Les pido que prohíban la publicidad de las empresas de combustibles fósiles».

Cortar el grifo

Este llamamiento no ha sido la única petición de Guterres en esta cruzada contra las empresas productoras de gas, carbón y petróleo. «Insto a las instituciones financieras a que dejen de financiar los combustibles fósiles», pronunció Guterres.

En los últimos nueve años, la industria de los combustibles (carbón, gas y petróleo) recibió casi 7 billones de dólares -formato europeo-, concretamente 6.896.155.622.166 (6.394.770.627.656 millones de euros), según una investigación, construida con datos obtenidos de los acuerdos publicados por las compañías y complementados con información de Bloomberg y Refinitiv.

12,2 millones de euros por minuto

recibió la industria de los combustibles fósiles en 2022

Pero no es la única inyección de dinero que ha recibido el sector. Las ayudas públicas, en este caso solo en 2022, fueron de 12,2 millones de euros por minuto hasta sumar al cierre del ejercicio 6,4 billones de euros. «El cambio climático es la madre de todos los impuestos sigilosos que pagan la gente común, los países y las comunidades vulnerables. Mientras tanto, los padrinos del caos climático -la industria de los combustibles fósiles- obtienen ganancias récord y se deleitan con billones de dólares en subsidios financiados por los contribuyentes», denuncia Guterres.

«Los padrinos del caos climático -la industria de los combustibles fósiles- obtienen ganancias récord y se deleitan con billones de dólares en subsidios financiados por los contribuyentes»

A finales de 2023, las 192 partes que conforman la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) abrieron la puerta al fin de los combustibles fósiles, pero la adicción al carbón, al gas y al petróleo aún es fuerte.

Las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por quemar combustibles fósiles crecieron alcanzaron los 36.800 millones de toneladas de CO2, según los datos preliminares del equipo científico de Carbon Budget Project. Lo que supone un 1,1% más que en 2022 y «un nuevo récord».

Precisamente, los líderes de este sector son otros de los señalados por Guterres. «Sus enormes ganancias les dan la oportunidad para liderar la transición energética», recuerda el secretario general de Naciones Unidas. Pero recuerda que solo han invertido un 2,5% de las ganancias en energías limpias. «El dinero habla y debe ser una voz para el cambio», añade.

Más financiación

A miles de kilómetros de Nueva York, en Bonn (Alemania, los dirigentes de los países se reúnen para establecer las bases de las discusiones que se debatirán en la próxima cumbre del clima que se celebrará en noviembre en Bakú (Azerbaiyán).

«Es hora de poner un precio efectivo al carbono y gravar las ganancias extraordinarias de las empresas de combustibles fósiles»

Sobre la mesa, la financiación climática. Lo más urgente es definir el nuevo objetivo colectivo cuantificado (NCQG, por sus siglas en inglés) para financiar la mitigación y la adaptación climática. En su discurso, Guterres les ha pedido duplicar la financiación para la adaptación y establecer un plan claro para empezar a cerrar la brecha financiera. «Los flujos actuales nos están enviando hacia el desastre», sentenció.

Según la Agencia Internacional de la Energía, las inversiones en energías limpias en las economías en desarrollo y emergentes, sin contar China, tienen que llegar a los 1.700 millones de dólares anuales hasta 2030. Una cifra muy lejana a los guarismos actuales, ya que tan solo el 15% de las nuevas inversiones en estas tecnologías fueron a parar a estos mercados. «Insto al G7 y al G20 a que se comprometan a utilizar su influencia en el seno de los bancos multilaterales de desarrolo para movilizar un volumen mucho mayor de financiación privada», exigió. Una petición que llegó de una petición ya repetida por el máximo mandatario: «Es hora de poner un precio efectivo al carbono y gravar las ganancias extraordinarias de las empresas de combustibles fósiles».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios