Borrar
Avión de Ryanair. Reuters
El SAF de los aviones se despliega por el norte de Europa

El SAF de los aviones se despliega por el norte de Europa

aviación sostenible ·

Ryanair y Shell se unen para reducir 900.000 toneladas de CO2 en los próximos años

Viernes, 9 de diciembre 2022, 07:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El transporte aéreo tiene ante sí uno de los grandes retos para la próxima década: su descarbonización. Con la lupa de los reguladores, especialmente los de la Unión Europea, sobre ellos, las compañías del sector encuentran en el SAF (Sustainable Aviation Fuel en inglés) o combustible sostenible la gran esperanza a la espera de la futura electrificación.

Sólo en España, al día, despegan más de 3.000 vuelos y eso son miles de toneladas de CO2 lanzadas a la atmósfera. «El transporte aéreo emite aproximadamente cada año el 2% de las emisiones mundiales de carbono con nefastas consecuencias», aseguran varias investigaciones. El culpable: el queroseno.

De momento, las alternativas son el queroseno sintético sostenible y el esperado SAF, que ha de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 50 y un 60% y su materia prima debe ser de terrenos y técnicas que no afecten a la diversidad. Sin embargo, la cantidad total de este combustible es del 0,1%, mientras que el objetivo de la Comisión Europea para 2025 es que sea del 2%.

Una meta lejana a pesar de los pasos que aerolíneas y energéticas están dando en los últimos años. La última en hacerlo ha sido Ryanair con la alianza con Shell para llevar el SAF por el norte de Europa. «Con esta alianza esperamos transportar de forma sostenible a 225 millones de pasajeros al año en 2026», asegura Thomas Fowler, director de sostenibilidad de Ryanair.

360.000 toneladas de SAF

Esta alianza británica permitirá inyectar 360.000 toneladas de combustible sostenible en los aeropuertos por toda Europa entre 2025 y 2030, «con especial atención al suministro en las bases más grandes de Ryanair, como Dublín y Londres Stansted», destaca la compañía irlandesa. «Esto permitiría ahorrar 900.000 toneladas de emisiones de CO2, el equivalente a más de 70.000 vuelos de Dublín a Milán», añaden.

El memorando de entendimiento «ayudará a Ryanair a cumplir ambiciosos objetivos de un 12,5% de SAF para 2030 y de cero emisiones netas para 2050», revelan. «Compartimos la misma ambición de permitir a los pasajeros de Ryanair volar con menos carbono. Se necesita liderazgo y acciones audaces para acelerar la descarbonización de los vuelos, y este anuncio es un gran ejemplo de ello», añade Jan Toschka, director de Shell Aviación.

La apuesta de la irlandesa por el SAF es uno de los puntos en su hoja de ruta hacia la descarbonización, aunque «las aerolíneas necesitan encontrar mejores formas de reducir su huella de carbono», aseguraba su CEO, Eddie Wilson, a este periódico.

Un cambio que incluye a toda la industria, puesto que, por el momento, los motores de los actuales aviones solo permiten un 50% de este combustible realizado a partir de materias primas circulares que no compiten con la alimentación, como aceites de cocina usados o residuos biodegradables.

Sevilla, capital SAF

1.774 kilómetros, esta es la distancia en línea recta que separa Dublín de Sevilla. Hace pocas semanas, el aeropuerto de la capital andaluza se convirtió en el gran 'hub' del Sur de Europa del SAF. Desde este mes de diciembre, los aviones de Air Europa, Air Nostrum, Iberia Express, Ryanair, Wizz Air y la propia Ryanair han superado el 2% de combustible sostenible exigido por Bruselas para 2025.

La iniciativa, impulsada por el Aeropuerto de Sevilla junto con Cepsa, ha permitido reducir la huella de carbono de 220 vuelos con salida del aeródromo andaluz. Esta iniciativa ha evitado la emisión de más de 200 toneladas de CO2, el equivalente a la plantación de más de 2500 árboles.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios