Borrar
Cristina Escoda, en el centro, durante su comparecencia de hoy TA
La oposición pide la dimisión de Toni Pérez por «hipotecar a casi tres generaciones» de benidormenses

La oposición pide la dimisión de Toni Pérez por «hipotecar a casi tres generaciones» de benidormenses

Cristina Escoda carga contra el primer edil por su «cambio de criterio» respecto al convenio urbanístico con los Murcia Puchades

Viernes, 31 de mayo 2024, 16:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) que condena a Benidorm a indemnizar con 330 millones de euros a la familia Murcia Puchades por el incumplimiento del convenio urbanístico firmado por las dos partes en el ya muy lejano año 2003 sigue provocando reacciones en la capital turística de la Costa Blanca.

Si el jueves era el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, el que hacía un llamamiento a la tranquilidad pese a la histórica cuantía de esa indemnización, hoy ha sido la portavoz del principal partido de la oposición local, Cristina Escoda la que «ante este varapalo» ha pedido, en rueda de prensa, «la dimisión del alcalde» por haber «llevado a Benidorm al precipicio tras esta sentencia que va a hipotecar a nuestros hijos y a nuestros nietos».

En una durísima intervención en la que la líder de los socialistas de Benidorm ha reconocido que su grupo está «impactado y preocupado» por el fallo del Tribunal, Escoda ha subrayado que el mismo supone «un perjuicio importantísimo para casi tres generaciones de benidormenses».

Además, Escoda ha recordado que el convenio que ha dado pie a la sentencia «fue impulsado por el Partido Popular» y que en aquel año 2003 «el actual alcalde de la ciudad, Toni Pérez, votó a favor mientras que el PSPV-PSOE, en ese momento, votó en contra».

Un convenio, ha insistido la portavoz socialista, que «fue ratificado por distintos gobiernos» y que ahora «sin saber por qué, Toni Pérez ha decidido cambiar el criterio y ha dejado a Benidorm en la más absoluta indefensión».

A juicio de Cristina Escoda, Pérez «no ha calibrado las consecuencias y nos tememos que, una vez más, esas consecuencias vienen derivadas de esa altivez y esa prepotencia que le caracteriza y a la que nos tiene acostumbrados». Los socialistas han personificado en el primer edil toda la responsabilidad del fallo del TSJCV y consideran que «con esas actitudes va a hipotecar a los vecinos de Benidorm que miran muy preocupados a cómo el Ayuntamiento va a gestionar esto».

Según el análisis de la situación realizado por Escoda, «el alcalde está actuando por impulsos y no pensó en cómo podía afectar esto a Benidorm. Por eso pedimos esa dimisión» ya que, ha remarcado, «no ha actuado en beneficio de los ciudadanos».

Escoda, eso sí, ha subrayado que desde el PSPV-PSOE «estamos de acuerdo y apoyamos que se presente el recurso», aunque también ha querido pedir al equipo de gobierno que, «puesto que los propietarios han tendido la mano al Ayuntamiento a abrir una línea de diálogo para paliar, en la medida de lo posible, las tremendas consecuencias que va a tener la sentencia; que acepte esa línea de diálogo y que anteponga siempre los intereses de los ciudadanos por encima del particular y que salvaguarde a los vecinos de una tremenda hipoteca».

Escoda no ha dudado en afirmar que la ejecución de esta indemnización supondría «una quiebra técnica del Ayuntamiento que tendremos que ir afrontando de alguna manera».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios