Borrar
Los bomberos ayudan a una mujer a salir de su vivienda a través del balcón. T.A.

Precintan un edificio de 44 viviendas en El Campello tras un derrumbe parcial del inmueble

El desplome del voladizo del cuarto piso ha provocado un efecto cascada que ha obligado a evacuar a los vecinos, algunos por el balcón

Viernes, 2 de febrero 2024, 08:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Todavía no había amanecido este viernes y a los vecinos del edificio 'La Ensenada', en primera línea de la playa de Muchavista, les ha cambiado la vida de repente. Un crujido les ha despertado sin saber muy bien qué había pasado. La razón ha sido el derrumbe del voladizo del cuarto piso de este bloque colindante con las vías del Tram que ha provocado un efecto cascada con el resto de plantas hasta afectar a los bajos, dañando también la cocina de un restaurante.

Los escombros han acabado cayendo al trazado ferroviario y han obligado a interrumpir la circulación entre El Campello y Lucentum de forma temporal, también como precaución para evitar que las vibraciones del tranvía agravaran los daños.

Un horror, pero también una suerte que haya sido a esta hora porque no había ninguna persona por los pasillos, por lo que no hay que lamentar heridos. Como primera precaución, los numerosos servicios de seguridad han desalojado a los residentes de las 44 viviendas que componen el bloque, puesto que el derribo se ha producido en la parte trasera que da acceso a los pisos.

Muchos de los apartamentos estaban vacíos, puesto que algunos se dedican a alojamiento turístico y otros son puramente vacacionales. De las 44 casas, se ha desalojado a diez adultos y un bebé de ocho familias. Siete de los vecinos han tenido que salir por los balcones, ayudados por una autoescalera del Consorcio Provincial de Bomberos.

Situación del edificio.
Situación del edificio. CPB

Han empleado una unidad de mando jefatura, una bomba urbana pesada y una autoescalera. En las labores de desalojo han participado un sargento, un cabo y cinco bomberos del parque de San Vicente, quienes cuentan con el apoyo del parque del Ayuntamiento de Alicante.

En las labores de desalojo han ayudado también la Policía Local de El Campello, la Guardia Civil, además de los Bomberos del Consorcio Provincial, quienes han acompañado a algunos vecinos para que retiren objetos personales imprescindibles.

Aún así, los bomberos han realizado una segunda inspección para asegurarse que nadie se encontraba en el interior ni tampoco debajo de los escombros. Han revisado todas las dependencias varias veces, primero una inspección ocular, más tarde con cámaras de visión térmica (que señalan presencia de vida) y, finalmente, con perros especializados en localización de personas.

El suceso ha ocurrido sobre las 6.30 horas. Uno de los rellanos del acceso a las viviendas de la cuarta planta de este bloque ha cedido y ha caído al tercer piso, que no ha aguantado el peso y ha hecho lo propio desplomándose a la segunda, primera planta y bajo, hasta terminar en las vías por donde transita tanto la línea 3, que concluye en El Campello, como la 1, con destino a Benidorm.

El problema ha obligado a detener la circulación del TRAM entre El Campello y Lucentum, en ambos sentidos, durante esta mañanaprovocando retrasos en las líneas L3 y L1, así como en la L5, que ha circulado con frecuencias de una hora.

Desde Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana han confirmado el cese de la circulación sobre las 7.47 horas, aunque apenas 20 minutos después se ha restablecido el servicio. Eso sí, con retrasos en ambas líneas que conectan Benidorm y El Campello con Alicante, en una hora en la que se llena de trabajadores de alta ocupación de este medio de transporte.

Mientras los vecinos se juntaban en el paseo de Muchavista, los bomberos accedían al interior del inmueble para determinar la gravedad de los daños junto con técnicos municipales. Los expertos decretaron como medida preventiva, y hasta nuevo aviso, que el inmueble debía ser precintado en su integridad para garantizar la seguridad de los residentes hasta conocer el alcance de los daños y realizar informes de la estructura.

Preocupación vecinal y situación del edificio con el derrumbe CPB/T.A.
Imagen principal - Preocupación vecinal y situación del edificio con el derrumbe
Imagen secundaria 1 - Preocupación vecinal y situación del edificio con el derrumbe
Imagen secundaria 2 - Preocupación vecinal y situación del edificio con el derrumbe

Hasta el lugar acudieron también de manera inmediata el concejal de Seguridad, Rafael Galván, y el alcalde de El Campello, Juan José Berenguer. Tras consultar con los servicios de emergencia y los técnicos municipales, han explicado a los afectados la situación. El Consistorio activó el protocolo para ayudar a los que no tienen alternativa habitacional de manera inmediata. Mientras el edil de Seguridad explicaba los trámites a seguir, el alcalde y la concejal de Turismo, Marisa Navarro, hacían gestionar para encontrar alojamiento inmediato a los afectados.

Muchos han preferido acudir a la acogida en casa de familiares y amigos, pero otros han sido trasladados por el momento a los Apartamentos Ahoy y Apartamentos Las Lanzas, que desde el primer momento se han mostrado dispuestos a colaborar.

El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer, en el lugar del siniestro.
El alcalde de El Campello, Juanjo Berenguer, en el lugar del siniestro. A.C.

Ahora técnicos tienen la palabra para diagnosticar el estado del edificio en general, mientras la comunidad de propietarios y la empresa que lleva la administración de los comuneros ya se han puesto en contacto con las compañías aseguradoras para estudiar soluciones.

Aunque la realmente afectada ha sido la parte sur del edificio, se ha optado por precintar el inmueble en su integridad. Se trata de una finca construida hace décadas, reformada en parte hace unos cinco años. Aunque la entrada es por la fachada que da al mar, realmente a las viviendas se accede por la parte trasera, a través de pasillos y voladizos, que son los que han cedido sin que de momento se conozcan las causas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios