Borrar
Carlos Baño en la noche de la Economía de la Marina Alta. JOSÉ IGLESIAS
Carlos Baño y su don de lenguas: valenciano, portugués e italiano

Carlos Baño y su don de lenguas: valenciano, portugués e italiano

El presidente de la Cámara de Comercio de Alicante asegura en la Noche de la Economía de la Marina Alta que aprendió la lengua de la Comunitat en el hostal Royana de Pedreguer cuando era comercial de la empresa de su padre

La cotorra

Alicante

Sábado, 2 de marzo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Vaig a parlar en valencià i no és lo meu. Però he traballat ací, a la Marina Alta, i si soc el que soc ara es gràcies a la meu escola en el Royana de Pedreguer». Así comenzaba sus palabras el presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Carlos Baño, en la gala de los XVI Premios del Cercle Empresarial de la Marina Alta que preside Benito Mestre y que se celebró en el hotel Marriott de Dénia ante la presencia de la consellera de Innovación, Turismo, Comercio e Industria, Nuria Montes.

¿Y qué es la Royana? Era un hostal por el que pasaban los comerciales de toda España (sobre todo de la Comunitat Valenciana) que trabajaban para distintas empresas y en el que se hospedaban varias noches e incluso semanas. Uno de ellos fue el joven Carlos Baño que trabajaba para la empresa de su padre por toda la Marina Alta, entre otras plazas. Allí es donde aprendió el valenciano, de escucharlo a la gente del 'Royana', aunque el presidente cameral alicantino ha hecho gala en varias ocasiones de su don de lenguas con el buen dominio del portugués, pero asegura que el italiano es su fuerte.

Baño mostró su satisfacción de estar en esta comarca del norte de la provincia de Alicante y en la noche de la economía de la Marina Alta «porque soy empresario de una empresa 'xicoteta' y he aprendido mucho aquí y de una comarca que si no existiera habría que inventarla». De hecho, se confesó una vez más un enamorado de la Marina Alta, como también comentó después en petit comité, el presidente de AVE Alicante, Joaquín Pérez, quién se deplazó hasta Dénia paar asistir a la gala como también lo hizo Maite Antón, presidenta de AEFA.

Y, por supuesto, se mostró muy orgulloso de toda la provincia y la Comunitat «que tenemos, desde Pilar de la Horadada hasta el último punto. Somos increíbles y tenemos que tener ese orgullo de pertenencia».

En su breve intervención, al ser uno de los que otorgaba un premio, Baño se refirió al recuerdo siempre presente de su padre impulsor de la empresa familiar que le decía: «esto es un negocio de sangre por dos cosas: porque se pasa de padre a hijos y porque perdemos hasta la última gota de sangre» para sacar adelante los negocios. Así que, concluyó ante todos los empresarios y empresarias: «me tenéis hasta la última gota de sangre a vuestra disposición».

De acelerógrafos y otros aparatos de nombre difícil

Bien saben los queridos lectores de esta cotorra que una siempre está ojo avizor para contar los mejores gazapos de la actualidad alicantina. Y es que por mucha experiencia que tenga uno hablando en público siempre es susceptible de cometer un error gracioso con una palabra complicada. Y sino que se lo pregunten al coportavoz del equipo de gobierno, Manuel Villar, cuando en la rueda de prensa posterior a la junta de gobierno tuvo que explicar el cambio de calificación del edificio municipal de Arzobispo Loaces para permitir la instalación en el sótano del mismo de una instalación del Instituto Geográfico Nacional para la monitorización sísmica.

El aparato en cuestión se llama acelerógrafo. Leído parece sencillo pero trate de decirlo en voz alta. Pues eso mismo le pasó a Villar, que se le trabó la lengua y no había manera de acabar la palabra en condiciones. Algo que nos puede pasar a cualquiera y más cuando hay que explicar un aparato de nombre impronunciable pero que en este caso generó un momento entrañable en medio de una rueda de prensa por lo demás muy seria.

Ausencias en el pleno municipal de Alicante

Cualquiera que vea el pleno municipal es consciente de que pasan muchas cosas que no se ven desde la retransmisión en directo que se hace en Youtube. No solo las protestas entre el público quedan fuera de los micrófonos de los concejales sino también el plano corto para recoger a las intervinientes supone que se pierda la visión general del pleno. Pero uno de los aspectos que dió mucho de qué hablar este febrero fue la falta continuada de concejales en algunos de los puntos del pleno.

Y es que hay que entender que las jornadas de pleno municipal son maratonianas. En este caso se empezó a las 9.30 y se acabó pasadas las 16.00 horas, con tan solo un descanso de 20 minutos sobre las 12.00. Mientras los concejales tienen la potestad de levantarse y dejar su asiento en cualquier momento, se entiende que para necesidades básicas o incluso en alguna ocasión para atender a los vecinos que se acercan a protestar al pleno.

Sobre esto suele haber un acuerdo tácito y suele quedar entre los detalles que observamos quienes acudimos, pero en esta ocasión no ha sido así. La concejala Begoña León (PP) ha afeado a Copé (EU-Podemos) que hiciera una pregunta sobre desahucios tras ausentarse durante su intervención sobre el mismo tema, Copé ha reclamado, sin el turno de palabra que ha escuchado desde fuera del salón para no interrumpir la intervención tras ir al baño.

Sin embargo Copé no ha sido el único en abandonar la sala durante el pleno. Durante la jornada los concejales han abandonado en más de una treintena de ocasiones el salón de plenos durante algunos minutos. Otros ejemplos: el alcalde ha abandonado el pleno en dos ocasiones, la concejala popular, Ana Poquet, ha votado de pie en un punto; la portavoz de Vox, Carmen Robledillo, los concejales socialistas Trini Amorós y Emilio Ruiz o el portavoz de Compromís Rafa Mas.

Esta cotorra supone que no es falta de interés por los puntos debatidos, sino más bien que siete horas de pleno implican tener que atender necesidades básicas inaplazables, sea ir al baño, un bocado de frutos secos para reponer energías o fumarse un cigarro. El caso es que sea como sea entre todos han sobrepasado ampliamente los 220 minutos de ausencia del pleno.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios