Borrar
Vertidos de toallitas El Campello. A. C.
Millones de toallitas tiradas al water obligan a cerrar la playa de un pueblo de Alicante

Millones de toallitas tiradas al water obligan a cerrar la playa de un pueblo de Alicante

Fue tal la cantidad vertida a los inodoros que las dos bombas de depuración se obstruyeron

Miércoles, 3 de abril 2024, 10:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tal ha sido el número de toallitas usados por los vecinos de la urbanización de Alkabir, de El Campello, que ha provocado el cierre de una playa. El uso indiscriminado de estos papeles húmedos embozaron las dos bombas de la estación depuradora del residencial, provocando un vertido.

A pesar de que el vertido ha sido controlado por operarios municipales y las aguas fecales no han llegado al mar, desde el Ayuntamiento de la localidad han detallado que, por medidas de seguridad, se mantendrán cerrados los accesos a la playa del Amador hasta, al menos, el viernes.

Zona con vertidos.
Zona con vertidos. A.C.

Según explican desde el Consistorio local, nada más conocerse los vertidos, personal de los departamentos de Obras y Servicios, Playas y empresa especializada en cubas de evacuación de líquidos se desplazaron al lugar. Tras despejar el área de aguas sucias pudieron extraer las dos bombas, una de las cuales estaba repleta de madejas de toallitas, las cuales inutilizaron el eje de la misma.

Tal era la cantidad de estos papeles húmedos que ha dejado una de las bombras inservibles, y esta se repondrá este jueves. La segunda de las bombas, aunque repleta de toallitas, si pudo ser reparada y funciona con normalidad, confirman fuentes municipales.

En las próximas horas se desplazará hasta el paraje un camión pala para acabar la limpieza en profundidad, aunque mientras tanto el Ayuntamiento ha decidido cortar el acceso a la playa, aunque el vertido no ha llegado al mar. Se espera que todo vuelva a la normalidad el viernes.

Vertidos de aguas fecales.
Vertidos de aguas fecales. A.C.

Se trata del segundo suceso de estas características en tan solo unos dias, pues a mediados de marzo se obstruyeron las mismas bombas, aunque en aquella ocasión, a parte de toallitas, los operarios encontraron un pantalón.

Es por ello que las autoridades locales recuerdan a los residentes que elementos como ropa, toallitas y bastoncillos no deben echarse al inodoro. «Es imposible saber de qué vivienda o viviendas proceden los vertidos», señalan los operarios.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios