Borrar

Shootori / P. Sellés

Alcoi

Sábado, 22 de abril 2023, 12:12

Modo oscuro

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Se esperaba una masiva participación, y el público no ha defraudado. La confluencia del día de las Entradas en sábado ha motivado la llegada de miles de personas a Alcoi con motivo de las Fiestas de Moros y Cristianos. 15.000 tomarán partido a lo largo del día en los dos segmentos que componen el acto: la Entrada Cristiana y la Mora.

Las tropas de la cruz han sido las primeras en desfilar por las calles de Alcoi, encabezadas por la capitanía de la filà Cruzados. Sobre Jesús Mullor ha recaído la responsabilidad de capitanear a los cristianos, arropado por sus 25 caballeros y con la pieza musical 'Crucis petra' de fondo compuesta para la ocasión. Como anécdota queda la caída sufrida por el Capitán, después de que se hundiera un segmento de su carroza. Ha sido justo después de la simbólica entrega de llaves que ha tenido lugar en la plaza de España. Finalmente todo ha quedado en un susto y la comitiva ha podido seguir el recorrido sin mayores incidentes.

La filà Montañeses ha protagonizado una escuadra espacial con motivo de su 100 aniversario

El resto de filaes cristianas han ido tomando el testigo de los Cruzados, con especial atención a la escuadra especial de los Montañeses, de celebración por su 100 aniversario; y de los Guzmanes, filà que ha ostentado la escuadra del mig. Parte de la atención ha recaído también sobre los Andaluces, filà a la que pertenece el Sant Jordiet de este año, Nicolás Sánchez Llinares.

El último segmento de la Entrada Cristiana ha correspondido al Alférez Cristiano por la filà Alcodianos, Miquel Jordá Linares. Entre las particularidades de su alferecía destaca el carácter temático de su 'boato', ambientado en la historia del almirante Roger de Llúria y su mujer Na Saurina d'Entença.

La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana
La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios

La alferecía de los Alcodianos pone el broche de oro a la Entrada Cristiana