Imagen de la reunión mantenida entre el alcalde de Benidorm y la delegación cubana / T.A.

Benidorm exporta su modelo DTI a Cuba, que lo implantará en varios de sus destinos

Una delegación del país caribeño ha visitado la ciudad para conocer su proyecto de inteligencia turística

Nicolás Van Looy
NICOLÁS VAN LOOY Benidorm

Lo que Benidorm representa para el turismo de sol y playa en el ámbito nacional lo supone Cuba en el mercado internacional. El destino caribeño es, desde hace muchos años, uno de los preferidos por los turistas españoles que quieren cruzar el Atlántico en busca de sol y playa y, quizás por esas similitudes, una delegación institucional cubana ha visitado el ayuntamiento de la capital turística de la Costa Blanca para conocer de primera mano su proyecto de Destino Turístico Inteligente (DTI).

Presidida por Ramón Pomés, director de desarrollo de Cubanacan, la delegación cubana ha sido recibida por el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, que ha sido el encargado de presentar a sus visitantes la experiencia DTI Benidorm para su implantación en los principales destinos de la isla, inicialmente en Varadero.

Para la representación cubana, «Benidorm es el mejor laboratorio; un caso de éxito» que buscan emular en su transición al DTI, confirmando Pomés que «Cuba aspira a ser el primer DTI certificado del Caribe», para lo que siguen el proceso de normalización implantado por Segittur y la experiencia de éxito de Benidorm.

La Corporación de Turismo y Comercio Internacional de Cuba, Cubanacan, es la encargada de promover, comercializar y operar instalaciones hoteleras en la isla y cuenta en la actualidad con 389 instalaciones hoteleras.

Por su parte, Toni Pérez ha mostrado sus satisfacción por «haber elegido Benidorm como modelo» toda vez que el proceso desarrollado en la ciudad «ha sido un trabajo muy elaborado en el que desde el primer momento se diseñó para ser escalable: todo lo que pudiéramos hacer debía ser escalable y servir para otros destinos».

Han acompañado al alcalde de Benidorm en la reunión, y han sido anfitrionas en la sesión de trabajo posterior en la Smart Office de Benidorm, la directora de Visit Benidorm, Leire Bilbao; y la directora de Inteligencia Turística, Celia Romero.

Por otro lado, integraban la delegación cubana el director de Tecnología y Sistemas del Ministerio de Turismo de Cuba, Pavel Pavón; el director de la empresa de desarrollo de software Guajiritos SRL, Miguel Méndez; y Evelio González, director general de la Empresa de Servicios Informáticos GET.

Pomés ha destacado el interés por el capítulo turístico de la isla caribeña, para los que la experiencia de Benidorm, turismo de sol y playa, es considerada fundamental en este reto que acometen donde la aspiración isleña «es volver al ritmo de 2019, más que a los números». Al tiempo, buscan «innovar en la línea que está siguiendo Benidorm, el modelo más eficaz».

La delegación cubana ha solicitado al alcalde Toni Pérez desarrollar una colaboración extraordinaria de Benidorm «intercambiando experiencias» que contemple «desde formación de personal en la Smart Office como la evangelización en el desarrollo DTI», participando con la Universidad de Matanzas en jornadas formativa en la propia isla al considerar que «la experiencia de Benidorm nos es fundamental».

Pomés considera determinante para plantear esta colaboración que «en Cuba, donde el 67'6% es turismo de sol y playa, se admira cómo Benidorm ha encauzado la competitividad en Inteligencia Turística».

Toni Pérez ha destaco el «interés en explorar las propuestas cubanas» y la importancia de la Smart Office «en los procesos de superación de la pandemia y la gestión de ayudas y captación de fondos».

Al mismo tiempo, insistió Pérez, «la gestión y análisis del dato para determinar acciones de gobernanza y el cruce de información y compartición de datos para los procesos de gestión del destino turístico».