Borrar
Imagen de la zona de la desembocadura del río Algar en Altea TA
Altea se opone a la nueva Ley de Ordenación de la Costa impulsada por el Consell

Altea se opone a la nueva Ley de Ordenación de la Costa impulsada por el Consell

El edil de Urbanismo afirma que la norma va en contra de la propuesta que recoge el nuevo PGOU local

Miércoles, 3 de julio 2024, 11:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La nueva Ley de Ordenación de la Costa de la Comunitat Valenciana, que está siendo impulsada por el Consell de Carlos Mazón, ha provocado un nuevo enfrentamiento entre la Administración autonómica y el ayuntamiento de Altea, cuyo equipo de gobierno, formando por Compromís y PSPV-PSOE, ha anunciado la presentación de una alegación contra esta normativa, que actualmente se encuentra en fase de exposición pública.

Tal y como ha explicado el edil de Urbanismo y Medio Ambiente, José Orozco, desde la Villa Blanca se oponen a esta nueva Ley por considerarla contraria a la conservación de los ecosistemas costeros. Según ha subrayado el concejal alteano «nos preocupa que la nueva ley quiera reactivar, de manera clara, procesos de urbanización en el poco litoral virgen que queda tanto en nuestro municipio como en el resto del territorio valenciano», algo que, a juicio de Orozco, sí hacía el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (Pativel) «aprobado por el Botànic en 2018».

El responsable local de Urbanismo y Medio Ambiente pone, además, el foco en el cambio climático y las consecuencias que a medio y largo plazo pueda tener en el ecosistema costero y las infraestructuras litorales. En ese sentido, Orozco ha afirmado que «existe un amplio consenso científico respecto de los impactos que el cambio climático tendrá tanto en la regresión de la costa, la subida del nivel del mar, en los recursos naturales y pérdida de biodiversidad, como sobre la actividad humana y sus bienes».

Por ello, considera que «para poder hacerle frente, se requieren principios como los de cautela y precaución que esta ley ignora», algo a lo que ha añadido que «cuando en el preámbulo de la ley determina que se preserva el territorio, se persigue desprotegerlo, y cuando señala que trata de poner en valor el litoral, lo que aparentemente busca es urbanizarlo».

Para ejemplificar esa aseveración, el responsable local de Urbanismo y Medio Ambiente de la Villa Blanca ha remarcado que la ley menciona medidas orientadas a la preservación del paisaje litoral y del patrimonio cultural, «viéndose quebradas cuando acudimos a la Disposición Transitoria Tercera, que prevé que los suelos de mayor valor ambiental del litoral puedan admitir usos terciarios de camping a 100 metros, u hoteleros a 200 metros del litoral».

«Este hecho contradice el Plan General Estructural de Altea, que ya ha obtenido un pronunciamiento a ambiental favorable por parte de la Conselleria, y que impide la implantación de nuevos usos terciarios que nueva planta; salvo la restauración y reutilización de arquitectura tradicional ya existente, en los primeros 500 metros en el suelo no urbanizable de protección del litoral protegidos acertadamente por el Pativel»; explica el responsable municipal de Urbanismo y Medio Ambiente.

José Orozco acaba indicando que, «la citada Disposición Transitoria Tercera pone en entredicho toda la labor del texto jurídico al permitir, sin diagnóstico ni ordenación alguna previa, la implantación de usos que imposibilitarán o dejaran sin finalidad el supuesto objetivo de la Ley, que pretende garantizar la protección del medio ambiente adoptando tomas de decisión preventivas en caso de riesgo».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios