Borrar
Imágenes de la detención del violento prófugo. P.N

Con un taladro y mecheros: así torturaba un narco prófugo arrestado en Alicante

El apresado, de nacionalidad alemana, era miembro de una red criminal dedicada al tráfico de drogas | Se enfrenta a una pena que podría llegar hasta los 15 años de prisión

Martes, 12 de septiembre 2023, 11:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Quemaduras con mecheros y cigarrillos, lesiones en los dedos con llaves de tubo y heridas en el muslo producidas con la broca de un taladro. Así sonsacaba información el narco alemán buscado por la justicia de su país por torturar a dos miembros de otras organizaciones criminales.

La Policía Nacional localizó al prófugo, buscado desde el año pasado, en una playa de Dénia. Poco tiempo después lo detuvieron en el parking de un establecimiento comercial. Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), al fugitivo le constaba una Orden Europea de Detención y Entrega (Oede).

El prófugo, miembro de una red criminal dedicada al tráfico de drogas, era conocido por utilizar extrema violencia con el fin de sacar información o de realizar 'vuelcos' a otras organizaciones criminales.

Los hechos por los que se le buscaba ocurrieron en abril de 2022 en la ciudad alemana de Brandemburgo. El ahora apresado se encontraba junto a dos miembros de la misma organización criminal, dedicada al tráfico de drogas y a realizar 'vuelcos' a otras organizaciones criminales.

Tras concertar, a través de una tercera persona, una cita telefónica con la víctima -en aquel momento menor de edad- se encontraron con ella en un parque infantil de la localidad. Al llegar, la rodearon y la obligaron a entregar su teléfono móvil y a subirse a un coche. Desde allí la trasladaron hasta un piso, controlado por miembros de la organización, donde la torturaron gravemente con el fin de sacarle información sobre varios miembros de una organización rival.

Ante las negativas de la víctima a facilitar información, los autores de los hechos utilizaron su teléfono móvil y -haciéndose pasar por ella- contactaron con uno de sus objetivos. La obligaron, nuevamente con violencia, a que los guiara hasta la vivienda de esa persona y a timbrar en su puerta para que abriera, momento que aprovecharon para introducirse todos en la casa.

Valiéndose de las mismas torturas que en el caso anterior, le exigieron una cantidad de MDMA de la que, en ese momento, no disponía. Por este motivo, trasladaron a las dos víctimas al piso franco donde, tras torturarlas con violencia extrema, consiguieron el pago de una importante cantidad de dinero.

El fugitivo -que era conocido por utilizar extrema violencia con el fin de sacar información o de realizar 'vuelcos'- se enfrentaba a una pena que podría llegar hasta los 15 años de prisión, motivo por el que huyó de Alemania.

A través de la Oficina Sirene, y gracias a las investigaciones policiales realizadas, a finales del pasado mes de agosto los agentes consiguieron localizarlo. Se encontraba en una zona de playa de Dénia a bordo de un vehículo, y poco tiempo después lo detuvieron en el parking de un establecimiento comercial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios