Herramientas utilizadas para realizar el método 'bumping' / Guardia civil

'El método de la llave falsa': la fórmula existosa de los ladrones para allanar las viviendas

Ejecutado de manera correcta, el proceso dura apenas unos segundos y no deja niguna señal visible

Alejandro Hernández
ALEJANDRO HERNÁNDEZ Alicante

El 'método de la llave falsa' se ha convertido en el favorito de los cacos debido a que es rápido y no deja apenas rastro. También conocido como 'bumping', ha sido utilizado por la banda de ladrones especializada en robos a viviendas que ha sido detenida en Aspe. La táctica consiste en introducir una llave manipulada en el cilindro de la cerradura y, mediante un golpe, desplazar los pistones que permiten que la llave realice el giro.

Este procedimiento se ha convertido en el más usado por los cacos para acceder al interior de los domicilios. Aunque puede parecer demasiado simple, resulta efectiva para desgracia de sus moradores.

Ejecutado por un ladrón o un cerrajero con experiencia, el proceso es rápido y no deja marcas, lo que acarrea un problema adicional a la hora de percatarnos de que hemos sido víctimas de un robo o incluso al gestionar la tramitación con el seguro una vez confirmado el hurto.

Este tipo de llaves son legales y se venden en tiendas online y cerrajerías

Las creación de este tipo de llaves no es ilegal y son muy sencillas de fabricar. Si buceas en internet encontrarás cientos de vídeos y tutoriales en los que muestran cómo crear una paso a paso. Además, se venden en tiendas online o cerrajerías ya que resultan muy útiles para resolver un apuro doméstico puntual. Darles cualquier otro uso es, por supuesto, un delito grave.

El método no es algo nuevo, los cerrajeros lo usaban cuando tenían que proceder a abrir una puerta. Muchas cerraduras actuales están fabricadas con el objetivo de evitar este tipo de robos, pero si el cierre es antiguo, es bueno seguir varios consejos para evitar ser víctimas del 'bumping'.

En primer lugar la cerradura debe estar hecha de acero y níquel, ya que son aleaciones de alta resistencia que evitan su manipulación. También deberá contar con un sistema anti ganzúa y con el conocido escudo protector, así los ladrones no podrán ver la marca del bombillo, lo que les dificultará la elección de la herramienta necesaria para abir la puerta. Además, deben ser cerraduras con llaves de alta seguridad, que no puedan ser copiadas fácilmente.

Lucha paralela

Los fabricantes de sistemas de seguridad trabajan para bajar la efectividad de este método ofreciendo productos, como los bombillos o cilindros de seguridad antibumping, con el objetivo de proteger de la mejor manera a los clientes.

Las cerraduras antibumping son aquellas expresamente diseñadas para resistir esta técnica de robo. Entre los modelos diferentes del mercado no todos ofrecen una total invulnerabilidad, pero sí es cierto que es mucho más complicado hacerse con una llave bumping.

Los modelos que por su morfología interna son imposibles de forzar mediante la técnica son los de cilindro, debido a que exigen muchas acciones en el mismo golpe y es imposible hacerlo.

Temas

Hurtos