Borrar
Dos agentes de la Policia Nacional escoltan al acusado antes del juicio. EFE/Morell
La Fiscalía pide 27 años para el acusado de matar a su expareja en Elche el día de Navidad

La Fiscalía pide 27 años para el acusado de matar a su expareja en Elche el día de Navidad

El procesado niega que la víctima hubiera sido pareja suya, asegura que la encontró muerta, y apunta a un robo de droga como móvil

EP

Alicante

Lunes, 16 de octubre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Fiscalía pide 27 años de prisión para un hombre al que acusa de matar a su expareja, Yolanda, una joven de 25, de un tiro en la cabeza el día de Navidad de 2021 en su domicilio del barrio de Los Palmerales de Elche y después pedir ayuda y ofrecer dinero para deshacerse del cuerpo.

El hombre fue localizado y detenido seis días después en un prostíbulo de la localidad --regentado por la madre de una pareja anterior y al que había ido en busca de esta última y de la hija que tenían en común--, armado con un subfusil de asalto que usó contra los agentes que trataban de arrestarle. Por este último hecho ya fue condenado y aceptó cumplir diez años de prisión.

El ministerio fiscal ha asegurado en la primera sesión del juicio, que se celebra ante un jurado popular, que víctima y acusado habían mantenido una relación sentimental mientras que él, que se ha declarado inocente, lo ha negado y ha asegurado que se la encontró muerta en la habitación en un crimen que ha relacionado con un robo de droga.

De acuerdo con la Fiscalía, procesado y víctima mantuvieron una relación sentimental entre noviembre y diciembre de 2021 y, durante el día de Nochebuena, la víctima acudió a su casa, donde su ex pareja le disparó en la cabeza con un arma corta, lo que le provocó la muerte. A continuación, huyó durante días y, tras confesarle los hechos a su abogado, fue localizado y detenido el 30 de diciembre de 2021 en el prostíbulo.

La fiscal sostiene que durante la relación sentimental con la víctima, el hombre ejercía control sobre ella y no la dejaba mantener contacto ni con sus amigos ni con sus compatriotas de Paraguay. Y el día de los hechos, «de manera sorpresiva» y sin «que tuviera opción a defenderse», le colocó a la mujer un arma corta en su sien izquierda y le pegó un tiro que terminó con su vida. Según la acusación pública, escondió el arma en un calcetín rosa y negro en el hueco de una pared que más tarde encontró la Policía.

Una vez cometido el crimen, pidió a varias personas de su entorno que le ayudaran a deshacerse del cuerpo de la víctima a cambio de diversas sumas de dinero.

El acusado afirma que ambos traficaban con droga

Sin embargo, el acusado, que solo ha accedido a responder a las preguntas de su abogado, se ha declarado inocente de los hechos y ha negado que mantuviera una relación sentimental o sexual con la víctima, a la que ha asegurado que conoció cuando fue a «llevarle cocaína» y no habló con ella.

Al cabo de dos días, según su versión, la encontró en un parque con unos amigos en común y ella le explicó que empezaría a trabajar traficando con droga porque «no ganaba mucho dinero al cuidado de un hombre mayor» y lo necesitaba para traer de su país a uno de sus dos hijos menores.

El acusado se ha declarado inocente de los hechos y ha negado que mantuviera una relación sentimental o sexual con la víctima, a la que ha asegurado que conoció cuando fue a «llevarle cocaína» y no habló con ella

Así, según el acusado, habría tenido con la víctima «una pequeña amistad» porque empezaron a trabajar para la misma persona que traficaba con droga, pero ha afirmado que no mantuvo relaciones sexuales con la mujer.

El 24 de diciembre de 2021 ha afirmado que le entregaron cinco paquetes de cocaína, dos para que él los distribuyera por El Palmeral y otros tres de los que se haría cargo una tercera persona y ha relatado que ese día salió a hacer el reparto de droga con su perra y, al regresar al domicilio, llamó a Yolanda pero ella ya no le respondió.

Según su versión, la encontró en el suelo de la habitación y sin los tres paquetes de droga que le había dejado para que se los guardara. En ese momento, pensó en llamar al 112 para alertar a la Policía, pero colgó porque no sabía cómo explicar el tema de la droga.

Niega haber confesado el crimen

El día de Navidad el acusado se fue con quien ha afirmado que era su pareja en ese momento y llamó a su abogado para explicarle lo que había sucedido, pero ha defendido que en «ningún momento» reconoció haber sido el autor del asesinato de la mujer.

Además, ha relatado que el 31 de diciembre fue armado a casa de su expareja --el prostíbulo que regentaba su exsuegra--, con quien tenía una hija en común y a quien quería hacerle llegar más de 1.000 euros. Sin embargo, ni su expareja ni su hija estaban en el lugar, --se encontraban bajo protección policial-- donde sí que apareció la Policía Nacional alertada por su presencia y ya con la sospecha de que era el autor del crimen de Yolanda.

El fiscal le acusa de delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas, con la agravante de discriminación por razón de género, por los que pide 27 años de cárcel más una indemnización para los familiares de la víctima entre los 200.000 y los 255.000 euros

El acusado ha argumentado que disparó a los agentes porque hay personas que intentan «quitar dinero o droga y extorsionan o fingen» ser agentes. Finalmente, la Policía consiguió detenerle ese mismo día.

El fiscal le acusa de delitos de asesinato y tenencia ilícita de armas, con la agravante de discriminación por razón de género, por los que pide 25 y dos años de cárcel más una indemnización para los familiares de la víctima que oscila entre los 200.000 y los 255.000 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios