Borrar
Un vehículo del CNP junto a la comisaría de Elda. P.N
Corta el cuello a un taxista y le atropella con su propio taxi en Elda

Corta el cuello a un taxista y le atropella con su propio taxi en Elda

La Policía tuvo que utilizar un táser para reducir al presunto agresor | La víctima tiene una pierna fracutrada

Viernes, 15 de septiembre 2023, 13:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía Nacional y Policía Local de Elda han detenido a un varón por presuntamente acuchillar en el cuello a un taxista y posteriorimente atropllearle con su propio taxi, fracturándole una pierna. El objeto de la agresión era un robo, según ha anunciado el Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

Gracias a la rápida actuación conjunta entre la Policía Nacional y la Policía Local de Elda se pudo arrestar in fraganti al presunto autor de los hechos, un varón de nacionalidad española, de 45 años de edad, quien pasará a disposición judicial en las próximas horas como presunto autor de los delitos de tentativa de homicidio y atentado a agente de la autoridad.

Los hechos ocurrieron, sobre las 17 horas del pasado jueves 14 septiembre. Unos ciclistas se encontraron al taxista tumbado en la calzada sangrando abundantement, por lo que llamaron a la Policía. Rápidamente se dirigieron allí las dotaciones de servicio quienes llegaron escasos minutos después del comunicado y se entrevistaron con los dos ciclistas que estaban atendiendo a la víctima, siendo requeridos al mismo tiempo por un operario del cementerio quien les indicaba que el presunto autor se había introducido en el cementerio.

Cuando los agentes lo localizaron, el presunto agresor huyó campo a través en dirección al núcleo urbano de la ciudad, siendo perseguido por los agentes y haciendo caso omiso a sus indicaciones, incluso amenazándoles de vez en cuando con atacarles. El varón mientras corría, echaba mano de su cintura y hacía ademán de girarse mientras que gritaba a los agentes «os voy a pegar un tiro», sospechando los agentes que pudiera llevar algún arma de fuego.

En ese instante, se unió a la persecución una dotación del cuerpo de la Policía Local de Elda quienes, junto con los agentes de Policía Nacional consiguieron detener al varón cuando, uno de los agentes locales, tras varios avisos de alerta, tuvo que utilizar el dispositivo inmovilizador electrónico para conseguir que el varón depusiera su actitud.

Tras la detención del autor, se preservó el escenario del crimen, el vehículo donde sucedieron los hechos, con el fin de poder realizarse la posterior inspección ocular y recoger pruebas del delito.

En cuanto a los hechos, según las manifestaciones de la víctima y de los testigos, dos ciclistas que pasaban por allí y vieron al taxista herido y tirado en la cuneta junto a su vehículo, quienes a la sazón fueron quienes llamaron a la Policía, el presunto autor había solicitado el servicio de taxi en la ciudad para que le llevasen al cementerio.

Ataque repentino

El taxista manifestó que de repente el detenido le propinó un corte en el cuello por lo que, al notar la agresión, rápidamente salió del vehículo. Fue en ese momento cuando el agresor se puso al volante del taxi y lo condujo hacia él con la intención clara de atropellarle, consiguiéndolo y llegando a pasarle el coche por encima de las piernas, lo que le provocó fracturas en una de ellas.

En ese mismo instante llegaron al lugar los dos ciclistas a quienes alertó estando aún el agresor dentro del vehículo. Cuando vio que uno de los ciclistas se dirigía al vehículo les gritó desesperadamente: « no te acerques que tiene un cuchillo, me ha cortado y me ha pasado por encima. Ayuda, ayuda, llamad a la Policía.» Fue en este momento cuando el agresor salió del vehículo y corrió hacia el cementerio introduciéndose por una de sus puertas laterales.

La víctima, un varón azerbaiyano, de 40 años de edad, fue trasladada al Hospital General de Elda donde fue intervenido quirúrgicamente y actualmente su estado de salud es estable. El arma del crimen fue hallada posteriormente en el asiento del copiloto del vehículo durante la inspección ocular, resultando ser un cúter con el mango reforzado con precinto para tener mejor agarre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios