Borrar
Momento de la extracción del cajero. L.V

Arrancan el cajero de una sucursal de Algorfa en plena madrugada con un camión pluma

Los cacos, al verse seguidos de cerca por los agentes, abandonaron el botín en medio de la AP-7 | La Policía trata de averiguar la identidad de los asaltantes, que no pudieron ser detenidos

Jesús Nicolás

Algorfa

Martes, 21 de mayo 2024, 13:52

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Eran las 3.30 horas de la madrugada en pleno centro de Algorfa. Un estruendo despierta a varios vecinos. En la calle, un vehículo acaba se estrellarse contra el cristal de la sucursal de Caja Rural Central en la localidad. A continuación, enganchan el cajero a un camión pluma y lo arrancan de cuajo. Ya montado el dinero en el remolque, se dan a la fuga, pero un coche de la Policía Local les sigue por detrás, muy cerca. Así empezó esta pasada noche una espectacular persecución policial que ha llevado a los agentes a recuperar el botín de estos cacos, que no han podido, sin embargo, ser detenidos.

Según relatan fuentes policiales al alcalde de la localidad, Manuel Ros, los ladrones emplearon el camión de una empresa de materiales de construcción radicada en Elche. Sobre él, iban montadas dos personas, mientras otras dos lo hacían en un Audi A6 con matrícula falsa, el cual abría paso al camión por delante, a modo de escolta.

Los agentes llegaron al escenario del crimen, tal y como se aprecia en un vídeo, 'in extremis', justo cuando los cacos se disponían a emprender la huída con el botín cargado. La persecución, relata el alcalde, fue muy dura para los agentes, con momentos de especial tensión cuando los conductores del camión, invadían el carril contiguo y pegaban frenazos con tal de amedrentar a los agentes.

La persecución, de varios kilómetros, llevó a los cacos y al vehículo policial hasta a la AP-7. Allí finalmente los ladrones daban su brazo a torcer. El camión con el pesado cajero se cruzaba en medio de la autopista y de la cabina bajaban sus dos ocupantes, los cuales salieron corriendo al instante dándose a la fuga entre las parcelas de huerta más próximas. El Audi A6 que les acompañaba continuó la marcha a gran velocidad y se le perdió la pista.

La Policía, que se felicita de al menos haber salvado el dinero, está investigando quiénes serían los presuntos autores del robo. Sospechan que podría tratarse de una banda organizada que ya habría materializado otros asaltos similares en sucursales de otros puntos de la provincia de Alicante.

El alcalde, Manuel Ros, por su parte, muestra su agradecimiento a los agentes y destaca que, durante la persecución, no hubo que lamentar afortunadamente daños personales. Ni siquiera materiales en el vehículo policial pese a los reiterados intentos de los cacos de sacar a los agentes de la carretera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios