Borrar
Cartel de la localidad de Villapene TDA
Los pueblos de España con los nombres más extraños

Los pueblos de España con los nombres más extraños

Desde Guarromán hasta Villapene, te contamos de dónde vienen sus divertidos nombres

Jueves, 9 de mayo 2024, 13:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Guarromán en Jaén, Cenicero en La Rioja o Alcantarilla en Murcia son algunos de los nombres de pueblos más extraños de toda España. A lo largo y ancho de nuestra geografía se asientan localidades con topónimos de lo más curiosos. Malcocinado en Badajoz o incluso Villapene en Lugo son otros ejemplos de territorios que tienen un nombre que parece intencionadamente chistoso.

¿Por qué estos pueblos se llaman así? Pues depende de muchos factores. Para empezar, los nombres de pueblos españoles se pueden dividir en seis grandes grupos que van desde los topónimos prerromanos hasta los modernos, pasando por los germánicos, los árabes y los canarios. Pero la gracia está en el motivo semántico por el cual a un pueblo se le puso Consuegra, Rodillazo o Nigüelas como nombre, entre otras ocurrencias.

Estos motivos son muy diversos. El topónimo de un pueblo puede venir de un nombre propio, del color de la tierra que lo rodea, de la flora que crece en sus inmediaciones, de los ríos que los atraviesan o incluso de algún animal autóctono de la zona.

En TODOAlicante hemos seleccionado algunos de estos pueblos con nombres extraños, curiosos o graciosos. Te contamos de dónde vienen.

Cenicero, La Rioja

Aunque pueda parecerlo, esta localidad ubicada en la comarca de Logroño, no recibe su nombre por algún motivo relacionado con el tabaco. En su lugar, Cenicero se llama así porque, antiguamente, las reuniones que realizaban los pastores para tratar sus temas se llevaban a cabo alrededor de hogueras. Cuando estas terminaban y las hogueras se apagaban, siempre quedaba un rastro de ceniza sobre la tierra.

Alcantarilla, Murcia

El nombre de este municipio proviene del árabe Al-Qantara, que significa 'puente', y es bastante probable que se trate del Qantara-Askaba situado entre Murcia y Librilla al que aludió el cartógrafo Al-Isdrisi en el siglo XII. Como curiosidad, todos los pueblos que empiezan con el prefijo 'al' o 'beni' vienen del dominio musulmán.

Guarromán, Jaén

Esta pequeña localidad cuyo nombre parece hacer referencia a una suerte de superhéroe con poca higiene proviene en realidad del árabe 'Uadi-r-Romman' (río de los granados). Esta denominación fue evolucionando fonéticamente hacia 'Guadarromán' para, finalmente, establecerse como 'Guarromán'.

Malcocinado, Badajoz

El origen de un nombre tan estrafalario como este no está claro del todo. Existen varias teorías al respecto. Una de ellas dice que antiguamente había una posada de bandoleros en esta localidad que tenía como nombre Marcos Cinado, lo que derivó fonéticamente en 'Malcocinado'. También se dice Marcos Cinado fue un cacique que fundó este pueblo. Lo que sí está claro es que la denominación de la localidad hasta el año 1939 era 'Marcocinado'.

Villapene, Galicia

Cualquiera pensaría que se trata de una broma, pero no. Villapene existe y se ubica en Galicia. Su nombre, curiosamente viene del compuesto 'villa' (población o terreno agrícola) y 'pennus' el sobrenombre romano del propietario de aquel territorio antiguamente.

Consuegra, Toledo

Este concepto tan enrevesado del árbol familiar también es el nombre de una localidad toledana. No obstante, aquí nadie es consuegra de nadie. El nombre deriva de la antigua ciudad prerromana de Consabura (confluencia del río Sabo, el actual río Amarguillo).

Rodillazo, León

Ningún cacique arremetía rodillazos contra nadie, ni tampoco se arrodillaban para refrescarse frente al río. O si lo hacían, el nombre de la localidad de Rodillazo, en León, no proviene de eso. En su lugar, el topónimo deriva del latín vulgar 'ruptela', que en leonés pasaría a ser 'rotilla' haciendo referencia a un terreno o prado desbrozado.

Nigüelas, Granada

Sería genial que Nigüelas recibiera su nombre de algún olor extraño proveniente de la tierra de esta zona, pero no es así. El topónimo Nigüelas tiene un origen mucho más simple. Deriva de Niwalas, que es el nombre que recibía esta zona ubicada en Granada durante el dominio árabe.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios