Borrar
Rostros de las mujeres. T.A.
Luchadoras en la retaguardia

Luchadoras en la retaguardia

Una cocinera, una diseñadora de aplicaciones web, una matrona y una administrativa ejemplifican la lucha de las mujeres por la igualdad desde el anonimato

Susana Almenar

Alicante

Miércoles, 8 de marzo 2023, 07:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Texto elaborado con información de Pau Sellés, Alejandro Hernández, Adrián Mazón y Tere Compañy.

La mitad de la población mundial son mujeres. Han existido toda la vida y, de la primera a la última, todas han contribuido a construir las sociedades en las que hoy en día vivimos. Sin embargo, todavía existen desigualdades entre ellas y los hombres. Por eso, cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer para reivindicar los derechos de las mujeres y la igualdad de género en todos los ámbitos.

A lo largo de la historia han existido científicas, historiadoras, filósofas, poetas, deportistas... La presencia femenina siempre ha estado ahí y, durante generaciones, jóvenes y mayores han luchado por conseguir visibilidad y sociedades igualitarias. Algunas lo han hecho con grandes carreras y profesiones, y otras a través de la crianza de sus hijos y el mantenimientos de sus casas.

Son muchas las alicantinas que desde el anonimato contribuyen con la causa y persiguen la igualdad. Ellas, las que normalmente no ven su nombre en televisiones o periódicos pero todos los días se esfuerzan y trabajan, están ahí, y tienen algo que decir.

Loli Flores, cocinera

Loli Flores, cocinera

Loli Flores tiene 59 años y se ha pasado literalmente la vida entre fogones. La práctica totalidad de su vida laboral la ha dedicado a la gastronomía, una labor que con el tiempo también se ha convertido en una afición. Millares de escolares han podido degustar las elaboraciones de esta alcoyana, que atesora una vasta experiencia en el servicio de comedor del colegio público El Romeral.

Accedió al servicio como cuidadora y, con el paso de los años, se ha convertido en jefa de cocina. La alcoyana reivindica su particular aportación a la cultura de la mujer trabajadora, y es que el comedor de El Romeral ha ayudado a numerosas madres a conciliar su vida laboral con la familiar.

«Aún queda mucho por hacer para conseguir la plena igualdad. No creo que la conmemoración del 8M deje de ser necesaria a corto plazo»

Loli Flores

Cocinera

«Si no fuera por nosotras, no habría nada», asegura de manera tajante cuando se le pregunta por el valor de la mujer en la sociedad. El día 8 de marzo no tiene pensado participar en ningún acto reivindicativo, pero considera necesaria esta efeméride para concienciar a futuras generaciones. «Aún queda mucho por hacer para conseguir la plena igualdad. No creo que la conmemoración del 8M deje de ser necesaria a corto plazo».

Y si se encontrase con la niña que fue, Loli le recordaría que ninguna mujer necesita a un hombre al lado para salir adelante, una lección que también haría extensible a todas las féminas de su familia, a las cuales considera sus principales referentes de vida.

Laura Pastor Amat, Advance App Engineering Analyst en Accenture

Laura Pastor Amat, Advance App Engineering Analyst en Accenture

Para Laura, el Día Internacional de la Mujer «simboliza la lucha continua de todas las mujeres pasadas, presentes y futuras por la igualdad en todos sus aspectos». Además, incide en que «es un día simbólico» porque para ella «esa lucha es día a día y no solo una vez al año». En su caso, aporta su granito de arena dando visibilidad a la mujer en el sector científico y tecnológico «ya que es un sector que todavía tiene mayoría masculina».

Asimismo, comparte que «a las niñas y a las jóvenes de hoy les diría que ellas son el futuro y que no le pongan límites a sus sueños». La ingeniera asegura que «hay muchos referentes de mujeres que lucharon y demostraron que los sueños no tenían límites» y que su favorita es Marie Curie. El motivo principal es que «a pesar de que nació en un momento de la historia en el que las mujeres polacas no podían cursar estudios universitarios, supo superar esas barreras y acabó siendo la primera mujer en ganar un premio Nobel y la única persona que a día de hoy ha ganado dos premios Nobel de dos disciplinas diferentes».

«El día que se logre una verdadera igualdad pasará a celebrarse como el día de la victoria»

Laura Pastor Amat

Advance App Engineering Analyst

Para ella, el caso de Marie Curie «demuestra que el soñar no tiene límites si una persigue su sueño». Y en cuanto a soñar, Laura Pastor piensa en el futuro del 8-M. «Se celebrará mientras todavía queden ítems por luchar y el día que se logre una verdadera igualdad pasará a celebrarse como el día de la victoria. Ese día en el que recordaremos a todas las mujeres que han luchado por lograrlo», asegura.

Teresa Martínez, matrona

Teresa Martínez, matrona

Teresa Martínez Mollá tiene 58 años y lleva desde el año 1986 trabajando como matrona, casi siempre en atención primaria. Ha ejercido su labor en localidades como Crevillente, San Juan y Alicante, y en la actualidad está muy implicada en trabajar con mujeres que han sufrido pérdidas gestacionales y en el reconocimiento del duelo perinatal. También está involucrada en actuaciones sobre lactancia materna y parto respetado, entre otras. Además, es antropóloga y doctora por la Universidad de Alicante (UA).

Para ella, el 8 de marzo es un día para «reivindicar la igualdad de derechos de las mujeres» y también «para visibilizar las desigualdades que se siguen produciendo» y «plantearse medidas que a nivel individual cada persona puede tomar». Por su parte, en su trabajo intenta «mejorar la atención que se da a cada mujer en todos los momentos de su vida: adolescencia, anticoncepción, embarazo, parto, posparto, crianza, lactancia materna, climaterio, duelo...».

Además, a las mujeres embarazadas les transmite «que tienen que ir a su parto sintiéndose poderosas, sabiendo que tienen todos los recursos y conocimientos para que sea una experiencia positiva». Para conseguirlo, Teresa les informa de sus derechos y les anima «a cumplimentar su plan de parto y a comentarlo con las matronas que las van a acompañar durante el mismo». Igualmente, les invita «a escuchar a cuerpo y a su corazón en todo momento».

«Los referentes son esas personas que trabajan día a día para que la situación cambie, para que la igualdad de derechos sea una realidad»

Teresa Martínez

Matrona

Por su experiencia y trayectoria, Teresa Martínez se considera un referente femenino, especialmente dentro de su profesión. Y es que para ella «los referentes son esas personas que trabajan día a día para que la situación cambie, para que la igualdad de derechos sea una realidad». Sobre esto, asegura que en su entorno profesional conoce «a muchas mujeres y a algún hombre que lo hacen».

Echando la vista atrás para hablar con la niña que fue, Teresa le dice «que esté tranquila» porque sigue «luchando para que los sueños que tuvo se vayan cumpliendo y para que las situaciones de violencia y desigualdad lleguen a ser una cosa del pasado». Y a las niñas de hoy -que serán mujeres en el futuro-, la matrona les dice «que tienen que estar vigilantes, que los derechos cuesta mucho conseguirlos pero es muy fácil perderlos».

Sin embargo, la alicantina confío «en que algún día ya no sea necesario luchar por la igualdad». Aunque también añade que «lamentablemente, me parece que ese día está muy lejos». Y es que a pesar de que «se están produciendo avances, también vemos como cada día en alguna zona del mundo se pierden derechos que se habían logrado y se viven situaciones de terrible desigualdad».

Antonia María Martínez, administrativa en una asesoría

Antonia María Martínez, administrativa en una asesoría

Antonia María Martínez Femenía es una mujer alicantina de 58 años que tiene la vitalidad, el optimismo y la familia como principal arma. Es la mayor de cuatro hermanos, está casada y tiene dos hijos. A nivel laboral ejerce como administrativa en una Asesoría Jurídica, Laboral y Fiscal.

Antonia relata que ha vivido siempre en un clima de igualdad, desde el entorno familiar hasta el laboral. Cuenta que en su casa se destacó siempre la importancia de la figura femenina. Su madre era una mujer trabajadora que regentaba los negocios familiares, cuando lo normal era que las madres de la época no trabajaran y sólo se dedicaran a lo que se llamaba «sus labores».

Aunque sí que admite que su padre les generaba incomodidad por las costumbres de la época, los cuatro hermanos se han encargado siempre de las mismas tareas. «Hemos recibido las mismas posibilidades educativas y ayudas en el entorno familiar», asegura Antonia. Y ella, por su parte, ha criado a sus hijos «inculcándoles el respeto y la igualdad entre mujeres y hombres». Además, siempre ha intentado ser un ejemplo para ellos con su propia independencia en todos los ámbitos.

La administrativa asegura que para ella, la celebración del 8 de marzo «es la manera de visualizar la lucha que tiene la mujer por reclamar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en varios ámbitos: económicos, laboral, social, académico..., así como proteger sus derechos frente a cualquier forma de discriminación o violencia contra las mujeres». En este sentido, invita a las niñas y jóvenes de hoy en día a que «no dejen de luchar por sus derechos, sigan defendiendo la igualdad y se formen bien para poder seguir avanzando».

A las niñas y jóvenes de hoy en día

«No dejen de luchar por sus derechos, sigan defendiendo la igualdad»

Antonia Maria Martínez

Administrativa

Por su forma de ser y de vivir, Antonia Maria Martínez se autodenomina referente en materia de igualdad, al menos para su círculo cercano. «Tengo mi trabajo que me hace ser independiente económicamente, socialmente tengo mi grupo de amigas, practico deporte, he compartido y comparto con mi marido las tareas domésticas, la educación de nuestros hijos...», explica.

Además, considera que existen muchos referentes en la historia, en la política, etcétera. Pero además, considera que «cada persona puede tener sus referentes dentro de su familia, su ámbito laboral... Por ejemplo, mi madre era un modelo de mujer trabajadora y mis hermanas pueden ser referentes en su ámbito laboral».

En un contexto de reflexión, la administrativa tiene claro qué se diría a sí misma cuando era una niña. «Le diría que valorara la educación que recibí, ya que en tanto en la vida diaria, tareas domésticas, educación y trabajo recibí valores de igualdad entre hombre y mujeres», explica. Además, espera que algún día ya no sea necesario celebrar el Día Internacional de la Mujer, «ya que significaría que hemos avanzado y alcanzado una igualdad plena».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios