Borrar
Monos enjaulados en una vivienda particular de Granada. Guardia Civil

La Guardia Civil incauta dos monos de Gibraltar en una vivienda de Granada

Estaban enfermos y encerrados en jaulas oxidadas con salientes punzantes, no disponían de agua continua

María G. Astorga

Miércoles, 10 de julio 2024, 11:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Guardia Civil ha encontrado a dos monos de Gibraltar encerrados en el patio de una vivienda particular en Granada. El propietario del domicilio, un hombre de 56 años, está siendo investigado por dos delitos, uno contra la fauna y flora y otro por maltrato animal.

La intervención que comenzó tras una denuncia recibida en la oficina de atención al ciudadano de la Guardia Civil alertando sobre la presencia de los primates en las jaulas, ha terminado con la incautación de los animales. Un encierro que, según han informado los agentes de la investigación, se ha alargado durante más de quince años en condiciones deficientes.

Maltrato animal continuado

Esta especie animal se encuentra protegida en la convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres y además, la tenencia por particulares está prohibida. Veterinarios de la fundación han acompañado a los agentes al domicilio y han podido comprobar que se había ejercido un maltrato animal continuado.

Los monos, un macho y una hembra, estaban separados y encerrados en jaulas oxidadas con salientes punzantes, en condiciones higiénico-sanitarias deficientes. No disponían de agua continua ni cobijo en caso de condiciones meteorológicas adversas en uno de los casos. Presentaban signos de enfermedades derivadas de una mala alimentación, alopecia, caries, falta de piezas dentarias, poliuria y polidipsia asociada a diabetes, síndrome Cushing y otras enfermedades metabólicas.

Los primates padecen y pueden transmitir enfermedades graves a los humanos, como tuberculosis, sida o herpesrvirus. Mantener estos animales en cautiverio sin realizar pruebas analíticas necesarias para certificar que están libres de estas enfermedades, representa un riesgo significativo para la salud pública. En este caso, los primates llevaban quince años sin control veterinario como consecuencia de la situación de ilegalidad.

La Guardia Civil ha incautado a los animales y se han hecho cargo de ellos la Fundación AAP Primadomus para su cuidado y rehabilitación, si bien los dos ejemplares de macaca sylvanus se encuentran a disposición del Juzgado encargado del caso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios