Hospital de Torrevieja / Ayuntamiento de tORREVIEJA

Una familia denuncia mala praxis en el Hospital de Torrevieja: «Mi madre murió en los brazos de mi padre»

El entorno de Josefa Vázquez, 'Pepi', señala a la doctora que le dio el alta cuando «todavía se ahogaba»| La plataforma de afectados por la reversión del centro sanitario ha organizado una manifestación para exigir explicaciones de lo ocurrido

Alejandro Hernández
ALEJANDRO HERNÁNDEZ Alicante

El Hospital Universitario de Torrevieja sigue rodeado de polémica. Más de un año después de su reversión a la sanidad pública desde la gestión público-privada de Ribera Salud, la calidad asistencial está cada día más en entredicho.

El centro no goza de buena fama entre los profesionales y los pacientes. El último caso en agitar el avispero ha sido el fallecimiento de Josefa Vázquez, conocida como 'Pepi'. La familia denuncia una supuesta «mala praxis» por parte la doctora que le dio el alta cuando, según aseguran desde el entorno familiar, no estaba en condiciones de irse a casa.

Pepi comenzó el 2023 con una gripe. Se agravó hasta tal punto que su hija, Esther Jiménez, tuvo que llevarla - el día 3 de enero- al Hospital de Torrevieja debido a que se ahogaba al respirar. Esther destaca que su madre, a sus 77 años, estaba en perfectas condiciones. Jugaba con los niños y jamás había estado ingresada. Nada hacía presagiar lo que ocurriría horas después.

Le diagnosticaron una neumonía que le había provocado una insuficiencia renal y un virus no identificado

La hija de la fallecida cuenta a TodoAlicante lo que vivió en primera persona. Cuando llegaron al centro hospitalario tuvieron que esperar varias horas -algo bastante común en las urgencias de cualquier centro médico-. Una vez fue atendida, la hicieron pasar a un box donde le aplicaron oxígeno, ya que Pepi había llegado con una saturación muy baja.

Tras analizar la situación le realizaron un análisis de sangre, lo que permitó diagnosticarle una neumonía, que además le había provocado una insuficiencia renal y un virus no identificado. Como no había camas libres, los médicos decidieron trasladarla a observación, donde estuvo 36 horas ingresada, según el relato de Esther.

La hija de la difunta agrega que los médicos les prometieron que en el momento en que hubiese camas disponibles la subirían a planta, ya que teóricamente necesitaría varios días para curarse de la neumonía y averiguar el origen del desconocido virus.

El alta médica

Al día siguiente, a las 10.30, Pepi llamó a su hija. Ahogándose, les pedía que fuesen a recogerla, ya que la médica le había dado el alta, según contó. Algo que extrañó a sus familiares. Esther narra cómo enseguida salió camino del hospital. Al llegar, encontró el documento firmado por la doctora. Incrédula, pidió explicaciones a la responsable de la decisión.

La trabajadora se lo justificó. Pepi ya saturaba bien, a 96% -se considera una saturación buena a partir del 92%-. Pero Esther no compartía la medida. Notaba que su madre, en el momento que le quitaban el oxígeno, se ahogaba y no podía dar «ni tres pasos seguidos».

La doctora instó a Esther a llevarse a su madre a casa porque «no había camas y no les quedaba apenas oxígeno» y les ofreció un ventolín. La hija de Pepi relata que solicitó a la médica que al menos les proporcionase oxígeno, a lo que esta, según la denunciante del caso, se negó alegando que escaseaba y la animó a volver a visitar el centro médico si empeoraba la situación.

La paciente ya estaba en casa. Tras cinco horas su estado se agravó, por lo que su marido la montó en el coche para llevarla de vuelta al hospital. Mientras la colocaba en el asiento del copiloto el cuerpo de la mujer dijo basta. Pepi murió en los brazos de su marido.

La familia de la difunta denuncia que le deberían haber hecho un TAC

La autopsia ha revelado la causa de la muerte: un tromboembolismo pulmonar masivo bilateral que causó un shock cardiogénico. Se trata de un trombo o coágulo que viaja hasta las arterias pulmonares ocasionando sensación de falta de aire y disminución del oxígeno en sangre. En su caso, al ser masivo y bilateral, este trombo se encontraba en las arterias principales de ambos pulmones, lo que causó -secundariamente a esta falta de oxígeno- un fallo cardíaco y el fallecimiento, según confirman fuentes sanitarias.

La familia de la difunta denuncia que le tenían que haber hecho un TAC -tomografía axial computarizada- donde hubieran visto el trombo. Además, defiende la teoría de que al enviarla a casa en el momento que el trombo llegó al pulmón la asfixió. Los parientes creen que si hubiese estado ingresada Pepi seguiría viva.

Esther recuerda la llamada de su padre el día del trágico suceso. Un ataque de nervios se apoderó del hombre al ver la situación. El portero de la urbanización llamó a la ambulancia, que cuando llegó al lugar no pudo hacer nada por Pepi. Los familiares acudieron al hospital para solicitar explicaciones, pero garantizan que no salió nadie.

Manifestación

La plataforma 'Afectados por la reversión del Hospital de Torrevieja', presente en la red social de Facebook, ha organizado una manifestación para exigir que el director del centro acceda a hablar con la familia para darles una explicación de lo sucedido.

Los familiares demandan que les informen del motivo por el cual decidieron no practicar un TAC a Pepi, en el que -según sostiene Esther- podrían haber detectado el trombo que acabó horas más tarde con su vida.

Además, se protestará por el mal funcionamiento de las urgencias, «donde dan altas sin tenerlas que dar, con diagnósticos rápidos sin realizar las pruebas pertinenentes antes», afirman desde la plataforma.

La manifestación está convocada para el día 2 de febrero, de 10.30 a 12 horas, en la puerta del Hospital de Torrevieja.

El PP ya lo denunció

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular en Les Corts Valencianes, José Juan Zaplana, denunció en octubre la «caótica gestión» que sufre el Hospital de Torrevieja. El diputado aseguró que la situación obligó al alcalde de Pilar de la Horadada a pedir a los vecinos de la localidad que fuesen atendidos en la vecina Murcia «ante el mal servicio que reciben en el centro torrevejense».

Zaplana lamentó la situación que sufren los pacientes y trabajadores de un hospital «que llegó a ser referencia internacional y que ahora vive sumido en una total falta de medios y en una desorganización permanente».

TodoAlicante ha intentado recabar la versión del centro hospitalario o de la Conselleria de Sanidad en relación con los hechos denunciados por la familia de Josefa Vázquez, sin recibir hasta el momento ninguna respuesta.