Borrar
Marta Gonzálvez, megáfono en mano, este viernes en la plaza del Ayuntamiento de Alicante. TA
La familia de un menor de Petrer que murió en el Hospital pide 21 años de prisión para las médicos que lo atendieron

La familia de un menor de Petrer que murió en el Hospital pide 21 años de prisión para las médicos que lo atendieron

La fiscalía solicita penas inferiores a dos años por el homicidio imprudente de Aitor Esteban, que falleció en 2020 después de que se le administrara indebidamente un fármaco que presuntamente causó su deceso

Pau Sellés

Alicante

Viernes, 3 de mayo 2024, 16:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con el megáfono en la mano y el corazón en la garganta, Marta Gonzálvez ha vuelto a clamar este viernes justicia por la muerte de su nieto Aitor Esteban. Lo ha hecho desde la plaza del Ayuntamiento de Alicante, arremetiendo directamente contra el sistema de justicia, días después de que un juzgado de Elda haya abierto juicio oral contra las dos médicas que atendieron al menor de 8 años en Petrer antes de su muerte, y que están acusadas de mala praxis médica. 

Marta, tutora legal del menor y su abuela biológica, ha clamado contra la decisión de la fiscalía de pedir penas de prisión de entre dos años y un año y cuatro meses respectivamente a las dos facultativas, cifra que está lejos de los 21 años de prisión que reclama para ambas la madre a través de su abogada. 

Gonzálvez lamenta amargamente que la Fiscalía haya considerado la muerte como un delito imprudente, y que por tanto no vea en este caso homicidio doloso y omisión del deber. «La justicia ha demostrado ser ciega, sorda y muda», ha señalado desde la plaza del Ayuntamiento de Alicante la tutora legal de Aitor, exigiendo que la causa contra las dos facultativas vaya por la vía penal.

La familia denuncia «desidia» profesional

La mala praxis a la que alude la acusación, y que ha sido ratificada por la justicia, reside en el hecho de que los familiares llevaron al joven Aitor hasta en cinco ocasiones al centro sanitario antes de que falleciera, sin que se le hiciera un diagnóstico certero. El motivo de la primera visita, que se produjo en un centro de salud de Petrer, fue el fuerte dolor abdominal que sufría el niño, lo cual motivó cuatro consultas sucesivas, para las que también se recurrió a las Urgencias del Hospital de Elda. 

En la última de estas visitas, una de las dos médicos para las que se pide pena de cárcel inyectó un medicamento que, según denuncia la familia, no era recomendado para menores de 12 años, y que pudo precipitar la muerte. El deceso se produjo el 28 de octubre de 2020, momento desde el que la familia ha pedido insistentemente que se haga justicia contra las dos médicas a las que acusa de «desidia» en el ejercicio de su profesión. 

Acompañando a Marta este viernes en Alicante ha estado la madre del difunto Aitor García Ruiz, otro joven que falleció hace seis años en Madrid también por una presunta negligencia médica, y cuyo caso se ha visibilizado este viernes en apoyo a la causa de la familia alicantina.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios