Borrar
Electrocardiograma. Archivo
Las enfermedades cardiovasculares matan a 10.000 europeos al día

Las enfermedades cardiovasculares matan a 10.000 europeos al día

La OMS propone establecer un límite de sal en los alimentos para prevenir problemas de salud relacionadas con el corazón

Miércoles, 15 de mayo 2024, 09:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuatro de cada diez muertes anuales en Europa tienen una misma causa: enfermedad cardiovascular. O lo que es lo mismo: 10.000 muertes diarias o cuatro millones al año por afecciones relacionadas con el corazón. «Es una cifra asombrosa, pero lo peor es que sabemos cómo reducirla», señala Hans Henri P. Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa.

Detrás de estas muertes subyacen problemas cardíacos, en algunos casos congénitos y en otros derivados del día a día y de la forma de vida. «En este último caso se pueden controlar y vigilar», señala el directivo de la OMS. El último informe de este organismo dependiente de Naciones Unidas está centrado en la vigilancia y resolución de los problemas cardíacos bajo el título 'Acción sobre la sal y la hipertensión'. «La mayoría de las personas en Europa consume demasiada sal», concluye la investigación.

En concreto, el consumo per cápita en el Viejo Continente roza el kilogramo al año. La ingesta diaria ronda entre los 9 y 19 gramos diarios, muy por encima de los 5 gramos como nivel máximo recomendado por la OMS. «Casi todos los países de la región lo superan y ponen en riesgo la salud de su población», añade la investigación.

«La implementación de políticas específicas para reducir el consumo de sal en un 25% podría salvar aproximadamente 900.000 vidas»

Un consumo excesivo de sal está relacionado con muchas enfermedades cardiovasculares y es el principal factor de la hipertensión, «el principal factor de riesgo de muerte y discapacidad en Europa», apunta la OMS.

Según sus datos, más de uno de cada tres adultos europeos de entre 30 y 79 años tiene hipertensión. «La comida callejera y los alimentos procesados suelen ser los principales culpables», señalan los investigadores. «La implementación de políticas específicas para reducir el consumo de sal en un 25% podría salvar aproximadamente 900.000 vidas debido a enfermedades cardiovasculares para 2030», concluyen.

Limitar la sal

La presión arterial alta es el principal factor de riesgo de muerte y discapacidad en Europa y causa casi una cuarta parte de las muertes y el 13% de las discapacidades. Por lo general, no presenta síntomas y, si no se controla, puede tener consecuencias potencialmente devastadoras, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Este nuevo informe promueve un enfoque integrado para reducir el consumo de sal y controlar mejor los niveles de hipertensión. Entre las propuestas, la Organización Mundial de la Salud propone establecer límites obligatorios a la cantidad de sal en los alimentos de consumo común, incluidos los alimentos manufacturados y los alimentos que se sirven en establecimientos de comida y comedores.

42,6% de la población adulta española

es hipertensa

Los autores de la investigación denuncian el negocio de la industria alimentaria. «Los alimentos con alto contenido de sal tienden a generar mayores ganancias, pero lo cierto es que estos alimentos ponen en riesgo la salud de los clientes».

Sin embargo, el sector de la alimentación no es el único señalado, el sanitario también recibe varias recomendaciones. La hipertensión es una de las principales enfermedades infradiagnosticada y «debe tratarse con protocolos de tratamiento estandarizados en entornos de atención primaria», advierte la OMS. «Es fundamental mejorar el acceso a medicamentos y dispositivos médicos esenciales para las personas diagnosticadas con hipertensión», añaden.

En España, el 42,6% de la población adulta española es hipertensa, más los varones (49,9%) que las mujeres (37,1%). Pero el 37,4% de los hipertensos están sin diagnosticar, más los varones (43,3%) que las mujeres (31,5%). «Es fundamental mejorar el acceso a medicamentos y dispositivos médicos esenciales para las personas diagnosticadas con hipertensión», destacan. «Con estas medidas, los tomadores de decisiones pueden reducir en casi un millón las muertes anuales», sentencian.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios