Borrar
Mascletà en Luceros Miriam Gil Albert
¿Cuántos decibelios alcanza la mascletá y a partir de qué límite es perjudicial para los oídos?

¿Cuántos decibelios alcanza la mascletá y a partir de qué límite es perjudicial para los oídos?

Se estima que 4 de cada 10 menores han sufrido traumas acústicos debido al ruido en fiestas como las Hogueras

Pau Sellés

Alicante

Jueves, 20 de junio 2024, 11:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los fuegos artificiales y petardos que llenan de luz y sonido los festejos de Hogueras tienen una contrapartida: los problemas de nuestra salud auditiva. Se estima que 4 de cada 10 españoles menores de 35 años han sufrido alguna vez un trauma acústico debido al ruido excesivo en su entorno, tal y como expone el reciente Estudio sobre Salud Auditiva en España elaborado por GAES.

En actos como la mascletà se pueden alcanzar niveles de ruido extremadamente altos, superando los 150 decibelios. Para poner esto en perspectiva, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el límite seguro de exposición al ruido es de 85 decibelios, y para ruidos impulsivos como los petardos, el límite es de 140 dB para adultos y 120 dB para niños.

La pérdida auditiva temporal o permanente y tinnitus (pitidos en los oídos) son algunas de las consecuencias que tiene la exposición a ruidos elevados

La exposición prolongada a niveles elevados de ruido durante la explosión de petardos puede tener serias consecuencias para la salud auditiva, como pérdida auditiva temporal o permanente y tinnitus (pitidos en los oídos). Para minimizar estos riesgos y disfrutar de las celebraciones de manera segura, es fundamental seguir un conjunto de medidas preventivas interrelacionadas.

«Es esencial concienciar a la población sobre los riesgos del ruido excesivo durante eventos festivos como la Noche de San Juan y la importancia de proteger adecuadamente nuestra audición. Las medidas preventivas, como el uso de protección auditiva y mantener distancia de fuentes de ruido intenso, son clave para disfrutar de manera segura de las festividades y preservar nuestra salud auditiva a largo plazo», señala Francesc Carreño, responsable del Área Social e Investigación en Audiología de GAES,

La pérdida auditiva no solo afecta la capacidad de oír, sino que también tiene un impacto significativo en la salud mental y social. Más de la mitad de los españoles considera que la pérdida auditiva puede provocar problemas de salud mental. Además, el 66,7% cree que provoca aislamiento social y el 74,1% que afecta al desempeño en el trabajo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios