Borrar
La portavoz del Consell, Ruth Merino. GVA
El Consell no descarta «nada» en contra del acuerdo entre PSOE y Junts

El Consell no descarta «nada» en contra del acuerdo entre PSOE y Junts

La Generalitat apoyará las movilizaciones sociales «sin violencia» | Reivindicarán «lo mismo o más» que Cataluña en caso de cesión de tributos

Viernes, 10 de noviembre 2023, 14:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El acuerdo rubricado este jueves por el PSOE y Junts que permite investir presidente a Pedro Sánchez a cambio de una ley de amnistía y otras prebendas no ha sido el final sino el principio. La Generalitat Valenciana ya se ha puesto en frente. Primero, con la declaración institucional del presidente de la Generalitat, Carlos Mazón. Y este viernes ha sido la portavoz del Consell, Ruth Merino, la que tal vez haya ido más allá.

El gobierno valenciano «no descarta nada» para protestar contra la amnistía que recoge el pacto de investidura entre el PSOE y Junts per Catalunya. Ha apuntado a «acciones judiciales» o «apoyo a movilizaciones sociales». Por el momento, sin ninguna convocatoria oficial de la Generalitat como pedía el vicepresidente de Vox, Vicente Barrera, de movilizar a la sociedad desde el ejecutivo.

Sin embargo, irán «sopesando» cualquier medida según «esté negro sobre blanco» la ley en el Congreso. «Nos tememos lo peor», ha reconocido Merino. Y esto no ha hecho sino comenzar. La portavoz ha calificado de «infamia» este acuerdo y ha considerado que supone un «quebranto de la constitucionalidad» y una «dinamitación de la separación de poderes».

De hecho, ha advertido que en los próximos días se va a «ser testigo de la continuidad de esta afrenta» y de la «ruptura de la igualdad y la equidad entre todos los españoles» que van a quedar como «ciudadanos de segunda» ante los independentistas.

El regreso de las empresas

Si entre las medidas puestas en marcha para fomentar el regreso de empresas a Cataluña -como contempla el acuerdo entre PSOE y Junts para la investidura-, y «el Gobierno de España realiza alguna acción» por la que desde la Comunitat Valenciana se sientan «afrentados», el Consell se lo hará saber al Ejecutivo central. Por el momento, las dos principales empresas que pasaron la sede social de Cataluña a Valencia, La Caixa y Banco Sabadell, han manifestado su intención de continuar.

Merino ha afirmado que las empresas que se trasladaron a la Comunitat «dentro del ejército de su libertad» van a encontrar «una oportunidad para venir, crecer, crear riqueza y sentirse bien acogidas y con las puertas abiertas». En ese sentido, la también consellera de Hacienda ha apuntado que las empresas, en el ejercicio de su libertad, «harán lo que consideren», pero en la Comunitat van a «sentirse acogidas».

Con todo, ha añadido: «Si el gobierno de España, en su afán por intervenir y por contentar siempre los mismos, realiza alguna acción por la que nos sentamos afrentados en este aspecto, desde luego nos va a tener enfrente«.

Asimismo, sobre la posible cesión del 100% de la recaudación de los impuestos a Cataluña y si el Consell pediría la cesión de algún tributo, Merino ha criticado que en el acuerdo «se quiere un cupo vasco a la catalana» y que esto «tiene visos de que pueda ser inconstitucional»

«En cualquier caso, nosotros no estamos en eso. No vamos a entrar en esa transacción entre derechos constitucionales o valores constitucionales a cambio de dinero, de privilegios, independencia o amnistía como hacen otros», ha expuesto Merino. Pero también ha advertido que si hay alguna prebenda en beneficio solo de Cataluña, desde el gobierno valenciano serán «los primeros en reivindicar lo mismo o más para la Comunitat Valenciana, porque esta autonomía sí está infrafinanciada desde hace muchísimos años y no otras«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios