Borrar
Helmut Berger en 'Luis II de Baviera. El rey loco', largometraje de Luchino Visconti de 1973.
Muere Helmut Berger, el actor que encarnó la belleza y la perversión

Muere Helmut Berger, el actor que encarnó la belleza y la perversión

El actor favorito y pareja de Luchino Visconti, que derribó tabúes sexuales en el cine, fallece a los 78 años tras una vida de excesos

Jueves, 18 de mayo 2023, 20:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Helmut Berger ya pertenecía a las enciclopedias del cine y a las hemerotecas de las revistas del corazón cuando el Festival de Venecia de 2015 estrenó un documental titulado escuetamente 'Helmut Berger, actor'. El que fue calificado en su día por la revista 'Vogue' como 'el hombre más atractivo del mundo', el actor fetiche de Luchino Visconti y pareja en el tramo final de su vida, malvivía en un mugriento apartamento heredado de su madre en las afueras de Salzburgo con 200 euros al mes. «En mi mejor época, practicaba sexo cuatro veces al día, y siempre haciendo tríos», revelaba el actor, que confesaba haber acompañado sus orgías durante décadas de caviar, cocaína y champán. La leyenda dice que hasta encargó un canuto de oro a Bulgari para esnifar coca. En el documental, Berger no dudaba en intentar seducir a su director, el austriaco Andreas Horvath: «¿Te hago una mamada y lo dejamos aquí?», le planteaba. El filme se cerraba con su protagonista masturbándose ante la cámara.

Berger nunca ocultó que le hubiera gustado morir en 1976, cuando falleció su descubridor. El 'viudo de Visconti', como se calificaba, intentó suicidarse entonces, a los 32 años, pero ha tenido que esperar a los 78 para morir en Salzburgo, como ha informado su agente. El actor austriaco había anunciado su retirada en 2019, poco después de intervenir en 'Liberté', del catalán Albert Serra. Su fallecimiento, según declara su representante, ha sido «pacífico y sin embargo inesperado». Disfrutó plenamente de la dolce vita durante toda su existencia, añade el agente. «He vivido tres vidas y en cuatro idiomas. Je ne regrette rien! (no me arrepiento de nada)», decía.

El actor Helmut Berger en el cénit de su carrera.
El actor Helmut Berger en el cénit de su carrera.

Helmut Berger fue una estrella del cine europeo en los años 60 y 70. Nacido en 1944 en Bad Ischl (Austria), parecía condenado a seguir con el negocio de hostelería de su familia. Trabajó como extra en Roma hasta que Visconti le descubre en 1964 y queda prendado de su belleza. Tres años después protagoniza uno de los episodios del filme colectivo 'Las brujas'. En 1969 interviene en 'La caída de los dioses', la crónica de una familia de industriales alemanes durante la llegada al poder de los nazis en 1933. Berger encarna a un joven incestuoso y pedófilo, que aparece travestido de mujer al inicio del filme.

Con Coppola y Chabrol

Visconti también le proporcionó el papel más complejo de su carrera en 'Luis II de Baviera. El rey loco', que desmitificaba la figura de la emperatriz Sissí, encarnada por Romy Schneider. Otros directores que reclamaron sus servicios fueron Vittorio de Sica en 'El jardín de los Finzi-Contini', Claude Chabrol para su miniserie sobre Fantomas, Tinto Brass para 'Salón Kitty' y Francis Ford Coppola en la tercera parte de 'El padrino'. También se puso a las órdenes de los españoles Antoni Ribas ('Victoria!') y Jesús Franco ('Los depredadores de la noche').

Helmut Berger en el Festival de Cannes de 2014.
Helmut Berger en el Festival de Cannes de 2014. AFP

Compartir la pantalla junto a Elizabeth Taylor y Henry Fonda en 'Miércoles de ceniza' o aparecer en nueve episodios de 'Dinastía' también se cuentan entre los méritos del actor, que en el documental 'Helmut Berger, mi madre y yo' (disponible en Filmin) se definía como «un hombre hecho a sí mismo». A los 29 años, sin haber estudiado apenas Interpretación, era el actor de habla alemana más reconocido del mundo. Le ofrecían cantidades millonarias por película y los ricos le reclamaban en sus fiestas. Era el paradigma de la elegancia, la belleza y la perversión, afirma el documental. «Y eso era una mierda», afirma su protagonista.

Berger dejó de actuar durante casi una década en 2000 para cuidar de su madre y estuvo casado tres años con la actriz Francesca Guidato, que le acabó acusando de bigamia cuando el actor se lió con un joven conocido en Alemania como 'Botox Boy'. Miguel Bosé ha confesado que conoció el sexo y el amor con él, compitiendo con su propia madre, Lucía Bosé. La lista de conquistas de la que alardea en sus memorias es prolija: Nureyev, Ursula Andress, Bianca y Mick Jagger...

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios