Borrar

Santiago de Garnica Cortezo

Sábado, 20 de mayo 2023, 04:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un pick-up truck o pick-up es un automóvil con una zona de carga abierta en su parte posterior, conocida como bañera. En los Estados Unidos el termino pick-up es utilizado solamente para lo que ellos denominan camiones ligeros, mientras que en otras partes del mundo este término se puede referir a un automóvil de dos puertas con la parte trasera para carga. En Australia y Nueva Zelanda, donde nace el primer pick-up de la mano de Ford, en el año 1932, se les denomina Ute y son tan populares como en los propios Estados Unidos. En Hispanoamérica se habla de «camionetas», y en Sudáfrica, reciben el nombre de Bakkie, derivado de la palabra en afrikaans «Bak», que significa «Tazón».

Ahora también se habla de Sport Utility Trucks, que son los pick-ups derivados de SUV o todoterrenos.

Pero volviendo a Estados Unidos, donde son todo un fenómeno cultural, el automóvil más vendido es un Pick-up, el Ford F-150. El mercado USA es enorme: el año pasado se vendieron casi catorce millones de coches nuevos.

Y como de costumbre, los pick-ups de Ford (F Series), Chevrolet y RAM fueron los modelos más vendidos en la tierra del Tío Sam. Es sin duda la patria de este tipo de vehículo, donde Texas representa un papel muy especial, ya que allí se vende el 14% de este tipo de vehículos

En la granja y en la iglesia

Los «pick-ups» son una parte del paisaje estadounidense. Es una larga historia que casi conecta con los granjeros americanos del siglo XIX y sus carretas, pues no en vano los pick-up son, en cierto modo, herencia de aquellas. Ese nexo de unión se ve con claridad en el Ford T nacido en el año 1909. Muchos de ellos fueron transformados, incorporando una caja para ser utilizados como vehículo de transporte de mercancías.

El 27 de julio de 1917, la propia Ford lanza un camión ligero derivado del T bajo el nombre de «TT 1Ton», que fue un verdadero éxito comercial El TT, que conservaba la cabina y el motor del Modelo T, podía transportar una tonelada de carga útil. El precio de fábrica era de 600 dólares; Ese año se vendieron 209 unidades.

En 1925 la firma del ovalo lanzó el 'Model T Ronabout with Pickup Body'. Costaba 281 dólares y se vendieron más de treinta y cuatro mil unidades, convirtiéndose en el automóvil de granja por antonomasia. Para 1928, Ford había vendido 1,3 millones de modelos TT antes de reemplazar la camioneta con el modelo AA más capaz con un chasis de 1,5 toneladas. Según Bob Kreipke, historiador de Ford. «Los camiones modelo AA en particular tenían cierta clase, sus propietarios podían usarlos en la granja y llevarlos a la iglesia el domingo».

El Ford A, que sustituyó al T en 1927, continuó la saga con los «Open» y «Closed Cab Pick-Up» y el «De Luxe Pick-Up», hasta el año 1931, en pleno debacle económica.

Sustituto del TT, el AA era un derivado del A y ofrecía mayor capacidad
Sustituto del TT, el AA era un derivado del A y ofrecía mayor capacidad F. P.

Al igual que el Modelo TT, el Modelo AA estaba disponible exclusivamente como chasis cabina en dos longitudes, con nuevas opciones de motor y ejes para una mayor capacidad.

Para mantenerse a la vanguardia en lo que se había convertido en un negocio muy competitivo, Ford reemplazó el Modelo AA con el Modelo BB aún más capaz en 1933. Muchos estaban equipados como vehículos de correo y de carga, o ambulancias. Dos años más tarde, Ford presentó el modelo 50 de 1935, impulsada exclusivamente por su famoso motor Ford Flathead V8.

El 50 de 1935, contó con un motor V8
El 50 de 1935, contó con un motor V8 F. P.

Para 1941, Ford había vendido más de 4 millones de camiones. El cambio a la producción de guerra dio como resultado la pérdida de ventas a particulares, pero se ganó en experiencia en la construcción de chasis de camiones militares de servicio pesado y vehículos de transporte de personal con tracción en las cuatro ruedas. Un año después de que se reanudara la producción de vehículos civiles en 1947, Ford aprovechó ese conocimiento.

Llega el F-1

Será el año 1948 el que marque un antes y un después. El 16 de enero la Ford Motor Company reveló públicamente el icónico pick-up F-1, a partir del legado de la serie F de camiones. «Después de la guerra, muchos estadounidenses rurales se mudaron a centros urbanos y suburbanos en busca de trabajo, y muchos se llevaron sus camionetas Ford con ellos», dice Kreipke. «Ford vio esto como una oportunidad y comenzó a trabajar en la próxima generación de camionetas para 1948, lo que se conoció como «F-Series Bonus Built».

Tras la II Guerra Mundial, la primera generación de las «F» marca un antes y un después
Tras la II Guerra Mundial, la primera generación de las «F» marca un antes y un después F. P.

Esta serie F de primera generación cubría las capacidades de las clases 2 a 7, desde el F-1 de media tonelada hasta el F-8 mucho más grande con cabina. Con la llegada de la Serie F de segunda generación en 1953, Ford aumentó la potencia y la capacidad del motor y cambió el nombre de la serie. La F-1 se convirtió en la F-100, mientras que las camionetas F-2 y F-3 se integraron en la nueva línea F-250, y la F-4 se convirtió en F-350.

Desde 1948, millones de trucks, como les llaman los americanos, han llevado con orgullo la insignia de F-Series. En concreto es en 1953 cuando el nombre de F-100 aparece por vez primera junto a los F-250 y F-350. Esas denominaciones se mantienen setenta años después.

Los «Rancheros»

De forma paralela a los clásicos pick-up nos encontramos con los Falcon «Rancheros» desde el año 1957. Se trata de derivados de los Ford Station Wagon o familiares, pero en que a partir del montante central la carrocería es transformada en una bañera de carga al estilo de un pick-up, pero su vida fue más corta.

Ford Falcon Ranchero, un tipo de carrocería muy de los «sesenta»
Ford Falcon Ranchero, un tipo de carrocería muy de los «sesenta» F. P.

Tanto los F-Series como los rancheros no se han escapado a la fiebre de los transformadores, sirviendo de punto de partida a numerosas preparaciones de motores (con potencias brutales) y de carrocerías. En realidad, hay toda una industria de transformadores, conformada por pequeñas y menos pequeñas firmas de fabricantes de piezas y preparadores en la misma línea de los que se ocupan del mercado de las customs de dos ruedas.

Los pick-ups son parte indisociable del paisaje americano
Los pick-ups son parte indisociable del paisaje americano F. P.

En los Estados Unidos hay un verdadero culto a este tipo de vehículos, con clubes que agrupan a sus propietarios para compartir experiencias y preparaciones. Los pick-up nos los podemos encontrar en las granjas, participando en competiciones reservadas a ellos o en un rodeo con un enorme semirremolque para llevar los caballos.

Más información

Se puede decir que el pick-up es hoy un verdadero símbolo en los Estados Unidos, es parte de su cultura, de un modo de vida. Nunca un tipo de automóvil habrá estado tan identificado y durante tanto tiempo con una sociedad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios