Borrar
Nuevo lanzamiento de alimentos sobre Gaza City en la mañana de este lunes. AFP
Israel arremete de nuevo contra Sánchez y le acusa de «recompensar al terrorismo»

Israel arremete de nuevo contra Sánchez y le acusa de «recompensar al terrorismo»

El Gobierno hebreo denuncia que los mensajes a favor de la declaración del Estado palestino envían «una señal» a Hamás de que los atentados son respondidos con «gestos políticos»

T. Nieva

Lunes, 25 de marzo 2024, 14:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Gobierno de Israel ha reavivado sus críticas al presidente Pedro Sánchez por el anuncio de que el Ejecutivo español se propone reconocer al Estado palestino antes del final de la actual legislatura. Tel Aviv ha vuelto a señalar que las palabras del mandatario socialista suponen, a su entender, una «recompensa al terrorismo» y una «señal a Hamás» de que los atentados «serán respondidos con gestos políticos». Éste es el tercer choque entre los dos gobiernos desde que Sánchez expusiera en octubre que la solución de los dos Estados es la única capaz de resolver la crisis bélica en Gaza, donde han muerto ya 32.200 palestinos.

El portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, Lior Haiat, ha replicado este lunes los dos mensajes que España trasmitió el viernes sobre la guerra. Uno, el personal de Sánchez. Y dos, el comunicado conjunto firmado con Irlanda, Malta y Eslovenia revelando que los cuatro países están decididos a promover el reconocimiento del Estado de Palestina como «única vía para lograr la paz y la seguridad» en la región. Su declaración no ofrece una fecha determinada y señala que actuarán cuando «las circunstancias sean las adecuadas».

En contra de esta postura, Israel recuerda que la resolución del conflicto «sólo será posible mediante negociaciones directas entre las partes» y advierte que «cualquier compromiso en el reconocimiento de un Estado palestino solo aleja alcanzar una solución e incrementa la inestabilidad regional» El portavoz diplomático asegura que «la única manera de combatir el terrorismo palestino es condenar inequívocamente a Hamás por los crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y los delitos sexuales que cometió durante el ataque del 7 de octubre y sigue cometiendo, y hacer un llamamiento explícito a la liberación de todos los rehenes».

Un choque que viene de lejos

La indignación israelí con Pedro Sánchez no es nueva. Ya durante su investidura como presidente anunció la voluntad de hacer una declaración unilateral sobre el reconocimiento de Palestina que sentó mal en Tel Aviv. El mandatario español viajó también a la región en compañía del primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, para entrevistarse con Benjamín Netanyahu, el presidente de Israel, Isaac Herzog, y el líder de la Autoridad Palestina, Abbu Habbás. Con el primer ministro israelí mantuvo una entrevista en la que, según La Moncloa, el líder español condenó el atentado de Hamás y previno a Netanyahu contra «la insoportable» muerte de civiles en la Franja. A la vuelta de ese viaje, y en una entrevista en televisión, Sánchez dijo albergar «dudas» de que Israel estuviera cumpliendo con las reglas del Derecho Internacional en su incursión militar en Gaza.

El gabinete de Netanyahu ha convocado hasta en cuatro ocasiones en un mes al embajador español para trasladarle su reprimenda

Los desencuentros entre los dos gobiernos son más que notorios. Las declaraciones cruzadas del presidente Sánchez y el Ministerio de Exteriores dirigido por José Manuel Albares con el Ejecutivo israelí, que ha llegado incluso a acusar al Gobierno español de «apoyar el terrorismo», se han traducido en un baile continuo de embajadores. Madrid llamó al representante israelí en España para expresar su protesta por las «inaceptables» acusaciones lanzadas desde Tel Aviv. Y el gabinete de Netanyahu ha convocado hasta en cuatro ocasiones en un mes al embajador español para trasladarle su reprimenda por las «falsas» declaraciones de Sánchez, al que ha catalogado como «hostil a la nación judía».

Las críticas del Gobierno israelí también tienen habitualmente a otro español como destinatario: Josep Borrell. Desde que el jefe de la diplomacia europea abogase por la fórmula de los dos Estados e instase a detener la guerra, los roces con el gabinete hebreo se han convertido en auténticos golpes. Mientras Borrell ha denunciado la catástrofe de la hambruna y hace una semana revindicó el embargo de armas a Israel, el Ministerio de Exteriores de este país ha expresado su «pérdida de confianza» en el alto representante de la UE, de quien dice que ha caído «del lado palestino».

Las críticas del Gobierno israelí también tienen habitualmente a otro español como destinatario: Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea

El Gobierno hebreo ha declarado oficialmente que «no lo considera un interlocutor equilibrado de la UE» y ha señalado que las conversaciones con la Unión Europea deberán realizarse a través de otro representante comunitario. Posiblemente, por encima de Borrell en la lísta de líderes políticos menos deseados Israel solo haya colocado a António Guterres, a quien Netanyahu no coge el teléfono desde octubre mientras su gabinete exige repetidamente que dimita de su cargo de secretario general de la ONU.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios