Borrar
Un soldado patrulla por una calle de Puerto Príncipe. Clarens SIFFROY / AFP
El clima de violencia extrema impide al primer ministro Henry regresar a Haití

El clima de violencia extrema impide al primer ministro Henry regresar a Haití

Permanece varado en Puerto Rico mientras el país se desangra con un Estado fallido

M. V.

Jueves, 7 de marzo 2024, 18:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, continuaba anoche varado en Puerto Rico debido a la violencia extrema que vive su país y la falta de consenso sobre su futuro, con insistentes presiones para que presente su renuncia. La mediación de la Comunidad del Caribe (Caricom) para alcanzar «una solución política» ha resultado infructuosa y cada vez son más las peticiones internacionales para que se proceda a formar un consejo presidencial de transición hasta la convocatoria de elecciones. Sin embargo, esta vía parece ser rechazada por Henry, que se aferra a su cargo.

La situación «es insostenible», según Naciones Unidas. De la misma opinión es Washington, que reclama unos comicios «libres y justos», en palabras del portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller. Mientras, desde Puerto Príncipe, el poderoso jefe de una coalición de bandas armadas Jimmy Chérizier, alias 'Barbecue', reiteró ayer que si Henry no se echa a un lado, «Haití se encaminará directamente hacia un genocidio».

El discutido primer ministro llegó a Puerto Rico el miércoles después de varios días en paradero desconocido y de que República Dominicana –que comparte la isla La Española con Haití– rechazara una «escala indefinida» en su territorio para evitar comprometer su seguridad nacional.

Custodiado por el FBI

Puerto Rico es un estado libre asociado a Estados Unidos, lo que implica un cierto grado de autonomía, pero fronteras, defensa y relaciones exteriores son responsabilidades que se reserva Washington. La seguridad del primer ministro haitiano está de hecho a cargo de las agencias federales en la isla, principalmente el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Mientras, Haití vive desde el domingo en estado de emergencia y toque de queda en el departamento del oeste, donde está la capital, Puerto Príncipe. Estas medidas fueron adoptadas tras la toma de la principal penitenciaría del país por parte de bandas criminales, que liberaron a alrededor de 3.000 presos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios